Argentina: la motosierra llega a los bosques del Chaco

Fotomontaje: Motosierra en mano, al fondo se puede ver el paisaje característico del Gran Chaco Americano © Initiativa Amotocodie + Dario Lo Presti/shutterstock.com - Collage RdR Yaguareté asoma entre la vegetación para tomar agua El yaguares (jaguar) es una de las especies en peligro (© Toby Hill) Una pequeña porción de bosque rodeada de deforestación masiva, lo que queda tras el paso de las topadoras No es broma: así va quedando el paisaje. (© Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas)

Desmantelar el Estado era la propuesta del presidente argentino Javier Milei mientras se paseaba con una motosierra durante su campaña electoral. Diputados de la provincia del Chaco lo toman al pie de la letra. Acaban de votar una ley para revertir la protección de cientos de miles de hectáreas de bosque nativo.

Noti­cias y actuali­zaciones Petición

Para: Gobierno de la provincia del Chaco; Corte Suprema de Justicia de la Nación argentina

“Protejan los bosques nativos del Gran Chaco Argentino, una de las zonas de bosque más deforestadas del mundo.”

Leer la carta

Se puede decir que, con nocturnidad y alevosía, los diputados de la provincia del Chaco en Argentina dejaron los bosques nativos aún más expuestos a la deforestación favoreciendo, entre otros, a los agronegocios de soja, carne o carbón vegetal. El 30 de abril 2024, votaron una nueva zonificación en el mapa de la Ley de Bosques a su antojo, sin la participación prescriptiva de los pueblos indígenas.

El mapa, ahora modificado por los legisladores, se elaboró en un irregular proceso de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN). Dicha modificación hace posible desmontar cientos de miles de hectáreas de bosques y pretenden legalizar la deforestación por esta vía, reduciendo notablemente la protección del bosque, incluidos importantes corredores de fauna.

Especies en peligro de extinción, como el yaguareté (jaguar), habitan el monte nativo del Chaco junto a una variadísima biodiversidad. Están, al mismo tiempo, condenando a los pueblos indígenas a continuar excluidos y en la pobreza.

El bosque de la provincia del Chaco, forma parte del Chaco Argentino, y a su vez, de la ecorregión del Gran Chaco Americano. Este último abarca parte no sólo del norte de Argentina sino también zonas de los países limítrofes, formando el bosque seco más grande de América del Sur.

Mientras las autoridades de la provincia manejan la política según sus intereses privados y los de las empresas de agronegocio, el actual presidente argentino, negacionista absoluto de la problemática ambiental, se presenta abiertamente a favor de regalar los bienes naturales del país al mejor postor y como un aliado del extractivismo, irrespetuoso de los territorios y derechos indígenas y generoso con la deforestación ilegal.

Un gobierno aparatoso, que no tiene vergüenza en mostrarse clasista y racista. Y que ve las reivindicaciones de los pueblos indígenas como un “atentado a la soberanía”, como afirmó la vicepresidenta Victoria Villarruel durante la campaña electoral, mostrando profunda ignorancia.

Firma la petición para pedir protección para el Chaco Argentino.

Comienzo de la petición: 28/06/2024

Más información

En Argentina, desde que se aprobó el cultivo de soja transgénica en 1996 hasta la actualidad se han deforestado más de 8 millones de hectáreas de bosque nativo. En la provincia de Chaco, se han deforestado en el mismo periodo 859.503 hectáreas de bosques nativos, 57.000 hectáreas en 2023. El Chaco ha ido perdiendo desde entonces más de una cuarta parte de su superficie forestal.

Denuncias judiciales

Para impedir la regresión normativa, Greenpeace Argentina presentó un pedido de medida cautelar ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, aún no resuelto por la misma. Esta petición judicial se interpuso como una causa en trámite iniciada en 2019, dirigida contra de la provincia del Chaco y otras provincias (Formosa, Santiago del Estero y Salta), también contra el Estado nacional y la institución que regula los Parques Nacionales, contra la deforestación del bosque del Chaco.

No solamente el Chaco Argentino está en problemas con este gobierno populista y de extrema derecha

Milei busca derogar en bloque un montón de normativas logradas con años de trabajo y compromiso. Ya intentó derogar la Ley de Tierras a través de un decreto, intenta derogar la Ley de Bosques, disolvió la Comisión especial de Pueblos Indígenas de la Cámara alta, anunció la disolución del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI). También anunció el cierre del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).

