Los grandes simios, patrimonio de la humanidad

Grandes simios: queremos protegerles- imagen de orangután Los grandes simios habitan en muchas áreas protegidas por la UNESCO. Protejámsoles también. (© flickr/CIFOR (CC BY-NC-ND 2.0))

Bonobos, orangutanes, chimpancés y gorilas se encuentran en inminente peligro de extinción. Pide a la UNESCO que los declare “Patrimonio de la Humanidad”.

Carta

Para: Directivos UNESCO: Directora General Irina Bokova; Secretaria en Ginebra Rachel Phillips; Embajadora en España María Teresa Lizaranzu; Director en Ginebra Abdulaziz Almuzaine; Comisión Nacional Española de Cooperación con la UNESCO

UNESCO: Por favor, reconozcan a los grandes simios como Patrimonio Vivo de la Humanidad

Leer la carta

El Proyecto Gran Simio PGS está recogiendo firmas para solicitar UNESCO, Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, que declare a los grandes simios -bonobos, orangutanes, chimpancés y gorilas- como Patrimonio -Vivo- de la Humanidad.

Si todo sigue igual, en diez años habrán desaparecido las poblaciones de grandes simios, “como hicimos en su día con otros homínidos semejantes y lo hacemos en la actualidad con miles de especies y con cientos de pueblos indígenas, en una extinción sin precedentes en la historia de la Tierra”. La deforestación masiva de las selvas tropicales es una de las principales causas de la inminente desaparición estas especies.

Los grandes simios están dentro de la familia de los homínidos y comparten con los seres humanos, además de un mismo ancestro común, numerosas capacidades cognitivas.

Aunque desde el Proyecto Gran Simio reconocen que el término 'vivo' no está contemplado entre los tipos de patrimonio de la UNESCO, consideran que “no hay mayor monumento y más hermoso que la propia naturaleza y sus habitantes, por lo que este organismo internacional debería incluir el citado concepto.”

Esta novedosa y reciente iniciativa cuenta ya en España con el apoyo de numerosos académicos, científicos, escritores, asociaciones, periodistas y profesionales de distintas ramas de la ciencia y del mundo laboral. En el blog de la campaña se publican las noticias de esta campaña a favor de los grandes simios, así como novedades en torno a esta petición internacional.

Se apunta a concienciar sobre el grave tema de la extinción de especies, y a que se les lleguen a conceder derechos fundamentales haciendo un llamamiento a las Naciones Unidas para que se promulgue una Declaración de los Derechos de los grandes simios.

Más información

Está claro que somos parecidos porque compartimos una historia evolutiva que se remonta a millones de años y, aunque nos separamos en el curso de la evolución, estamos en el mismo árbol de la vida.

Pero no sólo es por nuestra cercanía que es crucial apostarle a su protección: estos animales están en peligro de extinción debido a la caza furtiva y a la destrucción de sus hábitats naturales. Algunos de estos hábitats incluso han sido declarados Patrimonios de la Humanidad, como el Parque Nacional Virunga en la República Democrática del Congo, hogar de gorilas y chimpancés.

Para evitar la extinción de los grandes simios hay que actuar en la protección de las poblaciones en libertad, in situ. Si son declarados Patrimonio Vivo de la Humanidad se podrán obtener en opinión de los responsables de Proyecto Gran Simio beneficios como los siguientes:

  • Mayor protección de los grandes simios que aún están en libertad.

  • Mayor protección de las selvas tropicales donde habitan, poniendo fin a la explotación de los recursos naturales y la deforestación.

  • Protección de las poblaciones locales e indígenas que habitan en zonas donde campean también los grandes simios.

  • Apoyo a las poblaciones indígenas y locales para la conservación y protección de los grandes simios.

  • Mejores y más dignas condiciones para los grandes simios en cautividad.

  • Leyes de protección y leyes de los grandes simios.

  • Incentivos para la construcción de santuarios donde puedan ser llevados los simios ya cautivos y donde puedan vivir en paz.

  • Fin de la experimentación con grandes simios en todas las naciones del mundo y prohibición total de espectáculos circenses o circos donde son utilizados en contra de su voluntad para divertimiento de los humanos.

  • Fin de los traslados continuados a los que son sometidos los grandes simios en todos los zoológicos, rayando incluso, en ocasiones, en explotación sexual de los mismos, al objeto de tener bebes que nacen entre rejas.

