Ecuador: minería por decreto o el derecho a resistir de las comunidades

Entorno de La Merced de Buenos Aires © Ivan Castaneira/Agencia Tegantai Suele haber vigilias nocturnas para evitar la entrada de la empresa minera a la comunidad © Ivan Castaneira/Agencia Tegantai

11 ago 2021

El conflicto causado por la minería en la comunidad La Merced de Buenos Aires muestra algunas de las contradicciones de la nueva política minera en Ecuador. Desde hace más de tres meses, la presencia de trabajadores de la minera de origen australiano Hanrine produce un conflicto continuo en torno a los planes de extracción de oro y cobre, que se intensificó en los pasados días y semanas.

En la comunidad situada al norte del Ecuador, desde abril de este año 2021 ha habido plantones y vigilias para impedir la minería. El asambleísta (diputado) Mario Ruiz denunció públicamente la paradoja de dos sentencias judiciales contrapuestas: “Una establece que debe precautelar la paz y la seguridad del pueblo de Buenos Aires y de los trabajadores de la minera. Y la otra insta a la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas a aplicar el uso progresivo de la fuerza”.

Durante un intento de ingreso de la compañía minera el 27 de julio se produjo un herido por arma blanca. El 3 de agosto, durante un nuevo y aún más contundente operativo policial, la comunidad en resistencia que controlaba el camino de paso fue desalojada para permitir el paso al personal de la minera Hanrine. Y fue en contra de la voluntad popular. Cuatro personas fueron detenidas y luego liberadas con medidas. La Defensoría del Pueblo denuncia que se vulneraron “los derechos de los moradores, con el uso excesivo de la fuerza, lanzamiento de gases y agresiones a mujeres de la comunidad”.

Se teme que el conflicto pueda escalar y tenga mayores consecuencias. Para levantar un campamento minero en una de sus cinco concesiones en el área, han instalado un campamento provisional donde realizan trabajos con maquinaria. Ya se han denunciado daños a cerramientos, invasiones de terrenos privados y rotura de las tuberías de agua que abastecen a las familias. Pretenden continuar abriendo caminos a través de bosques primarios que cubren las 12 000 hectáreas, en las que el Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables habría autorizado a la minera a realizar exploración inicial.

La población se dedica en su mayoría a la agricultura y la ganadería. La producción de leche proporciona los mayores ingresos. “El Estado todavía no ha reparado los derechos de la población afectada por minería ilegal, sin embargo otorgó una concesión minera a la transnacional australiana, Hanrine, que viene con una violencia sistemática hacia los defensores del territorio de Buenos Aires”, dijo Monserrat Vásquez, del Observatorio Minero Ambiental y Social del Norte del Ecuador OMASNE.

Nuevo Plan de Acción Minero por decreto

Mientras, a nivel nacional el nuevo presidente del Ecuador, Guillermo Lasso, emitió un decreto ejecutivo planteando un nuevo Plan de Acción Minero que facilita los permisos y licencias ambientales, entre otras medidas.

Para Acción Ecológica este decreto “pasa por encima de la Constitución y de los derechos humanos, colectivos y de la naturaleza” y podrá “legalizar alrededor de tres mil concesiones mineras, que aún no tienen autorización y que ocupan más de 2 millones de hectáreas de todo el territorio nacional”.

Cabe destacar que en campaña electoral, el ahora presidente electo se comprometió a prohibir la minería.

Las políticas de transición energética y recuperación post-pandemia que se impulsan globalmente, como las de la Unión Europea, suponen una carrera por las materias primas y un boom minero creciente y global por controlar la extracción de metales y minerales. En tanto en cuanto un aumento de la actividad minera multiplica la conflictividad y las violaciones de derechos de las comunidades locales, los problemas que causan estas políticas son si cabe aún más graves que aquéllos a los que pretenden dar solución.

Por eso, en Salva la Selva apoyamos a las comunidades locales en países del sur global, como en este caso en Ecuador, en su derecho a resistir a los proyectos extractivos. Desde mayo de 2021, la comunidad de La Merced de Buenos Aires se declaró en resistencia contra la minería legal e ilegal y en Salva la Selva hemos estado apoyando con una petición dirigida al gobierno ecuatoriano exigiendo respeto y el fin a las violaciones de derechos, restauración del territorio, el establecimiento de un diálogo abierto y la realización de procesos de consulta.

Con la misma, queremos recoger 100.000 firmas de apoyo a las comunidades afectadas. Por favor, súmate.

  1. minera australiana HanrineSubsidiaria de la australiana Hancock Prospecting Pty Ltd.

  2. una de sus cinco concesionesConcesión minera "IMBA 1"

  3. un decreto ejecutivoDecreto Ejecutivo Nº 151