Detener el tratado EU-Mercosur, salvar la Amazonía

Tala de la Amazonía en Brasil Bolsonaro favorece la destrucción de la Amazonía (© Paulo Fridman/Alamy Stock Foto)

28 ago. 2020

La Comisión Europea ya ha firmado el acuerdo con los Estados del Mercosur, pero debe ser ratificado por los 27 Estados miembro, el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea ¡Este tratado es peligroso y hay que detenerlo! Es posible haciendo presión ciudadana pero hay que moverse rápido presionando a los líderes de cada país europeo.

Destrucción de la Amazonía

El tratado con el Mercosur acelerará la destrucción de la Amazonía y del equilibrio ecológico de la región y del mundo. La responsabilidad de Brasil para la preservación de la Amazonía y el cumplimiento de sus compromisos climáticos está actualmente en entredicho. También en Europa tenemos mucha culpa de la destrucción de la Amazonía. Varios países europeos están afirmando que en estas condiciones no firmarán el Acuerdo.

  • Los graves incendios acontecidos en la Amazonía en 2019 constituyeron el detonante para una mayor oposición al tratado UE-Mercosur desde los países europeos. Y los incendios en la Amazonía y en otros países de la región, como actualmente Argentina, no se detienen.

  • El motivo de los incendios y de las altas tasas de deforestación es liberar territorio para la producción barata de carne, soja y etanol para exportar a Europa y el mundo.

  • Las consecuencias más inmediatas: la desaparición de biodiversidad, el desplazamiento y hasta el genocidio de los pueblos indígenas.

  • La pandemia no hace sino agravar la situación.

Materias primas baratas para Europa

Cuando hablamos del tratado entre la UE y el Mercosur, de lo que estamos hablando es de un mercado de 780 millones de personas, 88.000 millones de euros en mercancías y 34.000 millones de euros en servicios. Pero las negociaciones, que se extienden ya a lo largo de dos décadas, no han sido precisamente transparentes.

Algunos de los productos que se mueven en este marcado son la soja se utiliza para la producción de biodiésel y para fabricar pienso para la alimentación de animales que se crían de manera industrializada, y la caña de azúcar que se utiliza para fabricar bioetanol. Estos productos así como el ganado extensivo ocupan lo que hasta hace poco era selva Amazónica.

Bolsonaro y los latifundistas

Los latifundistas constituyen uno de los pilares sobre los que se apoya el gobierno de Bolsonaro, cuyo mandato está resultando una catástrofe para la integridad de los pueblos indígenas y la subsistencia de la Amazonía.

Pesticidas, estándares ambientales, laborales y competencia

A las preocupaciones de los agricultores europeos por la introducción de productos baratos de los países de Mercosur como la carne y el azúcar se suma la diferencia de estándares ambientales y sanitarios que se manejan en el continente sudamericano con respecto a los europeos. Entre otras cuestiones preocupa el elevadísimo uso de transgénicos y agrotóxicos como el glifosato, que contaminan el medio ambiente, la salud de la población en las regiones agrícolas, y de los consumidores de los productos que pueden llegar a contener pesticidas prohibidos en la UE.

Otro tema controvertido son las condiciones laborales, habida cuenta de que en Brasil registran numerosos casos de explotación e incluso esclavitud en las plantaciones de caña de azúcar.

Por momentos parece que si no se vuelve a re-negociar en el contexto de las actuales circunstancias, el tratado puede llegar a quedar en el fondo de algún cajón.

Dudas sobre la firma y posicionamientos sobre el tratado

Muchos jefes de Estado y de gobierno ya se han expresado a favor de frenar el calentamiento global. El rol de la Amazonía en la preservación del clima es clave. En este contexto, algunos países Italia, Francia, Luxemburgo e Irlanda han expresado dudas al respecto del tratado EU-Mercosur. Los agricultores franceses ven el tratado con malos ojos.

Los parlamentos de Holanda, Austria y la región belga de Valonia han votado en contra de la firma del acuerdo. Estas votaciones en contra ponen en una posición ciertamente incómoda a la UE.

Por si fuera poco, en los pasados días, la canciller Merkel dijo en una reunión con activistas de Fridays for Future de Alemania y en presencia de Greta Thunberg, que no ratificará el acuerdo UE-Mercosur “en su actual forma”. Cabe destacar que las industrias automotriz y química alemanas tienen gran interés en el Acuerdo.

Pero las personas y organizaciones preocupadas por la Amazonía y por sus pueblos indígenas exigimos que detengan el acuerdo comercial por la destrucción que implica.

Firma la petición.

A MODO DE CRONOLOGÍA

Las negociaciones del tratado han estado en curso durante 20 años y hasta ahora no fue posible llegar a la firma del acuerdo

El acuerdo se encuentra actualmente en las etapas finales del examen jurídico oficial

Después, el texto será traducido a 23 idiomas oficiales de la UE.

La Comisión Europea ha querido acelerar el proceso de ratificación del acuerdo en la segunda mitad de 2020, cuando Alemania ocupe la presidencia semestral de la UE.

La Comisión presentará el texto a los Estados miembros. Las fechas no son fijas, no se conocen PERO se espera que esto ocurra a finales de este año 2020 (tal vez en octubre) o principios de 2021.

PERO el tratado no entrará en vigor hasta que sea aprobado por los parlamentos de todos los países de ambos bloques.

Hashtags para hablar del tema en las Redes Sociales

#StopUEMercosur

#SOSAmazonia

#PeticiónSalvaLaSelva