Okapis en peligro por la extracción de oro en RD Congo

Dos okapis © meunierd/shutterstock.com

La Reserva de Fauna Okapi alberga una considerable población de okapis en peligro de extinción. La República Democrática del Congo es el único país en el que sobrevive esta especie. Sin embargo, la extracción desenfrenada de oro por parte de la empresa china Kimia en el sitio Patrimonio Mundial de la UNESCO es motivo de preocupación.

Petición

Para: Presidente y Primer Ministro de la República Democrática del Congo

“Detengan la extracción ilegal de oro en la Reserva de Fauna Okapi.”

Leer la carta

Tan sólo 30.000 okapis viven aún en libertad. Su hábitat se reduce inexorablemente. Unos 5.000 de ellos se encuentran en la Reserva de Fauna Okapi, donde se pueden observar muchas otras especies en peligro de extinción, como chimpancés y 376 especies de aves.

La República Democrática del Congo es uno de los países con mayor biodiversidad del mundo y, por tanto, la protección de sus bosques es esencial en la lucha contra la crisis climática.

Lamentablemente, la minería y la extracción ilegal de oro hace estragos en el país, destruyendo bosques, dañando el hábitat natural de numerosas especies animales y vegetales, contaminando las masas de agua con sustancias tóxicas como el mercurio y afectando la salud de la población. Las minas a cielo abierto atraen a personas en busca de un medio de vida, produciéndose un aumento de la caza de animales salvajes.

En el centro del actual conflicto se encuentra la empresa china Kimia Mining, con sede en el lugar llamado Bunia. Esta empresa ha obtenido permisos ilegítimos del Ministerio de Minas y opera de forma semi-industrial dentro de la reserva.

Según un informe de Naciones Unidas, oficiales de alto rango del ejército congoleño FARDC estarían implicados en actividades mineras ilegales. Como el ejército también se beneficia de la extracción de recursos, está estrechamente vinculado a la violencia en el este de la República Democrática del Congo.

La protección de la naturaleza está básicamente respaldada también por la ley ambiental y por el Código Minero, que prohíben las actividades perjudiciales para el medio ambiente. El artículo 53 de la Constitución también otorga a toda persona el derecho y el deber de defender el medio ambiente.

Nos sumamos a organizaciones de la RD Congo, y pedimos al presidente Tshisekedi y al gobierno que apliquen las leyes y detengan la explotación minera en la Reserva de Fauna de Okapi y otras zonas protegidas.

Más información

Información en la web de UNESCO sobre los motivos por los que en 1996 declararon la Reserva de Fauna de Okapis Patrimonio de la Humanidad: http://whc.unesco.org/en/list/718

Y aquí sobre porqué en 1997 la incluyeron en la lista de “Patrimonio Mundial en Peligro”:

http://whc.unesco.org/en/soc/3845/

La Reserva de Fauna de Okapi no es la única zona protegida del Congo amenazada por la minería y la explotación de recursos: en el Parque Nacional de Virunga, hábitat de gorilas está amenazado de destrucción por la exploración petrolera; y la Reserva Natural de Itombwe por la extracción de oro.

Cuatro de los cinco sitios del Patrimonio Mundial de la República Democrática del Congo están en la lista de "Patrimonio Mundial en Peligro"; el quinto acaba de ser retirado de la lista porque el gobierno decidió abandonado los planes de exploración petrolera en el Parque Nacional de Salonga, tras la presión internacional.

En defensa de Virunga e Itombwe nos comprometemos con la difusión de las siguientes peticiones que también puedes firmar: “No sacrifiquen a los simios por el petróleo” y “Oro o gorilas



Carta

Para: Presidente y Primer Ministro de la República Democrática del Congo

Estimado Sr. Presidente
Estimado Primer Ministro,

La Reserva de Fauna de Okapis es uno de los tesoros naturales de su país, reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Por desgracia, la reserva se encuentra en la lista de "Patrimonio Mundial en Peligro" debido, entre otras cosas, a la minería ilegal.
En la actualidad, la extracción desenfrenada de oro -en concreto, por parte de la empresa china Kimia Mining- es una de las principales preocupaciones en la Reserva de Fauna de Okapi.

