Madereros fuera de la Reserva de Selous en Tanzania

Elefante en Tanzania

El presidente de Tanzania John Magufuli, quiere permitir la tala de 2,6 millones de árboles, 1.500 km cuadrados de bosques y sabanas paraíso de elefantes y leones. La tala daría paso una represa hidoeléctrica en la Reserva de Selous, patrimonio mundial de la UNESCO. El daño ecológico será irreparable. Por favor, firma la petición.

Noti­cias y actuali­zaciones Carta

Para: Presidente de Tanzania John Pombe Joseph Magufuli

La Reserva de Selous es un tesoro ecológico. Por favor, conserve el Patrimonio Mundial de la UNESCO, donde viven elefantes y leones amenazados.

Leer la carta

En la Reserva de Caza de Selous, Patrimonio Mundial de la UNESCO, la vida late y al mismo tiempo está severamente amenazada. Todavía se ven manadas de elefantes deambulando por la sabana, hipopótamos en las lagunas, leones en busca de presas por los pastos.

Pero en la garganta de Stiegler en el río Rufiji, está prevista una represa que sería un desastre ecológico. Para llevar a cabo el proyecto, el presidente John Magufuli pretende permitir la tala de 1.500 kilómetros cuadrados de bosques y sabanas que un día serán inundados en gran parte por el embalse. A mediados de mayo, las empresas madereras solicitaron concesiones para la madera, cuya venta puede reportarles hasta 53 millones de euros.

Ambientalistas se oponen al proyecto. Temen que se destruya el área protegida, ya dañada: los cazadores furtivos están acabando con la población de elefantes y además, una mina de uranio amenaza con destruir parte de la reserva. En 2014, UNESCO puso a Selous en la Lista Mundial del Patrimonio Mundial en Peligro de Extinción. En febrero, envió una carta al gobierno, sin efecto.

La represa en sí misma causará daños a los bosques del delta y a los manglares río abajo. 200.000 personas, especialmente agricultores y pescadores se verán afectados.

El gobierno de Tanzania ha anunciado el inicio de la construcción en julio, aunque su financiamiento no está claro. El presidente Magufuli quiere ser visto como un ejecutivo al que no le importan las críticas. Un miembro del gobierno incluso amenazó con encarcelar a cualquiera que se oponga al proyecto.

La población y la economía de Tanzania necesitan energía. Pero el proyecto de la represa no es la solución y deberían cancelarlo. Por favor, firma la petición en defensa de la Reserva de Selous. ¡No pueden talar 2,6 millones de árboles para un proyecto sin sentido!

Más información

La Reserva de Caza de Selous 

UNESCO considera la Reserva de Selous Patrimonio de la Humanidad desde 1982. Con sus 51.200 km², la reserva es más grande que Suiza. El "pulso estacional" del río Rufiji es decisivo para el valor ecológico del área el su intercambio entre el desbordamiento del agua, las inundaciones y la sequía, que se reducen de arroyos a lagos llegando incluso a secarse. La variedad de hábitats abarca desde los bosques de Miombo, bosques de galería, praderas abiertas, ecosistemas de cañón, hasta pantanos.

Hasta el momento, se han descrito más de 2100 especies de plantas en Selous, pero el número debería ser significativamente mayor. La reserva alberga más de 100.000 elefantes (Loxodontha africana) y 2130 rinocerontes (Diceros bicornis), según la UNESCO. Además, cuenta con una de las poblaciones más grandes del mundo de hipopótamos (Hippopotamus amphibius) con 18.200 individuos y de búfalo del Cabo (Syncerus caffer) con casi 205.000 ejemplares. Los ornitólogos han contado 350 especies de aves.

La reserva está integrada en el Ecosistema Selous, de 90.000 kilómetros cuadrados y está funcionalmente vinculada a la Reserva de Caza Niassa en Mozambique.

Caza furtiva

La caza furtiva es uno de los mayores problemas de la Reserva de Caza Selous. El número de elefantes se ha desplomado en un 90 por ciento desde la declaración de Patrimonio Mundial en 1982, debido a la caza furtiva.

Impactos del proyecto hidroeléctrico

Los daños ecológicos afectan a partes mucho más extensas que el área protegida y van más allá del propio embalse: más de 230 kilómetros de carreteras de acceso y alojamiento para miles de trabajadores de la construcción atraen a colonos y agricultores que toman posesión de la tierra y se quedan permanentemente. Facilitan además el acceso a los cazadores furtivos de elefantes y rinocerontes - el peligro para los animales está aumentando claramente.

