Campesinas en Brasil: ¡No a los árboles transgénicos!

Eucaliptos monocultivo Maximizar los beneficios a costas de seres humanos y medio ambiente: plantaciones industriales de eucalipto en Brasil
103.748 participantes

Fin de la petición: 6 may. 2015

Ecologistas y campesinas de Sudamérica encendieron la alarma. En Brasil, los árboles transgénicos amenazan a los seres humanos y la naturaleza. El gobierno brasilero podría dar luz verde muy pronto a enormes plantaciones industriales de eucaliptos modificados genéticamente. Súmate para detenerlas.

Carta

Para: Gobierno Brasilero y Ministerio

No aprueben los árboles transgénicos: empeorarán los graves efectos de los monocultivos industriales de eucalipto sobre personas y naturaleza

Leer la carta

El 5 de marzo, mil campesinas ocuparon el predio de la empresa FuturaGene en el estado brasilero de SãoPaulo. Se manifestaban contra los planes de establecer plantaciones industriales de eucaliptos modificados genéticamente. Arrancaron miles de árboles transgénicos que la empresa cría en invernadero.

Al mismo tiempo, otros 300 campesinas y campesinos ocuparon la oficina de la Comisión de Bioseguridad (CTNBio) en la capital Brasilia. La instancia dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación decidía el mismo día si permitir el cultivo de árboles transgénicos.

A causa de las manifestaciones la reunión de la Comisión quedó suspendida. Las manifestaciones estuvieron coordinadas por el Movimiento Sin Tierra parte de la La Via Campesina, organización del pequeño campesinado global.

FuturaGene, filial de la multinacional de papel Suzano, experimenta desde hace años con árboles de eucalipto genéticamente modificados. Estos empeorarán los efectos negativos de las plantaciones industriales sobre la naturaleza y las personas.

En las actuales plantaciones industriales el eucalipto necesita un período de siete años de crecimiento hasta su tala. Los árboles transgénicos podrían talarse en tan sólo cuatro años. Este crecimiento rápido necesita cantidades de agua significativamente mayores. „Por eso encendemos la alarma en contra de este desierto verde y exigimos al gobierno que rechace la solicitud de FuturaGene“, dice la campesina Catiane Cinelli.

En Brasil los monocultivos de ecucalipto se expanden en 5 mill has de tierras. No proporcionan un habitat para plantas y animales, necesitan cantidades ingentes de agua y arruinan los suelos. Con las fibras de eucalipto se produce sobre todo papel para impresora y papel higiénico que se exporta a todo el mundo.

Por favor, apoye la petición al gobierno.

Más información

La ocupación de la empresa Suzano en Itapetininga-SP, marcó la jornada de luchas del 8 de marzo, Día internacional de la Mujer, ya emblemáticas en Brasil desde hace algunos años, especialmente de la mano de las campesinas del Movimiento Sin Tierra.

Bajo la consigna Mujeres en lucha: por la soberanía alimentaria, contra la violencia y el agronegocio (Mulheres em luta: pela soberania alimentar, contra a violência e o agronegócio!), la movilización fue masiva en diversas partes del país para mostrar el rechazo de la concentración de tierras y el negocio agrario en pocas manos de empresas multinacionales, que impiden el derecho del acceso a la tierra a millones de familias en el país y que luchan activamente para una reforma agraria que no termina de llegar.

De esta acción de denuncia “lo más importante es que conseguimos llevar ese debate a la sociedad. Si no fuera por estas acciones, sin duda el cultivo de eucalipto transgénico se habría liberado sin que la sociedad se diera siquiera cuente, y toda la población pagaría el precio“, dice Atiliana Brunetto, del MST.

Mientras otra compañera del movimiento anima a las mujeres a participar en la ocupación del predio de Suzano diciendo „¡Las mujeres sin tierra vienen a denunciar, repudiar, decir que este modelo del agronegocio es el modelo de la muerte y no de la vida, y las mujeres sin tierra defienden el modelo de la vida, defenden la soberanía alimentaria, defienden la reforma agraria“.

Artículos y carta difundida por el Movimiento Mundial por los Bosques WRM:

Salva la Selva se ha sumado a la acción del WRM enviando la carta a las autoridades brasileras.

Artículo en Brasil de Fato, 5.3.2015: "Com protesto de centenas de camponesas, CTNBio adia decisão sobre eucalipto transgênico"

Comunicado de Prensa del Movimento Sem Terra MST, 5.3.2015: "Após ocupação na Suzano, outros 300 camponeses ocupam prédio da CTNBio"



Video: Mujeres contra el eucalipto transgénico!

Carta

Para: Gobierno Brasilero y Ministerio

Estimadas Ministras y Ministros:

por favor, rechacen la solicitud de la empresa FuturaGene de plantar árboles de eucalipto genéticamente modificados.

Ya actualmente se extienden en Brasil 5 millones de hectáreas de monocultivos industriales de eucalipto. Estos ejercen presión sobre ecosistemas naturales y sobre las personas que viven en esas áreas. Los monocultivos no son un hábitat para animales y plantas.

Los árboles de crecimiento rápido necesitan cantidades enormes de agua y convierten los suelos en improductivos. Ya en la actualidad padece Brasil una sequía catastrófica y el abastecimiento de agua de muchas personas está racionado.

Los árboles genéticamente modificados amenazan también a las abejas y la producción de miel en Brasil que podría quedar contaminada por la presencia de los árboles genéticamente modificados. Esto amenaza la subsistencia de medio millón de apicultores y productores de miel.

Los beneficios de ciertas empresas no deben amenazar el bienestar de gran cantidad de ciudadanas y ciudadanos y no deben descuidar la protección de la naturaleza.Por favor, prohíban hoy los árboles genéticamente modificados.

Atentamente,