Todas las explotaciones mineras provocan daños irreparables en los ecosistemas. La minería de oro en la Reserva de Fauna de Okapi:
- Destruye selvas tropicales fundamentales para la lucha contra la crisis climática.
- Daña el hábitat natural de numerosas especies animales y vegetales
- Contamina las masas de agua con sustancias tóxicas como el mercurio
- Afecta negativamente a la salud de la población local, especialmente de los pueblos indígenas Efe y Mbuti.

La explotación minera en la Reserva de Fauna de Okapi y otras zonas protegidas viola las leyes ambientales y la Ley de Minas: no está permitido conceder derechos de explotación de minas o canteras en áreas protegidas, ni se pueden designar zonas para pequeña minería. Todos los permisos ya emitidos en estas zonas son nulos.
La República Democrática del Congo se ha comprometido a transformar más del 15% de su territorio en áreas protegidas, porcentaje que aún no han alcanzado. Destruir la Reserva de Fauna de Okapis sería un paso muy preocupante en la dirección equivocada. También pondría en duda el compromiso de su país con la lucha contra la crisis climática y la protección de la biodiversidad.

Apoyamos a 211 organizaciones ambientales y conservacionistas de la sociedad civil congoleña que publicaron una Declaración el 5 de agosto sobre la protección de la Reserva de Fauna de Okapis y le pedimos:
- Revocar el permiso de la empresa china Kimia Mining y dejar de conceder permisos de minería en las zonas protegidas existentes y en las zonas designadas para conservación.
- Impedir inmediatamente cualquier actividad minera en la Reserva de Fauna de Okapi.
- Coordinar la demarcación participativa de los límites de las áreas protegidas.
- Confiscar el oro de la mafia que está saqueando la riqueza y el patrimonio nacional de la República Democrática del Congo.

Sería triste que el Parque Nacional de Salonga se viera retirado de la lista de "Patrimonio Natural en Peligro", mientras que al mismo tiempo la justicia congoleña pone en peligro otro sitio excepcional.

Le saluda atentamente,

En copia:
Director General de la Autoridad de Parques Nacionales ICCN en Kinshasa
Misión diplomática de la República Popular China
Oficina de Interpol en Kinshasa

Información breve sobre el tema Biodiversidad

La biodiversidad o diversidad biológica abarca tres ámbitos estrechamente relacionados: la diversidad de las especies, la diversidad genética dentro de las especies y la diversidad de los ecosistemas, como bosques u océanos. Cada especie forma parte de una red de relaciones muy compleja. La extinción de una especie repercute en muchas otras y en ecosistemas enteros.

En todo el mundo se han descrito ya casi 2 millones de especies; se estima que la cantidad es mucho más elevada. Las selvas tropicales y los arrecifes de coral se encuentran entre los ecosistemas más ricos en especies y más complejos del planeta. Cerca de la mitad de las especies animales y vegetales viven en las selvas tropicales.

Es crucial proteger la biodiversidad por sí misma. Y también porque es nuestro medio de vida. Todos los días utilizamos alimentos, agua potable, medicamentos, energía, ropa o materiales de construcción. Los ecosistemas intactos garantizan la polinización de las plantas y la fertilidad del suelo, nos protegen de catástrofes medioambientales como inundaciones o corrimientos de tierra, purifican el agua y el aire y almacenan el CO2 dañino para el clima.

La naturaleza es también el hogar y al mismo tiempo un lugar de valor espiritual para muchos pueblos indígenas. Estos últimos son los mejores cuidadores de las selvas tropicales, porque los ecosistemas particularmente intactos se encuentran en los hábitats de las comunidades indígenas.

La conexión entre la pérdida de biodiversidad y la propagación de pandemias no es algo nuevo, de lo que nos diéramos cuenta recién con la pandemia del Coronavirus. Una naturaleza intacta y diversa nos protege contra enfermedades y nuevas pandemias.

