Hawaii: centrales eléctricas destruyen selvas

Deforestación para plantaciones de palma en Indonesia
21.115 participantes

Fin de la petición: 19 may. 2014

HECO (Hawaiian Electric Company), la empresa productora de electricidad en Hawaii, planifica ya desde 2006 quemar aceite de palma en sus centrales, para lo que este verano obtuvo el permiso oficial. En “fase de prueba” la empresa quemará 10 millones de litros en dos de sus centrales. Con el aceite de palma, el grupo de islas reduciría la dependencia de petróleo. Pero si el gobierno de Hawaii y los organismos competentes no reconsideran esta decisión, este será sólo el comienzo para que se dispare el consumo de palma de aceite en las centrales de los Estados Unidos, y HECO será pronto uno de los consumidores de palma de aceite más grandes de América.

Carta

El proveedor de la materia prima es Sime Darby de Malasia, una de las empresas palmicultoras más grandes del mundo. Sime Darby produce el 6 % de la producción global de palma y es propietaria de más de 600.000 hectáreas de palma, sobre todo en Malasia e Indonesia. Tiene además planes de expansión enormes en Indonesia y Africa Occidenal, entre los que se cuenta una concesión de más de 220.000 hectáreas en Liberia. La denominada por HECO „energía limpia“ causaría entonces aún más deforestación y robo de tierras en el sudeste de Asia y en Africa Occidental. La deforestación de las selvas es también uno de los mayores causantes del cambio climático, que HECO dice querer combatir con esta medida.

Tampoco la utilización de aceite de palma „certificado“ constituye una solución. El sello de certificación establecido por la industria en la Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible (RSPO) no evita los problemas. Por el contrario, sirve a las empresas productoras como lavado verde, para justificar la destrucción de las selvas por los monocultivos. En 2007, la organización de derechos humanos indonesia Sawit Watch escribió una carta abierta al gobierno y al pueblo de Hawaii. En esta, expresa su „profunda preocupación por la política y la promoción del uso e importación de agrocombustibles como alternativa a los combustibles fósiles“ y aclara: „su uso masificado es una de las causas de la expansión de los monocultivos a gran escala y la expansión de las plantaciones de palma; contribuyen al calentamiento global, conflictos sociales y violaciones de derechos humanos en los países productores, y especialmente en Indonesia“.

Los consumidores norteamericanos consumen una media de casi el doble de energía que p. ej. los alemanes, y quince veces más energía que los habitantes de la India. Por eso, inversiones en mejora de eficiencia energética y en ahorro energético son la medida más urgente. Por favor, envíe la carta que encuentra a continuación a las autoridades de Hawaii y a la empresa eléctrica HECO para que retiren el permiso de quemar palma aceitera y otros agrocombustibles.

La traducción de la carta al español se encuentra aquí.

Más información

Para

Políticos y representantes administrativos de HawaiiHawaiian Electric Company (HECO)


Asunto: No a las centrales eléctricas a base de palma aceitera en Hawaii

Estimadas Sras. y Sres.:

Estoy profundamente preocupada/-o, porque la Comisión Pública de Utilidades (Public Utilities Commission) a autorizado a la empresa energética HECO la utilización de agrocombustibles en „proyectos demostrativos“ en las centrales de Kahe y Ma'alaea. Estas tienen previsto quemar un total de 10 millones de litros de aceite de palma de Sime Darby. Las empresas palmicultoras son directamente responsables de la destrucción continua de las selvas tropicales y las turberas en el sudeste de Asia, así como de graves conflictos de tierras. Sime Darby expande sus plantaciones de palma en Indonesia y Africa Occidental a gran velocidad.

Si las „pruebas“ se desarrollan de manera técnicamente „exitosa“, este será el comienzo del camino para la quema de mucho más aceite de palma en ambas centrales. En el caso de un permiso definitivo, HECO se convertirá en el mayor importador de palma de aceite en los Estados Unidos.

Cientos de grupos ambientales y sociales están de acuerdo en todo el mundo en que „la expansión de las plantaciones de palma aceitera, como todos los demás monocultivos industriales no son sostenibles y nunca lo serán“. Independientemente de que HECO utilice palma de aceite u otros agrocombustibles, la demanda global de palma y aceites vegetales ya es totalmente insostenible. El consumo de más aceite de palma significa directa o indirectamente la destrucción de los bosques tropicales y turberas, más desplazamientos de comunidades locales y pueblos indígenas y dependientes de los bosques; y también a más contaminación de suelos y aguas, así como a la emisión de gases dañinos para el clima.

La „política de abastecimiento“ acordada entre HECO y el Consejo Nacional de Defensa de los Recursos (National Resource Defense Council NRDC), no son, al igual que la Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible RSPO, más que un lavado verde para las extremadamente destructivas plantaciones de palma. La central de aceite de palma de HECO es cuestionada severamente desde hace mucho tiempo a nivel local, nacional e internacional. Ya en 2007 la organización indonesia Sawit Watch escribió una carta abierta al gobierno y la población de Hawaii, para expresar sus graves preocupaciones acerca de los planes de aceite de palma de HECO y sus consecuencias sobre los seres humanos y los bosques en Indonesia y sobre el clima global.

Por estas razones le pido, que retiren los permisos para la quema de agrocombustibles en la planta Kahe 3 así como para el proyecto demostrativo de biodiesel de la Maui Electric Company en la planta de Ma'alaea. Por favor, no concedan a HECO ni a sus filiales ningún permiso adicional para la utilización de aceite de palma u otros agrocombustibles. Atentamente,

 

Carta

To
Government and official institutions of Hawaii state
Hawaiian Electric Company (HECO)

Dear Sir/Madam,

I was deeply concerned to hear that the Public Utilities Commission has approved HECO's applications for biofuel 'demonstration projects' at the Kahe and the Ma'alaea Power Plants. Those will involve burning a total of 2.56 million gallons of palm oil supplied by Sime Darby, a plantation company shown to have been directly responsible for ongoing rainforest and peatland destruction in South-east Asia as well as for serious land conflicts. Sime Darby is rapidly expanding oil palm plantations in Indonesia and in West Africa.

If the 'tests' are technically 'successful', this is expected to pave the way for a much larger application for palm oil burning in both power stations, which, if granted, would turn HECO in one of the largest US importers of palm oil.

Hundreds of groups worldwide have said: “The cultivation of oil palms, like all other industrial monoculture plantations, is not and never will be sustainable” ( tinyurl.com/cm2l4k). Regardless of where HECO get their palm oil, or for that matter any other agrofuels from, the global demand for palm oil and vegetable oil in general is already entirely unsustainable and creating yet another demand will mean more plantations at the expense of forests, communities and climate. A new demand for palm oil will, directly or indirectly, mean more destruction of tropical forests and peatlands, more displacement of local communities, including indigenous peoples and other forest-dependent people, more pesticide poisoning and pollution of soil and water, and more climate change.

The 'sourcing policy' agreed between HECO and the National Resource Defense Council (NRDC), as well as the Roundtable for Sustainable Palm Oil, offer nothing but greenwashing for highly destructive plantations and plantation expansion. I am aware that HECO's palm plans have long faced strong local, national and international opposition. In 2007, the Indonesian civil society organisation Sawit Watch wrote an open letter to the Hawaiian government and people expressing their serious concerns about HECO's palm oil plans and the impacts those will have on communities and forests in Indonesia and on the global climate (tinyurl.com/3xdktqm).

I therefore call on you to immediately withdraw the permits for the Kahe 3 Biofuel Co-firing Demonstration Project and for the Maui Electric Company's Biodiesel Demonstration Project at Ma'alaea Power Plant and not to grant any further permits involving palm oil or any other agrofuels to HECO or their subsidiaries. Instead Hawaii should invest in their abundant solar, wind, and wave energy resources, as well as energy efficiency and conservation measures.

Yours faithfully,