Tren Maya arrasará la selva en México

Fotomontaje: Selva Maya y tren, paisaje de las ruinas de Ek Balam Comunidades indígenas rechazan planes de construir el llamado Tren Maya (© borphy/istockphoto.com & Sebastian Terfloth - Collage RdR)

El llamado Tren Maya en la península de Yucatán, en proyecto en la frontera sur de Mexico, atravesará reservas de la biosfera amenazadas ya de por sí por plantaciones industriales de palma aceitera y soja, incendios forestales, tala ilegal y tráfico ilegal de especies animales y vegetales. Infórmate y firma la petición.

Carta

Para: Presidente de México Andrés Manuel López Obrador

El trazado del Tren Maya debe revisarse, consultarse con pueblos indígenas y evitar su paso por las Reservas de la Biosfera.

Leer la carta

La idea del presidente mexicano electo López Obrador es construir un Tren Maya que lleve masas de turistas de sol y playa desde Cancún y la Riviera Maya hasta las ruinas de Palenque y otros centros arqueológicos.

El tren recorrería 1.500 kms por cinco estados de México y atravesaría parajes mexicanos de la Selva Maya, parte del mayor continuo de bosque tropical húmedo de Mesoamérica cuya contribución a la estabilidad del clima es fundamental.

Cualquier obra de infraestructura tiene un alto impacto ambiental. El tren amenaza ecosistemas que garantizan refugio a jaguares, ocelotes, tapires, monos aulladores, monos arañas, cocodrilos, manatíes, loros y guacamayos. Estas especies necesitan de grandes territorios para desplazarse, alimentarse y reproducirse lo que se dificultará al dividir su hábitat en dos partes. No basta construir túneles o puentes para el paso de las especies animales o decir que se utilizarán los derechos de vía ya existentes para preservar la selva.

La construcción del tren generará inevitablemente ruido, contaminación, extracción de recursos pétreos, obras de cimentación y nuevos centros de población para la obra y posteriores actividades turísticas. Con graves repercusiones negativas.

El 24 y 25 de noviembre hubo una consulta popular que tocó entre otros de forma polémica este tema.

Comunidades rechazan cualquier cambio de uso del suelo o licencia para el proyecto sin el consentimiento de los pueblos indígenas afectados por el tren. El Tren Maya “no tiene nada de Maya, ni beneficia a la población maya. No queremos ser un Cancún o Rivera Maya, donde las cadenas hoteleras, de transporte, de restaurantes son los únicos beneficiarios”.

Firma la petición al presidente mexicano entrante AMLO pidiendo que evite el paso del Tren Maya por Reservas de Biosfera y territorios indígenas.

Más información

Diferentes iniciativas rechazan el proyecto del Tren Maya, como las comunidades coordinadas como “Unir Fuerzas para la Defensa del Territorio” que han emitido los pasados días un comunicado donde explican las razones por las que se oponen al proyecto porque este ya cuenta con “presupuestos, licitaciones, trazos y hasta fecha de inicio” y nadie les ha consultado “absolutamente nada” habiéndose llevado a cabo la planificación a sus espaldas.

El Colectivo Oaxaqueño en Defensa del Territorio argumenta por su parte que el gobierno “no está respetando los protocolos internacionales para la realización de la consulta indígena y por otro no se ha proporcionado la información suficiente y necesaria para que los ciudadanos y ciudadanas puedan tomar sus decisiones”.

En un reciente seminario de Otros Mundos, el profesor León Enrique Ávila, de la Universidad Intercultural de Chiapas, expuso su punto de vista sobre la ampliación del Tren Maya: "Implica una destrucción significativa de selvas en México", explicó. "Solo las vías del ferrocarril van a implicar tirar miles de arboles" y no se ve todo lo que vendría detrás asociado como resorts, shoppings, lotes residenciales, hoteles de gran calado, y reordenamientos territoriales.

Para Miguel Valencia, de ECOMUNIDADES Red Ecologista Autónoma de la Cuenca de México "esta consulta ha sido improcedente, ilegítima y manipuladora. (El presidente) tiene la cómoda creencia pripanista de que la destrucción cultural y ecológica sucede sólo cuando se construye un megaproyecto y no después, cuando opera a plena capacidad. Habrá que exigir estudios de impacto ambiental de la mayor solvencia académica, para la aprobación de este megaproyecto".

Por su parte, Rogelio Jiménez Pons, próximo titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), anunció que han anotado ya a empresas como la canadiense Bombardier, la francesa Alstom y la suiza Altstätten para que construyan los vagones del Tren Maya.

