Herbicida Glifosato: no más envenenamiento

Plantación de soja transgénica
188.582 participantes

Fin de la petición: 9 sept. 2016

La licencia para usar glifosato en Europa expira en junio. La Comisión Europea pretendía renovarla para otros 15 años. Pero el 7 de marzo 2016, en la votación a puerta cerrada del Comité de Expertos, la UE pisó el freno por falta de mayoría. Decisión postergada. Por favor, ayude presionar para que prohíban el pesticida.

Carta

Para: Unión Europea y gobiernos de los estados miembro

El uso del herbicida venenoso glifosato debe prohibirse y desaparecer de nuestros alimentos. No prolonguen el permiso al glifosato en la Unión Europea.

Leer la carta

El glifosato es la sustancia activa de herbicidas como el Roundup de Monsanto y es el hebicida más vendido del mundo. Cada vez más glifosato envenena el medio ambiente y nuestros alimentos. No sólo se encuentran rastros de la sustancia en los suelos agrícolas, sino también en las aguas y hasta en alimentos como la leche materna, harinas, el pan y hasta como se publicó recientemente en Alemania la cerveza; y también se ha encontrado en la sangre y la orina humana.

El pasado año la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer IARC de la Organización Mundial de la Salud OMS clasificó el glifosato como mutagénico y probablemente carcinógeno (cancerígeno) para el ser humano. Por su parte la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria EFSA de la UE rebajó esta categorización a "improbable".

Francia, Países Bajos, Suecia e Italia se oponen a apoyar el informe de la EFSA que además se basa en seis informes financiados por la industria que no han sido publicados en su totalidad y votarán contra el glifosato.

Lo mismo piensan cientos de miembros de la comunidad científica que exigieron la rectificación inmediata de la decisión de EFSA. Que no es digna de crédito, dicen las personas expertas.

A pesar de todas las advertencias, la Comisión Europea quiere permitir el uso de glifosato para otros 15 años, hasta el año 2031 (ver borrador y anexo en inglés). Como el 7 de marzo 2016, durante una votación secreta del Comité de Expertos no hubo mayoría, la Unión Europea pisó el freno. La decisión fue postergada probablemente para el 18 de mayo 2016.

Todavía podemos detener el uso de glifosato en la UE. Por favor, firma nuestra petición.

Más información

En el momento de la autorización de un producto fitosanitario, la Unión Europea exige "garantizar que se utilicen adecuadamente para los fines previstos en su etiqueta". Pero una vez comercializados, cualquier persona tiene acceso a los mismos, y lo cierto es que cada vez se fumiga más y sin ningún tipo de control con este producto no sólo en la agricultura, sino también en espacios como solares, parques, jardines o cunetas. Nos guste o no aumenta nuestro contacto con la sustancia.

La aprobación del documento presentado por la Comisión Europea depende de una mayoría cualificada en el Comité de Expertos responsable de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos. Al menos el 55 por ciento de los Estados Miembros que representan más del 65 por ciento de la población europea debían participar en la votación a puertas cerradas.

Si en la próxima reunión el 18 de mayo no se da una mayoría cualificada ni para la prolongación del permiso ni para su fin, una comisión de apelación tendría en sus manos la decisión.

En junio de 2016 caduca la licencia para el uso de glifosato. La agricultura podría sobrevivir tranquilamente sin este pesticida. Para algunas empresas tal vez significará un porcentaje algo menor de ingresos.

Entre el 12 y el 16 de octubre de 2016 tendrá lugar en La Haya el Tribunal contra Monsanto, durante el cual numerosas organizaciones evaluarán de manera independiente los hechos que se le imputan a Monsanto y juzgarán los daños ocasionados por esta multinacional. El Tribunal se basará en los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos, adoptados por la ONU en 2011.

Lobby químico redacta textos de leyes

Las multinacionales químicas no quieren soltar el negocio billonario con productos con glifosato. Se calcula que en un año se producen unas 800.000 toneladas de glifosato en el mundo. Lobbistas de la industria estrechan sus manos con políticos en Bruselas, Berlín y otras capitales europeas. Influencian con éxito las decisiones políticas. Sobre la influencia de los lobbies de las industrias en Europa han reportado periodistas reconocidos como Jordi Ebole (Ver programa Salvados: El Lobby Feroz).

En lugar de aplicar el principio de precaución, las agencias europeas se manejan con evaluaciones de riesgo basadas en medios cuestionables. Evalúan sobre todo los estudios que encargan los propios fabricantes de pesticidas y que en parte ni siquiera se publican. Por lo tanto, los resultados no son ni científicamente independientes ni verificables.

Inadecuado alcance de los estudios

Además se limita la evaluación de la UE sólo a la sustancia glifosato. Los productos de fabricantes como Monsanto, Bayer, BASF, Dow Chemical y Syngenta contienen sin embargo también otras sustancias potencialmente venenosas para la salud. Las mezclas de químicos pueden contener en su combinación otros efectos sobre la salud distintos al glifosato puro.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer IARC de la Organización Mundial de la Salud OMS contempló por eso los efectos sobre la salud de los herbicidas a base de glifosato listos para la venta. La IARC concluye sobre el resultado que el glifosato daña el ADN y es probablemente cancerígeno.