  • Fin de los Programas de Especies en Peligro de Extinción con los grandes simios en los zoológicos, ya que jamás se ha reintroducido a ninguno de ellos o solo se mueven por intereses no muy claros.

  • Sobre esta base, las Naciones Unidas podrán formular una Declaración de los Derechos de los grandes simios.

En el terreno judicial, existe una reciente sentencia histórica en Argentina, donde una jueza reconoce que una orangután llamada Sandra, y que se encuentra cautiva en el zoológico de Buenos Aires, tiene derechos propios y, por consiguiente, el calificativo de “persona no humana”. No debemos olvidar que el término chimpancé o humano es biológico y nunca podrá cambiarse, pero el término “persona” es filosófico y, como tal, perfectamente puede aplicarse a otra especie diferente a la nuestra si cumple con las definiciones oficiales. Los grandes simios y las personas no somos tan diferentes: sólo nos separa entre un 1 y un 3% de la totalidad de los genes.

Continuamente, numerosos informes científicos nos hablan sobre la conducta de nuestros hermanos evolutivos y cómo los humanos tenemos numerosos patrones de comportamiento iguales a los suyos, por no hablar de la utilización de herramientas para diversas actividades: comer termitas, usar palos para medir la profundidad de un río por seguridad, crear esponjas para beber agua, fabricar lanzas entre varios chimpancés para utilizarlas en la caza de monos pequeños, vivir en cuevas para escapar de los agobios del calor y de los mosquitos, etc.

Considerar Patrimonio Vivo de la Humanidad no significa ser dueño, tener a nuestro servicio o que estén para nuestras necesidades. Significa protegerlos precisamente de la posesión humana y que sean Patrimonio de la Tierra, de la Vida, del Universo. Es por ello que tenemos una gran responsabilidad para con todos los seres vivos y ecosistemas de nuestro planeta y, por supuesto para nuestros hermanos evolutivos, una obligación para que ellos continúen con su camino y para evitar que sean cautivos o maltratados.

Por todo ello, la declaración de los grandes simios como Patrimonio Vivo de la Humanidad supondría una herramienta de gran valor para conservar las poblaciones existentes en libertad y reconocer, de una vez por todas, que ellos y nosotros tenemos un mismo ancestro común, un mismo tronco. La UNESCO tiene obligación por el respeto a la vida y a la historia de la humanidad, por lo que debe protegerlos y otorgarles el apoyo que se merecen para su superviviencia.

Desde hace años, dentro del Proyecto Gran Simio venimos denunciando la destrucción de millones de hectáreas en numerosos países tropicales a causa de plantaciones masivas de palma de aceite, cuyo destino es el llamado biocombustible pero que tiene una repercusión directa contra los pueblos indígenas, los campesinos, los grandes simios y otros seres vivos. Indonesia está ardiendo a causa de miles de incendios declarados, quemándose los últimos santuarios salvajes de los orangutanes y poniendo en peligro la seguridad de nuestro planeta. Los pueblos indígenas son expulsados de sus tierras y las multinacionales continúan arrasando la vida y las selvas con el silencio y la complicidad de la comunidad internacional.

Es por ello que se hace indispensable buscar un catálogo especial de protección para nuestros hermanos evolutivos, y qué menos que recurrir a la Unesco, cuna de la cultura y de la paz. Ellos se lo merecen y nuestra es la responsabilidad para que evolutivamente sigan su camino en la senda de la vida.

 

Cabe destacar que la UNESCO resalta la importancia como patrimonio de la Humanidad de muchos lugares que habitan estas especies, que están en la lista roja de especies amenazadas de extinción.

Carta

Para: Directivos UNESCO: Directora General Irina Bokova; Secretaria en Ginebra Rachel Phillips; Embajadora en España María Teresa Lizaranzu; Director en Ginebra Abdulaziz Almuzaine; Comisión Nacional Española de Cooperación con la UNESCO

Las diferencias genéticas que nos separan con los homínidos actuales son muy pequeñas. Compartimos con ellos una historia evolutiva común de varios millones de años ¿Por qué hacer desaparecer sin escrúpulos las pocas especies de nuestra propia familia evolutiva? Se debe de reconocer a los grandes simios como miembros de nuestra propia genealogía.

Es por todo ello que el/la abajo firmante solicita encarecidamente a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) que las cuatro especies de grandes simios sean declarados “PATRIMONIO VIVO DE LA HUMANIDAD”

Noti­cias y actuali­zaciones
Firma la petición

Con tu ayuda al­can­za­mos las 250.000:

200.869

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.

Actividad Reciente