La Riviera Maya, historia de un despojo

El destrozo que previsiblemente significaría en Tren Maya en las reservas de Biosfera que atraviesa, viene a sumarse al previo destrozo hotelero en la Riviera Maya.

La historia de la Riviera Maya, desde donde iniciaría la ruta del tren y donde se encuentran Cancún, Cozumel, Majahual y Chetumal, se resume en el despojo previo al actual proyecto del Tren Maya. Las tierras de campesinos e indígenas les fueron arrebatadas para proyectos de especulación inmobiliaria y de riquezas extraordinarias, miles de hectáreas de selva virgen fueron devastadas. Las cadenas hoteleras extranjeras -muchas de ellas españolas- se apropiaron del litoral dejando pocos metros a las playas públicas.

En redes sociales activistas mexicanos están sugiriendo los hashtags #YoPrefieroLaSelva y #NoAlTrenMaya, para invitar a votar “No” a la construcción del Tren Maya en la consulta, tras calificarlo de “ecocidio” y de “proyecto faraónico que sólo beneficiará a los cercanos al presidente López Obrador”.

Otros hashtags propuestos para protestar contra el tren en redes sociales son: #YoPrefieroLasReservasDeLaBiosfera y #SalvemosElAmazonasMexicano

Sobre el resultado de la consulta

Consulta sobre el Tren Maya no alcanzó el millón de votantes

Más información:

La propuesta del Tren Maya en México y la destrucción ecológica

El tren maya: costoso capricho folklórico de AMLO

Nadie nos ha consultado nada: comunidades indígenas rechazan construcción del Tren Maya

Mujeres indígenas de Chiapas rechazan Tren Maya; piden consulta

El Tren Maya destruirá el último pulmón del sureste mexicano

El Tren Maya, sólo una idea

Boleta de la consulta

Se movilizan ONG contra Tren Maya; exigen respetar la legislación

Las Consultas impulsadas por AMLO, violan derechos humanos de los Pueblos Indígenas y contravienen Tratados Internacionales ratificados por México

Responde equipo de AMLO a CNDH sobre Tren Maya

Comunidades se organizan para discutir el Tren Maya

En redes sociales activistas mexicanos están sugiriendo los hashtags #YoPrefieroLaSelva y #NoAlTrenMaya, para invitar a votar “No” a la construcción del Tren Maya en la consulta, tras calificarlo de “ecocidio” y de “proyecto faraónico que sólo beneficiará a los cercanos al presidente López Obrador”.

Otros hashtags propuestos para protestar contra el tren en redes sociales son: #YoPrefieroLasReservasDeLaBiosfera y #SalvemosElAmazonasMexicano

Carta

Para: Presidente de México Andrés Manuel López Obrador

Estimado Sr. Presidente López Obrador:

Los países que mejor conserven su patrimonio cultural y natural serán mañana destinos más atractivos para el turismo mundial. El impulso de proyectos turísticos de capital extranjero como el Tren Maya, sumados a los monocultivos de palma africana y de soja , ganadería, tala y tráfico ilegal de especies amenazan reservas ecológicas de valor ambiental y cultural estratégico, así como a las comunidades indígenas mayas y campesinas.

La obra del Tren Maya supone un impacto ambiental demasiado elevado, que pone en peligro el ecosistema y la biodiversidad de la selva maya. Una reserva ecológica tan importante y las pirámides de la zona maya deben preservarse a toda costa.

A mayores, un proyecto de esta magnitud supone la expropiación de tierras y la adquisición de derechos de vía que necesariamente afectarán también a comunidades de toda la península. Las comunidades locales e indígenas deberían haber recibido por adelantado y con tiempo suficiente información completa y verídica referente al tren, lo cual no ha sucedido.

Las comunidades no se oponen -según sus propias palabras- al progreso, sino a la certeza de que el megaproyecto no les dejará beneficios ni desarrollo regional.

El trazado del tren maya debería revisarse y evitar su paso por las Reservas de la Biosfera y en todo caso consultar previamente y de manera informada y apropiada cualquier uso de territorios indígenas, como marca la ley y el Convenio 169 de la OIT. También debe realizarse un estudio exhaustivo de impacto ambiental, desconocido hasta la fecha.

Atentamente,

Firma la petición

Con tu ayuda al­can­za­mos las 50.000:

  5.159

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.

Actividad Reciente