Independientemente de si logra el cierre o no de estas instituciones creadas por ley y la derogación una tras otra de las leyes de protección ambiental, lo cierto es que las políticas y la protección para los pueblos indígenas son casi inexistentes en la práctica. En este momento la posibilidad de seguir protegiendo los bosques de manera oficial parece casi nula.

Mientras el devenir de este gobierno es incierto y abre un abismo ante quienes se preocupan por lo que está pasando en el país, claramente puede verse que los conflictos territoriales se profundizan y que los derechos de los pueblos indígenas van quedando aún más desprotegidos de lo que ya estaban con los sucesivos gobiernos y como herencia del colonialismo y exterminación sistemática por parte del Estado argentino.

Es importante seguir denunciando caso a caso y confrontando a las autoridades con los hechos y las consecuencias, exigiendo el respeto de la ley y de los derechos conquistados con tanto trabajo.

Más información:

De madrugada, la Legislatura de Chaco habilitó el desmonte de más de un millón de hectáreas de bosque nativo

Greenpeace denunciará en la Corte Suprema la ilegalidad del nuevo Ordenamiento de Bosques de Chaco

Greenpeace y Abogados Ambientalistas piden a la Corte Suprema que frene los desmontes en Chaco

Carta

Para: Gobierno de la provincia del Chaco; Corte Suprema de Justicia de la Nación argentina

Mientras el mundo avanza hacia legislaciones más restrictivas de protección de los bosques y ecosistemas, su gobierno se mueve en sentido contrario.

La nueva normativa forestal de Chaco “permitirá el desmonte en zonas actualmente clasificadas en la Categoría II – amarillo, al pasarlas a Categoría III – verde”, lo cual está prohibido por la legislación nacional. Greenpeace Argentina denuncia la ilegalidad que están ustedes cometiendo, al dejar por esta vía  cientos de miles de hectáreas de bosque nativo totalmente expuestas a la deforestación.

Con gran preocupación, solicitamos que suspendan inmediatamente la aplicación de la regresión normativa que permite la destrucción del hábitat natural y viola lo establecido por la Ley Nacional de Bosques Nativos.

Las graves crisis actuales, climática y de biodiversidad, obligan a detener la deforestación y promover el manejo sustentable y la restauración de los bosques nativos, respetando los derechos y territorios de las comunidades indígenas y campesinas y la biodiversidad.

Una muestra reciente de las consecuencias de no proteger los ecosistemas lo constituyen las terribles inundaciones que están asolando la región de Río Grande do Sul en el país vecino, Brasil.

Cabe destacar además que, en la Cumbre Climática de Glasgow en 2022 (COP26), Argentina firmó un compromiso de Deforestación Cero para el año 2030, por lo que sus políticas y leyes deben ir en esa dirección y no en la opuesta.

En nombre del yaguareté, gran mamífero casi extinto debido a la pérdida de su hábitat, y todas las especies que lo habitan, le exigimos proteger los bosques nativos del Gran Chaco Argentino, una de las zonas de bosque más deforestadas del mundo.

Atentamente,

Noti­cias y actuali­zaciones Footnotes

Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN)El Ordenamiento Participativo, del año 2009 (http://www.saij.gob.ar/6409-local-chaco-aprueba-ordenamiento-territorial-bosque-nativos-provincia-chaco-lph0006409-2009-09-23/123456789-0abc-defg-904-6000hvorpyel?), corresponde a la Ley Nacional de Protección de Bosques Nativos, de 2007 (https://www.argentina.gob.ar/normativa/nacional/ley-26331-136125/texto). La deforestación durante 2021, 2022, 2023 y lo que va de 2024 es ilegal, ya que los desmontes se encuentran suspendidos por la justicia provincial, desde el 16 de octubre de 2020 por la falta de actualización de su Ordenamiento Territorial, que debe ser realizado cada 5 años.


reduciendo notablemente la protección del bosqueAfectando a corredores de conservación y de amortiguamiento del Parque Nacional Copo, la Reserva La Pirámide y la Reserva Provincial Loro Hablador


57.000 hectáreas en 2023Según monitoreo satelital llevado a cabo por Greenpeace.

Esta petición está disponible en los siguientes idiomas:

68.721 participantes

Con tu ayuda al­can­za­mos las 100.000:

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.

Actividad Reciente

Suscríbete ahora al boletín de Salva la Selva

Recibirás alertas de acción y actualizaciones - ¡con tu ayuda seguimos salvando la selva!