Campesinas en Brasil: ¡No a los árboles transgénicos!

Eucaliptos monocultivoMaximizar los beneficios a costas de seres humanos y medio ambiente: plantaciones industriales de eucalipto en Brasil
103.748 participantes

Ecologistas y campesinas de Sudamérica encendieron la alarma. En Brasil, los árboles transgénicos amenazan a los seres humanos y la naturaleza. El gobierno brasilero podría dar luz verde muy pronto a enormes plantaciones industriales de eucaliptos modificados genéticamente. Súmate para detenerlas.

Petición

Para: Gobierno Brasilero y Ministerio

“No aprueben los árboles transgénicos: empeorarán los graves efectos de los monocultivos industriales de eucalipto sobre personas y naturaleza”

Leer la carta

El 5 de marzo, mil campesinas ocuparon el predio de la empresa FuturaGene en el estado brasilero de SãoPaulo. Se manifestaban contra los planes de establecer plantaciones industriales de eucaliptos modificados genéticamente. Arrancaron miles de árboles transgénicos que la empresa cría en invernadero.

Al mismo tiempo, otros 300 campesinas y campesinos ocuparon la oficina de la Comisión de Bioseguridad (CTNBio) en la capital Brasilia. La instancia dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación decidía el mismo día si permitir el cultivo de árboles transgénicos.

A causa de las manifestaciones la reunión de la Comisión quedó suspendida. Las manifestaciones estuvieron coordinadas por el Movimiento Sin Tierra parte de la La Via Campesina, organización del pequeño campesinado global.

FuturaGene, filial de la multinacional de papel Suzano, experimenta desde hace años con árboles de eucalipto genéticamente modificados. Estos empeorarán los efectos negativos de las plantaciones industriales sobre la naturaleza y las personas.

En las actuales plantaciones industriales el eucalipto necesita un período de siete años de crecimiento hasta su tala. Los árboles transgénicos podrían talarse en tan sólo cuatro años. Este crecimiento rápido necesita cantidades de agua significativamente mayores. „Por eso encendemos la alarma en contra de este desierto verde y exigimos al gobierno que rechace la solicitud de FuturaGene“, dice la campesina Catiane Cinelli.

En Brasil los monocultivos de ecucalipto se expanden en 5 mill has de tierras. No proporcionan un habitat para plantas y animales, necesitan cantidades ingentes de agua y arruinan los suelos. Con las fibras de eucalipto se produce sobre todo papel para impresora y papel higiénico que se exporta a todo el mundo.

Por favor, apoye la petición al gobierno.

Más información

La ocupación de la empresa Suzano en Itapetininga-SP, marcó la jornada de luchas del 8 de marzo, Día internacional de la Mujer, ya emblemáticas en Brasil desde hace algunos años, especialmente de la mano de las campesinas del Movimiento Sin Tierra.

Bajo la consigna Mujeres en lucha: por la soberanía alimentaria, contra la violencia y el agronegocio (Mulheres em luta: pela soberania alimentar, contra a violência e o agronegócio!), la movilización fue masiva en diversas partes del país para mostrar el rechazo de la concentración de tierras y el negocio agrario en pocas manos de empresas multinacionales, que impiden el derecho del acceso a la tierra a millones de familias en el país y que luchan activamente para una reforma agraria que no termina de llegar.

De esta acción de denuncia “lo más importante es que conseguimos llevar ese debate a la sociedad. Si no fuera por estas acciones, sin duda el cultivo de eucalipto transgénico se habría liberado sin que la sociedad se diera siquiera cuente, y toda la población pagaría el precio“, dice Atiliana Brunetto, del MST.

Mientras otra compañera del movimiento anima a las mujeres a participar en la ocupación del predio de Suzano diciendo „¡Las mujeres sin tierra vienen a denunciar, repudiar, decir que este modelo del agronegocio es el modelo de la muerte y no de la vida, y las mujeres sin tierra defienden el modelo de la vida, defenden la soberanía alimentaria, defienden la reforma agraria“.

Artículos y carta difundida por el Movimiento Mundial por los Bosques WRM:

Salva la Selva se ha sumado a la acción del WRM enviando la carta a las autoridades brasileras.

Artículo en Brasil de Fato, 5.3.2015: "Com protesto de centenas de camponesas, CTNBio adia decisão sobre eucalipto transgênico"

Comunicado de Prensa del Movimento Sem Terra MST, 5.3.2015: "Após ocupação na Suzano, outros 300 camponeses ocupam prédio da CTNBio"



Video: Mujeres contra el eucalipto transgénico!

