Glifosato: Comisión Europea al servicio de Bayer y Monsanto

25 oct. 2017

Que el glifosato no tiene futuro en la Unión Europea es una realidad cada vez más extendida. Ciudadanía, muchos gobiernos de los países miembro, ayer el Parlamento Europeo -todos piden el fin inmediato del herbicida venenoso. También la Comisión Europea debe situar la protección del medio ambiente y de las personas por delante de los intereses económicos de las corporaciones químicas.

Después de que en 2016 defendiera una prolongación del permiso para 15 años, este año redujo este plazo a 10 años.

Ayer difundió el portavoz de la Comisión Europea Margaritis Schinas la propuesta de autorizae el glifosato para otros 5 a 7 años más Pero en la sesión de hoy, la Comisión de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos responsable se encontró otra vez sin la mayoría cualificada de los 28 Estados miembro para tomar la decisión sobre el glifosato.

“Parece claro, que la Comisión Europea no defiende el medio ambiente y la salud de la ciudadanía europea, sino los intereses económicos de la industria química”, dice Klaus Schenk de Salva la Selva.

La multinacional alemana Bayer pretende comprar la norteamericana Monsanto por 66 mil millones de dólares. Monsanto es el principal productor de glifosato (bajo la marca Roundup) y de semillas genéticamente modificadas (de soja, maíz y algodón entre otras) resistentes al herbicida.

“¿Cuántos estudios, expertos y escándalos más necesita la Comisió europea para reconocer que la mayor parte de la ciudadanía de la Unión Europea exige una agricultura amigable con el medio ambiente y alimentos saludables, sin químicos?” se pregunta Shenk. Más de 250.000 personas han participado sumándose a la petición de Salva la Selva contra el glifosato.

Ayer, el pleno de la Unión Europea en el Parlamento, votó con una gran mayoría (355 votos a favor, 204 en contra y 111 abstenciones) por el fin del herbicida glifosato en la Unión Europea. En diciembre de 2022 debe concluir definitivamente el permiso para el glifosato en la Unión Europea, es lo que decidió la eurocámara.

Algunos de los usos del glifosato, por ejemplo para el secado de los cultivos justo antes de la cosecha de plantas como el trigo o la patata deben prohibirse inmediatamente. También las fumigaciones de lugares públicos y jardines con glifosato tendrán que terminar en diciembre de este año. Sin embargo, la decisión del parlamento no es vinculante.

Ayer, un equipo científico de la Universidad de San Diego publicó un nuevo estudio preocupante, según el cual las consecuencias negativas del glifosato sobre los seres humanos en Estados Unidos han aumentado un 500% desde 1993. En todo el mundo se venden anualmente unas 850.000 herbicidas de pesticidas con glifosato. España es uno de los países de Europa que utiliza mayor cantidad de agrotóxicos.

Informaciones adicionales sobre la sesión de hoy del Comité de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos en Bruselas:

Bélgica, Francia, Italia, Grecia, Croacia, Luxemburto, Malta, Austria, Suecia y Eslovenia se han expresado en contra de una nueva autorización para el glifosato (fuente Politico). Alemania y Portugal se han abstenido. Bulgaria, Dinamarca, Finlandia, Estonia, Irlanda, Letonia, Lituania, los Países Bajos Polonia, Rumanía, Eslovaquia, España, República Checa, Hungría, Reino Unido y Chipre se han expresado a favor del glifosato.

El comité ha postergado entonces la votación oficial sobre el glifosato -probablemente hasta noviembre, aunque no hay fecha definida. La última propuesta de la Comisión de permitir el uso de glifosato para 5 a 7 años probablemente queda desestimada. En la próxima reunión podría hablarse de un permiso para 3 años. Salva la Selva exige una prohibición inmediata del glifosato.