Como consecuencia de la presa, faltan en el curso inferior del río los 16,6 millones de toneladas de sedimentos que arrastra ha cada año. De este modo, disminuye la fertilidad del suelo. Al mismo tiempo, la erosión en las orillas aumenta. La hidrología y la biología del sistema fluvial están cambiando. Los brazos laterales que se convierten en lagos en la estación seca pueden llegar a secarse completamente y a los animales les faltan sus fuentes de agua. El delta se está reduciendo, y así también uno de los bosques de manglares más grandes del mundo.

El proyecto de la represa también pone en peligro la Reserva Marina Ramsar Rufiji-Mafia-Kilwa, otra área protegida de importancia mundial.

El proyecto hidroeléctrico

La central hidroeléctrica de la garganta de Stiegler tendrá una potencia de 2.100 MW. El muro principal tendrá 126 m de alto y 700 m de ancho, y cuatro presas adicionales de 13,9 kilómetros de largo. Se dice que el embalse tendrá una superficie de 1.200 kilómetros cuadrados y sería el más grande de África oriental.

Los costes se estiman en 3.000 millones de euros y el período de construcción en 36 meses. Ambos parecen ilusorios. Todavía se desconoce qué bancos financiarán el proyecto y qué grupo lo construirá. La constructora brasileña Odebrecht ha avanzado considerablemente el proyecto en los últimos años, está desde hace algún tiempo enredada en graves escándalos de corrupción que han llevado a Brasil a una profunda crisis política.

Todavía no se dispone de una Evaluación de Impacto Ambiental. Por lo tanto, la tala de los 1.500 kilómetros cuadrados también sería ilegal y violaría las normas de la UNESCO. Sin embargo, debido a que los madereros compran las concesiones al estado, podrían vender la madera legalmente. La situación es absurda.

Suministro de energía insuficiente

Tanzanía tiene importantes déficits en el suministro de energía. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), sólo el diez por ciento de los hogares están conectados a la red. Las centrales eléctricas del país tienen actualmente una capacidad combinada de 1.700 MW, por lo que el proyecto duplicaría la capacidad con creces. Concentrar grandes partes de la generación de energía en una central eléctrica es muy arriesgado.

Carta

Para: Presidente de Tanzania John Pombe Joseph Magufuli

Estimado Presidente John Pombe Joseph Magufuli,
Estimadas Sras. y Sres.,

Tanzania puede estar orgullosa de su patrimonio natural. Por favor, continúe con esta gran tradición en beneficio de su pueblo y de la humanidad.

Con la Reserva de Caza de Selous, Tanzania posee un tesoro natural único a nivel mundial. La UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad en 1982. Lamentablemente, Selous ha quedado inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro desde 2014. Además de la creciente caza furtiva de marfil, el proyecto de la represa hidroeléctrica en la garganta de Stiegler supone una gran amenaza para la reserva.

Sin embargo, la autoridad forestal de Tanzania TFS, ha autorizado la deforestación de 1.500 kilómetros cuadrados de sabanas y bosques. La tala de 2,6 millones de árboles causaría ya por sí misma grandes daños al medio ambiente, mientras que la financiación del proyecto no está clara y no se dispone de una Evaluación de Impacto Ambiental.

Por lo tanto, pedimos al Gobierno de Tanzania:

-Evite la tala de 2,6 millones de árboles.

-Proporcione una Evaluación de Impacto Ambiental completa para el proyecto de la represa de la garganta de Stiegler.

-Restaurar Selous con una población sana de elefantes y su biodiversidad original.

Tanzania es una nación soberana que tiene responsabilidad hacia su pueblo, incluido el suministro de electricidad. Sin embargo, la destrucción de una de las áreas naturales más importantes sería una decisión con consecuencias negativas a largo plazo que no se pueden revertir.

Pedimos al gobierno de Tanzania que cumpla su promesa de conservar Selous como un tesoro para el mundo.

Un atento saludo,

Noti­cias y actuali­zaciones

Esta petición está disponible en los siguientes idiomas:

Firma la petición

Con tu ayuda al­can­za­mos las 200.000:

181.728

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.

Actividad Reciente