Kinipan, Borneo: defensor de la selva ante los tribunales

Protesta de la comunidad de Kinipan, en Borneo, frente al juzgado de Palangkaraya, 2022 Los habitantes de la comunidad de Kinipan, en Borneo, no se dejan intimidar. (© Save Our Borneo)

8 feb 2022

La comunidad de Kinipan, en las montañas de Borneo, se ha convertido en símbolo de la defensa de derechos para los bosques. El pueblo indígena Dayak Tomun se defiende contra una empresa de aceite de palma que está talando totalmente la selva. El jefe de la comunidad enfrenta un juicio.

La defensa de derechos para los bosques en Borneo adopta formas cada vez más dramáticas. El jefe de la comunidad de Kinipan, Wilem Hengki, se enfrenta a un juicio en Palangkaraya, en Kalimantan Central. Injustamente, se le acusa de malversar fondos para el desarrollo del la comunidad, según miembros de la misma.

El 31 de enero 2022 tuvo lugar la primera audiencia. La organización Save our Borneo (Salva nuestro Borneo), contraparte de Salva la Selva, ve el proceso como un intento de silenciar a los indígenas de Kinipan y debilitar su reivindicación de derechos para el bosque e interpretan que las acusaciones de corrupción son pretextos para ello.

Los habitantes de Kinipan han recorrido 600 kilómetros para protestar contra la arbitrariedad frente al tribunal. Antes de la protesta, celebraron un ritual tradicional con oraciones y cánticos para pedir ayuda a las fuerzas de la naturaleza y el cielo.

La resistencia del pueblo indígena Kinipan contra la destrucción de sus bosques para cultivar palma aceitera se ha convertido en un símbolo de la lucha por los derechos humanos y los derechos forestales en Indonesia. Es un caso emblemático que refleja el conflicto entre la población y la industria del aceite de palma. En las montañas de Borneo, la selva sigue intacta. Pero como la empresa de aceite de palma PT Sawit Mandiri Lestari (PT. SML) comenzó a talar parte de la selva tropical, cientos de hectáreas están peladas.

El actual juicio no es el primer intento de intimidación

Effendi Buhing, líder tradicional y anciano de Adat, también fue brutalmente arrestado en 2020. El jefe de la aldea, Wilem Hengki, firme defensor de los derechos forestales, ya fue detenido a mediados de 2021 por el mismo delito de malversación de los fondos para el desarrollo de la comunidad.

La nueva detención del 14 de enero de 2022 sucedió de forma totalmente inesperada. Desde entonces, Wilem Hengki se encuentra en prisión preventiva. El abogado Aryo Nugroho, de la organización LBH, la cual presta asistencia jurídica, manifiesta asombro y desaprobación ante la dureza de las autoridades. Un arresto no es necesario, ni siquiera en el caso de los hechos tuvieran una base. Pero la policía traía instrucciones "de arriba".

La "Coalición Justicia para Kinipan" lidera el movimiento por los derechos forestales de los indígenas y apoya a la comunidad. Save Our Borneo y LBH son miembros de esta coalición.