 

Los efectos de la pérdida de biodiversidad: hambre y crisis climática

La salud de la naturaleza se ha deteriorado drásticamente en todo el mundo. Alrededor de un millón de especies animales y vegetales están amenazadas de extinción en las próximas décadas. En la Lista Roja de la UICN de la Unión Mundial para la Naturaleza, 37.400 especies de animales y plantas están actualmente en peligro de extinción. ¡Un récord dramático! Los expertos hablan de una sexta extinción masiva en la historia de la Tierra: la tasa de extinción de especies a nivel mundial es cientos de veces superior a la de los últimos 10 millones de años, debido a la actividad humana.

Muchos de los ecosistemas del mundo también están en peligro: el 75% de la superficie terrestre y el 66% de la superficie marina. Sólo el 3% está ecológicamente intacto, por ejemplo, partes del Amazonas y la cuenca del Congo. Los ecosistemas ricos en especies, como los bosques tropicales y los arrecifes de coral, están especialmente dañados. Cerca del 50% de los bosques tropicales han sido destruidos en los últimos 30 años. La mortalidad de los corales sigue aumentando debido al incremento de la temperatura global. 

Las principales causas de la disminución masiva de la biodiversidad son: la destrucción del hábitat, la agricultura intensiva, la sobrepesca, la caza furtiva y el calentamiento global. En todo el mundo se invierten unos 500.000 millones de dólares al año en la destrucción de la naturaleza: en agricultura industrial, subvenciones al petróleo y al carbón, deforestación y otras.

La pérdida de biodiversidad tiene graves consecuencias sociales y económicas, y la explotación de los recursos naturales pone en peligro la vida de miles de millones de personas en el Sur global. La ONU sólo puede alcanzar sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible - por ejemplo la lucha contra el hambre y la pobreza - conservando la biodiversidad en todo el mundo y si se maneja de forma sostenible para las generaciones futuras. 

Sin la conservación de la biodiversidad, la protección del clima también se ve amenazada. La destrucción de las selvas tropicales y las turberas -importantes almacenes de CO2- alimenta aún más el cambio climático.

La solución: ¡menos es más!

Los recursos naturales de la Tierra no están disponibles en cantidades ilimitadas. Los seres humanos consumimos a un ritmo como si tuviéramos dos planetas iguales a la Tierra, y si seguimos igual, para 2050 estaremos consumiendo recursos como si tuviéramos tres. Para conservar la biodiversidad, base de la vida, debemos aumentar la presión política.

Y también podemos hacer mucho en nuestra vida cotidiana.

Siguiendo estos consejos, ayudas a proteger la biodiversidad:

  1. Elije con más frecuencia una dieta vegetal: pon en tu plato más verduras y frutas, o preferiblemente elimina el consumo de carne. Aproximadamente el 80% de las tierras agrícolas del mundo se destinan a la agricultura intensiva y al cultivo de pienso animal.
  2. Local y orgánico: los alimentos producidos orgánicamente evitan extensos monocultivos y, consecuentemente, el uso de pesticidas. Comprar productos locales y regionales también supone el ahorro una gran cantidad de energía.
  3. consciente acerca de tu estilo de vida: ¿Necesito ropa o un teléfono móvil nuevo? ¿Puedo usar segunda mano? Hay buenas alternativas a productos con aceite de palma o madera tropical. Las mascotas que provienen de países tropicales, como los loros o los reptiles, son un tabú.
  4. Calcula aquí tu huella ecológica 
  5. Protege las abejas: en tu balcón o jardín, puedes mantener felices las abejas y otros insectos con una variedad de sabrosas plantas y flores. Si no tienes  jardín o mano verde, puedes participar en algún proyecto de conservación de la naturaleza en tu localidad o región.
  6. Apoya las manifestaciones en favor de la naturaleza: participando en manifestaciones, firmando peticiones contra el calentamiento global o exigiendo cambios sobre temas como la agricultura industrial o la defensa de las selvas tropicales son maneras de presionar a los políticos, quienes también son responsables de la protección de la biodiversidad.

Lee aquí por qué se extinguen tantas especies antes de ser descubiertas.

 

 

Esta petición está disponible en los siguientes idiomas:

104.206 participantes

Con tu ayuda al­can­za­mos las 150.000:

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.

Actividad Reciente