Una sustancia a menudo mezclada con el glifosato es POEA (polioxietil amina). Este surfactante permite al glifosato penetrar en los tejidos de los seres vivos. En relacion a POEA, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria EFSA llegó entre otras cuestiones a la conclusión, de que los datos disponibles no son suficientes para realizar una evaluación de riesgos para la salud de seres humanos y animales. Y que no ha sido apenas investigada la gentoxicidad, la toxicidad a largo plazo y carcinogenicidad, la toxicidad para la reproducción y el desarrollo y si es un disruptor endocrino. A pesar de todo, la administración otorga luz verde para los productos con glifosato.

La naturaleza como laboratorio de la industria química

Los efectos del glifosato en la naturaleza continúan siendo desconocidos. Por ejemplo para ranas o sapos que se encuentran en campos contaminados con glifosato o renacuajos que viven en estanques y lagunas adyacentes.

Muchas plantas útiles como el maíz, la soja o el algodón han sido modificados genéticamente y han sido insensibilizados contra el glifosato. Las plantas sobreviven a las fumigaciones de productos que contienen glifosato. Sólo en Sudamérica se han fumigado 40 millones de hectáreas, una superficie más grande que Alemania, cubiertos con monocultivos de soja transgénica e impacta la salud de la población, como documentan los Médicos de Pueblos Fumigados, que no aparecen a menudo en los medios ni son escuchados por los malos políticos.

Con el herbicida total todo lo verde se elimina en la agricultura industrial antes de la siembra. La biodiversidad es cada vez menos. Y aún peor: también los cultivos de cereales se fumigan con glifosato una semana antes de la cosecha para que se sequen y se conserven más tiempo almacenados. De este modo los alimentos están en contacto forzoso y directo con el veneno. Y las personas que viven cerca de los cultivos.

El estado de la cuestión en España

España es uno de los países que utiliza más herbicidas en la UE y el glifosato se utiliza desde hace 40 años. Actualmente se venden en España cerca de 125 productos con glifosato. Se utiliza en cultivos como los cítricos, avellanas, frutas con hueso y pepita y en cultivos leñosos de secano como el olivar donde se utiliza como herbicida para el control de maleza y rebrotes. Aunque se trata de venenos, en los pueblos, mucha gente lo llama erróneamente la "medicina".

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha dicho en junio de 2015 por carta a Greenpeace, que “España adoptará las decisiones legales sobre autorización de productos fitosanitarios formulado con glifosato de forma armonizada al resto de Estados miembros”. Pero no abogó por pedir activamente su prohibición, al contrario que otros países como Francia o posicionarse en contra de prolongar la autorización al glifosato, como Italia. Es decir, España no planifica medidas más allá de la legislación vigente sobre el uso de glifosato, aunque algunos ayuntamientos como el de Barcelona o más recientemente el de Madrid han decidido dejar de utilizar herbicidas sobre los que existen sospechas de tal toxicidad. De hecho, no se conoce oficialmente que postura tomará España en la votación. Los responsables son la Ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente Isabel García Tejerina y el Ministro de Sanidad Alfonso Alonso Aranegui.

Más información

Bruselas ignora las recomendaciones de la OMS sobre los peligros del glifosato

La venta libre del herbicida más utilizado en España será prohibida en Francia por cancerígeno

La UE pospone voto para renovar autorización del glifosato

Carta

Para: Unión Europea y gobiernos de los estados miembro

Estimadas Sras. y Sres.:

estoy muy preocupada/-o de la prolongación del permiso de parte de la Comisión Europea al uso de glifosato en la UE hasta el año 2031

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer IARC de la Organización Mundial de la Salud OMS clasificó el pasado año el glifosato como mutagénico y probablemente carcinógeno (cancerígeno) para el ser humano.

En contra de este informe, agencias europeas no comparten esta valoración. Sin embargo, el glifosato ha llegado entretanto a nuestros alimentos como la leche, harinas, pan y cerveza.
En lugar de proteger la salud humana preventivamente, la agencia alimentaria de la Unión Europea EFSA y el Instituto alemán de valoración de riesgos BfR protegen con sus análisis de riesgo sobre todo a los intereses de la industria y compañías químicas.

Cien científicos, entre ellos casi todo el equipo de IARC han elevado graves acusaciones contra BfR y EFSA. Apuntan a serias deficiencias en las valoraciones, comportamiento científicamente inaceptable y falta de datos.

Por favor, asegúrese de que el permiso del glifosato en la UE no sea prolongado.
Por favor, reformar también al análisis de riesgos de las autoridades estatales.

Atentamente,

Noti­cias y actuali­zaciones

Noticia | 21 mar. 2017

El glifosato causa graves daños oculares y es tóxico para la vida acuática

Avioneta fumiga con glifosato

La polémica en torno al glifosato, el pesticida más utilizado del mundo, continúa tras un nuevo dictamen de la Agencia Europea de Sustancias Químicas que niega que el producto sea cancerígeno y reconoce que provocar daños oculares severos y sería tóxico a largo plazo para la vida acuática.

A la publicación

Noticia | 13 abr. 2016

Un compromiso malo para el medio ambiente y la salud

El parlamento Europeo votó por la posibilidad de siete años más de glifosato en Europa.

A la publicación

Noticia | 28 mar. 2016

Parlamento Europeo: Comisión de Medio Ambiente en contra de prolongar el permiso al glifosato

El Comité de Medio Ambiente del Parlamento Europeo aprobó el 22 de marzo una resolución con 38 votos a favor, 6 en contra y 18 abstenciones, que será sometida a votación en la sesión plenaria en Estrasburgo entre el 11 - 14 de abril.

A la publicación