¡Quemar nuestro bosque para producir energía es una locura!

Indígenas de Siberut En sintonía con la naturaleza: indígenas de Siberut (© iStock/Fotkarija)
247.075 participantes

Fin de la petición: 14 may. 2018

En la mágica isla Siberut, una empresa de biomasa quiere talar el bosque y cubrir 20.000 hectáreas de tierras con plantaciones de madera. Además de la selva, la cultura local única está severamente amenazada.

Noti­cias y actuali­zaciones Petición

Para: Sra. Ministra Siti Nurbaya Bakar, Sr. Franky Sibarani (Dpto. de Inversiones)

Retiren el permiso a las plantaciones de biomasa en Siberut.

Leer la carta

Aman trepa al grueso tronco de un árbol con un recipiente de bambú atado a su cadera, para llenarlo de miel. “El bosque es la herencia de nuestros antepasados”, dice. La población indígena de la isla Siberut, que se encuentra frente a la costa occidental de Sumatra, vive en armonía con la naturaleza.

“Ya nos hemos opuesto a las actividades de las empresas madereras y palmicultoras”, dice Aman en actitud desafiante: “¿Y ahora van a destruir el bosque? ¡No!”

La empresa Biomas Andalan Energi pretende talar 20.000 hectáreas del bosque para poner monocultivos de madera para energía. Con la madera alimentarían una central de energía eléctrica.

“Tenemos que oponernos unidos a las plantaciones de madera para las que destrozan el bosque”, dicen los isleños en un llamamiento.

Ya en septiembre de 2015 el jefe del distrito Yudas Sabaggalet dirigió una carta a la empresa y al ministerio de bosques solicitando la retirada de la autorización. Hasta ahora sin reacción positiva.

Por favor, apoye a la comunidad local contra la destrucción de uno de los últimos bosques intactos de Indonesia.

Más información

Siberut (4.030 km²) es la más grande de las islas Mentawai al oeste de Sumatra se caracteriza por la selva tropical típica de terreno ondulado con alta precipitación, muchos ríos, pantanos y al Este, bosques de manglar.

Hasta hace pocos años, en la isla no había carreteras. Los habitantes no conocían ningún metal y no practicaban la agricultura. Todavía hoy viven en el bosque en cabañas y conservan su cultura ancestral.

Su forma de vida tradicional ha sido amenazada por la influencia de la religión, el comercio y la modernidad. Pero la relación con la naturaleza como madre que provee de todo en abundancia todavía existe. A esta relación pertenece una profunda conexión con la tierra. Cada porción de tierra tiene un significado espiritual y familiar especial. Pertenece a la comunidad determinar el uso que se le va a dar. No existe la posibilidad de vender la tierra a extraños.

En un documento de de 1990, las autoridades de Sumatra todavía declaraban: “Los habitantes de Siberut cuidan el bosque de una forma muy cuidadosa. Provechan sus productos, establecen jardines y no utilizan nunca el fuego. Así protegen el bosque.”

Los primeros pasos negativos hacia la modernidad sucedieron con las armas de fuego. Personas externas y también algunos del lugar comenzaron a cazar aves y a expoliar madera de agar (Aquilaria) para la industria de perfumes.

Siberut: peligro para los bosques

Los indígenas utilizan y protegen el bosque desde hace cientos, miles de años. En los años 70, todo el bosque de Indonesia se convirtió de repente en “estatal” con la consecuencia de que cayó en manos de empresas madereras, papeleras y palmicultoras. Las primeras empresas madereras llegaron a Siberut en los años 80. La población local se opuso enérgicamente -y hasta hoy con bastante éxito – contra la destrucción de sus bosques.

Pero los tiempos cambian – por lo menos en el papel el bosque pertenece nuevamente a las comunidades indígenas (Decreto 2382 / Menhut-VI / BRPUK / 2015). Desde hace poco tiempo pueden reclamar legalmente su derecho al bosque comunitario.

Pero las instituciones y la industria deciden ignorar las leyes y derechos. Actualmente una nueva empresa Biomas Andalan Energi, tiene la intención de establecer una plantación de madera en 20.875 hectáreas, para la producción de biomasa para electricidad. El permiso del Ministerio de Bosques existe, pero los pobladores junto con su consejo de mayores, alcaldes y políticos se oponen– hasta ahora en vano.

Islas Mentawai

Las islas Mentawai se separaron de Sumatra hace 500.000 años y por eso albergan muchas especies endémicas, como el 90% de sus mamíferos. No hay en todo el mundo ninguna isla de este tampaño con tantos primates endémicos, como el gibón de Kloos (Hylobates klossii), el langur cola de cerdo (Simias concolor), el macaco de Pagai (Macaca pagensis), macaco de Siberut (Macaca siberu) y el langur de Mentawai (Presbytis potenziani).

Las islas tienen pocos visitantes a pesar de su exótico atractivo, las selvas, la cultura indígena y la belleza paisajística. La mayoría de los que llegan al archipiélago son suferos que admiran sus asombrosas olas.

Biomas Andalan Energi

Obtuvo el permiso para establecer un monocultivo de 20.875 hectáreas para biomasa en una anterior concesión maderera en los distritos norte y central de Siberut. El bosque todavía se conserva en su mayor parte y está casi intacto, ya que sólo se tala selectivamente. Desde 2007, la tala se ha detenido totalmente.

En mayo de 2015 el Ministerio de Medio Ambiente y Bosques otorgó el permiso y en marzo 2016 el departamento a cargo aprobó inversiones. El jefe del distrito exige rectificación de las autoridades.

Al parecer, la empresa ya comenzó a plantar árboles de crecimiento rápido como algunas especies de acacia como la calliandra ( Calliandra calothyrsus) y la leucaena (Leucaena leucocephala) y también eucaliptos, todas ellas especies exóticas que no crecen en Indonesia.

Biomas Andalan Energi pertenece al Kauybaka Gruppe, que tiene plantaciones de madera, aserraderos y centrales energéticas a base de madera en las islas Mentawai.

Carta

Para: Sra. Ministra Siti Nurbaya Bakar, Sr. Franky Sibarani (Dpto. de Inversiones)

Estimada Sra. Ministra Nurbaya Bakar,

Estimado Sr. Sibarani:


Siberut es conocida por su maravillosa y excepcional naturaleza y su cultura única. Los monocultivos industriales son un peligro para la selva y la existencia de las personas que viven en ella. Amenazan la biodiversidad, los bosques y el clima global. Conllevan otros riesgos , que tienen efectos directos sobre la vida de las personas de Siberut; inundaciones, sequía de los ríos y por último aunque no menos importante, pobreza y marginación de la población.


Ustedes han otorgado a la empresa Andalan Biomas Energi el permiso para establecer un monocultivo de 20.875 hectáreas de monocultivo de madera para la producción de energía. Esto sucedió sin el consentimiento de la población.


Sra. Ministra, usted se ha mostrado decidida a detener la destrucción de los bosques del país. No deje que los bosques de estas pequeñas islas alejadas sean destruidos. Por favor, revise el permiso concedido a la plantación de biomasa.


No sacrifique a Siberut para la producción de biomasa.


Atentamente,

Noti­cias y actuali­zaciones

Esta petición está disponible en los siguientes idiomas: