Por los rinocerontes de Sudáfrica

Rinocerontes Rinocerontes en la naturaleza: ¿pronto una imagen del pasado? (Martha de Jong-Lantink - Lizenz CC BY-NC-ND 2.0) (© Martha de Jong-Lantink - (CC BY-NC-ND 2.0))
133.230 participantes

Los rinocerontes de Sudáfrica están condenados a desaparecer. El gobierno quiere legalizar el comercio de sus cuernos. Con eso pretenden acabar con la caza ilegal. Pero sin duda la medida tendrá el efecto contrario y se matarán más rinocerontes.

Noti­cias y actuali­zaciones Petición

Para: Gobierno de la República de Sudáfrica, Estados parte del la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas CITES

“Comprométanse con los rinocerontes: sus cuernos no son una mercadería y su comercio debe prohibirse sin excepción.”

Leer la carta

Los cazadores matan más rinocerontes que nunca. En 2014 más de 1.200, en 2007 tan sólo 13. Si la tendencia continúa, muy pronto se extinguirán los rinocerontes. El gobierno quiere de todas formas permitir el comercio de cuernos de rinoceronte. Para los cazadores furtivos es como una invitación a disparar a más animales. Amenaza una masacre.

La legalización del comercio está pensada para estropear el negocio a las bandas criminales. Controlando el mercado los precios caerían y la caza furtiva dejaría de ser rentable. Se comerciaría con los cuernos de animales muertos. Y se podría cortar el cuerno a animales vivos.

La historia nos deja la lección de que pasará exactamente lo contrario. Después de que en 2008 cuatro países africanos legalizaran el comercio de marfil, los cazadores furtivos no encontraron el freno y dieron rienda suelta a las matanzas masivas. Eso no se debe repetir.

La liberación del comercio de cuernos de rinoceronte jugará a favor de los criminales y acelerará la extinción de los rinocerontes. Los furtivos no van a renunciar a su negocio. Sobornarán a funcionarios destinados al control para que declaren legales los cuernos de la caza ilegal.

Personas que hasta ahora no compraban cuernos ilegales comenzarán a hacerlo una vez que esté permitido. Otras rechazarán los cuernos "legales" y exigirán los de animales salvajes. Los cuernos de rinoceronte se venden principalmente en Asia.

Para llevar a cabo la legalización, Sudáfrica deberá convencer a los miembros de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES). La conferencia decisiva tendrá lugar precisamente en Ciudad del Cabo en 2016.

Sudáfrica todavía puede en lugar de forzar la extinción, proteger a los rinocerontes. Exija medidas eficientes al gobierno de Sudáfrica y a los estados parte de CITES.

Carta

Para: Gobierno de la República de Sudáfrica, Estados parte del la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas CITES

Estimadas Presidentas y Primeras Ministras,
Estimados Presidentes y Primeros Ministros,

en Sudáfrica, los cazadores furtivos matan tantos rinocerontes que pronto esta especie podría quedar extinguida. Desde hace muchos años, algunos gobiernos de Africa y más allá, organizaciones internacionales y ecologistas intentan detener las matanzas.

A muchas personas de todo el mundo les importa el destino de los rinocerontes – como el de otros animales víctimas de la caza furtiva.

La pretensión de la República de Sudáfrica de legalizar el comercio de cuernos de rinoceronte es como una bofetada en la cara de todas aquellas personas que se comprometen con la defensa de los rinocerontes. La liberación del comercio juega a favor de las bandas criminales que controlan la caza furtiva. Amenaza una masacre de rinocerontes, comparable a la matanza masiva de elefantes después de que se permitiera el comercio de marfil en 2008.

Los rinocerontes deben ser protegidos, su cuerno no es una mercadería.

Por favor, comprométase para que se prohíba sin excepciones el comercio con cuernos de rinoceronte y para que la prohibición se de de una manera efectiva. Comprométase con la supervivencia de los rinocerontes.

Atentamente,

Información breve sobre el tema Biodiversidad

La biodiversidad o diversidad biológica abarca tres ámbitos estrechamente relacionados: la diversidad de las especies, la diversidad genética dentro de las especies y la diversidad de los ecosistemas, como bosques u océanos. Cada especie forma parte de una red de relaciones muy compleja. La extinción de una especie repercute en muchas otras y en ecosistemas enteros.

En todo el mundo se han descrito ya casi 2 millones de especies; se estima que la cantidad es mucho más elevada. Las selvas tropicales y los arrecifes de coral se encuentran entre los ecosistemas más ricos en especies y más complejos del planeta. Cerca de la mitad de las especies animales y vegetales viven en las selvas tropicales.

Es crucial proteger la biodiversidad por sí misma. Y también porque es nuestro medio de vida. Todos los días utilizamos alimentos, agua potable, medicamentos, energía, ropa o materiales de construcción. Los ecosistemas intactos garantizan la polinización de las plantas y la fertilidad del suelo, nos protegen de catástrofes medioambientales como inundaciones o corrimientos de tierra, purifican el agua y el aire y almacenan el CO2 dañino para el clima.

La naturaleza es también el hogar y al mismo tiempo un lugar de valor espiritual para muchos pueblos indígenas. Estos últimos son los mejores cuidadores de las selvas tropicales, porque los ecosistemas particularmente intactos se encuentran en los hábitats de las comunidades indígenas.

La conexión entre la pérdida de biodiversidad y la propagación de pandemias no es algo nuevo, de lo que nos diéramos cuenta recién con la pandemia del Coronavirus. Una naturaleza intacta y diversa nos protege contra enfermedades y nuevas pandemias.

 

Los efectos de la pérdida de biodiversidad: hambre y crisis climática

La salud de la naturaleza se ha deteriorado drásticamente en todo el mundo. Alrededor de un millón de especies animales y vegetales están amenazadas de extinción en las próximas décadas. En la Lista Roja de la UICN de la Unión Mundial para la Naturaleza, 37.400 especies de animales y plantas están actualmente en peligro de extinción. ¡Un récord dramático! Los expertos hablan de una sexta extinción masiva en la historia de la Tierra: la tasa de extinción de especies a nivel mundial es cientos de veces superior a la de los últimos 10 millones de años, debido a la actividad humana.

Muchos de los ecosistemas del mundo también están en peligro: el 75% de la superficie terrestre y el 66% de la superficie marina. Sólo el 3% está ecológicamente intacto, por ejemplo, partes del Amazonas y la cuenca del Congo. Los ecosistemas ricos en especies, como los bosques tropicales y los arrecifes de coral, están especialmente dañados. Cerca del 50% de los bosques tropicales han sido destruidos en los últimos 30 años. La mortalidad de los corales sigue aumentando debido al incremento de la temperatura global. 

Las principales causas de la disminución masiva de la biodiversidad son: la destrucción del hábitat, la agricultura intensiva, la sobrepesca, la caza furtiva y el calentamiento global. En todo el mundo se invierten unos 500.000 millones de dólares al año en la destrucción de la naturaleza: en agricultura industrial, subvenciones al petróleo y al carbón, deforestación y otras.

La pérdida de biodiversidad tiene graves consecuencias sociales y económicas, y la explotación de los recursos naturales pone en peligro la vida de miles de millones de personas en el Sur global. La ONU sólo puede alcanzar sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible - por ejemplo la lucha contra el hambre y la pobreza - conservando la biodiversidad en todo el mundo y si se maneja de forma sostenible para las generaciones futuras. 

Sin la conservación de la biodiversidad, la protección del clima también se ve amenazada. La destrucción de las selvas tropicales y las turberas -importantes almacenes de CO2- alimenta aún más el cambio climático.

La solución: ¡menos es más!

Los recursos naturales de la Tierra no están disponibles en cantidades ilimitadas. Los seres humanos consumimos a un ritmo como si tuviéramos dos planetas iguales a la Tierra, y si seguimos igual, para 2050 estaremos consumiendo recursos como si tuviéramos tres. Para conservar la biodiversidad, base de la vida, debemos aumentar la presión política.

Y también podemos hacer mucho en nuestra vida cotidiana.

Siguiendo estos consejos, ayudas a proteger la biodiversidad:

  1. Elije con más frecuencia una dieta vegetal: pon en tu plato más verduras y frutas, o preferiblemente elimina el consumo de carne. Aproximadamente el 80% de las tierras agrícolas del mundo se destinan a la agricultura intensiva y al cultivo de pienso animal.
  2. Local y orgánico: los alimentos producidos orgánicamente evitan extensos monocultivos y, consecuentemente, el uso de pesticidas. Comprar productos locales y regionales también supone el ahorro una gran cantidad de energía.
  3. consciente acerca de tu estilo de vida: ¿Necesito ropa o un teléfono móvil nuevo? ¿Puedo usar segunda mano? Hay buenas alternativas a productos con aceite de palma o madera tropical. Las mascotas que provienen de países tropicales, como los loros o los reptiles, son un tabú.
  4. Calcula aquí tu huella ecológica 
  5. Protege las abejas: en tu balcón o jardín, puedes mantener felices las abejas y otros insectos con una variedad de sabrosas plantas y flores. Si no tienes  jardín o mano verde, puedes participar en algún proyecto de conservación de la naturaleza en tu localidad o región.
  6. Apoya las manifestaciones en favor de la naturaleza: participando en manifestaciones, firmando peticiones contra el calentamiento global o exigiendo cambios sobre temas como la agricultura industrial o la defensa de las selvas tropicales son maneras de presionar a los políticos, quienes también son responsables de la protección de la biodiversidad.

Lee aquí por qué se extinguen tantas especies antes de ser descubiertas.

 

 

Noti­cias y actuali­zaciones