Carta

Para: Gobierno Brasilero y Ministerio

Estimadas Ministras y Ministros:

por favor, rechacen la solicitud de la empresa FuturaGene de plantar árboles de eucalipto genéticamente modificados.

Ya actualmente se extienden en Brasil 5 millones de hectáreas de monocultivos industriales de eucalipto. Estos ejercen presión sobre ecosistemas naturales y sobre las personas que viven en esas áreas. Los monocultivos no son un hábitat para animales y plantas.

Los árboles de crecimiento rápido necesitan cantidades enormes de agua y convierten los suelos en improductivos. Ya en la actualidad padece Brasil una sequía catastrófica y el abastecimiento de agua de muchas personas está racionado.

Los árboles genéticamente modificados amenazan también a las abejas y la producción de miel en Brasil que podría quedar contaminada por la presencia de los árboles genéticamente modificados. Esto amenaza la subsistencia de medio millón de apicultores y productores de miel.

Los beneficios de ciertas empresas no deben amenazar el bienestar de gran cantidad de ciudadanas y ciudadanos y no deben descuidar la protección de la naturaleza.Por favor, prohíban hoy los árboles genéticamente modificados.

Atentamente,

Información breve sobre el tema Biodiversidad

La biodiversidad o diversidad biológica abarca tres ámbitos estrechamente relacionados: la diversidad de las especies, la diversidad genética dentro de las especies y la diversidad de los ecosistemas, como bosques u océanos. Cada especie forma parte de una red de relaciones muy compleja. La extinción de una especie repercute en muchas otras y en ecosistemas enteros.

En todo el mundo se han descrito ya casi 2 millones de especies; se estima que la cantidad es mucho más elevada. Las selvas tropicales y los arrecifes de coral se encuentran entre los ecosistemas más ricos en especies y más complejos del planeta. Cerca de la mitad de las especies animales y vegetales viven en las selvas tropicales.

Es crucial proteger la biodiversidad por sí misma. Y también porque es nuestro medio de vida. Todos los días utilizamos alimentos, agua potable, medicamentos, energía, ropa o materiales de construcción. Los ecosistemas intactos garantizan la polinización de las plantas y la fertilidad del suelo, nos protegen de catástrofes medioambientales como inundaciones o corrimientos de tierra, purifican el agua y el aire y almacenan el CO2 dañino para el clima.

La naturaleza es también el hogar y al mismo tiempo un lugar de valor espiritual para muchos pueblos indígenas. Estos últimos son los mejores cuidadores de las selvas tropicales, porque los ecosistemas particularmente intactos se encuentran en los hábitats de las comunidades indígenas.

La conexión entre la pérdida de biodiversidad y la propagación de pandemias no es algo nuevo, de lo que nos diéramos cuenta recién con la pandemia del Coronavirus. Una naturaleza intacta y diversa nos protege contra enfermedades y nuevas pandemias.

 

Los efectos de la pérdida de biodiversidad: hambre y crisis climática

La salud de la naturaleza se ha deteriorado drásticamente en todo el mundo. Alrededor de un millón de especies animales y vegetales están amenazadas de extinción en las próximas décadas. En la Lista Roja de la UICN de la Unión Mundial para la Naturaleza, 37.400 especies de animales y plantas están actualmente en peligro de extinción. ¡Un récord dramático! Los expertos hablan de una sexta extinción masiva en la historia de la Tierra: la tasa de extinción de especies a nivel mundial es cientos de veces superior a la de los últimos 10 millones de años, debido a la actividad humana.

Muchos de los ecosistemas del mundo también están en peligro: el 75% de la superficie terrestre y el 66% de la superficie marina. Sólo el 3% está ecológicamente intacto, por ejemplo, partes del Amazonas y la cuenca del Congo. Los ecosistemas ricos en especies, como los bosques tropicales y los arrecifes de coral, están especialmente dañados. Cerca del 50% de los bosques tropicales han sido destruidos en los últimos 30 años. La mortalidad de los corales sigue aumentando debido al incremento de la temperatura global. 

Las principales causas de la disminución masiva de la biodiversidad son: la destrucción del hábitat, la agricultura intensiva, la sobrepesca, la caza furtiva y el calentamiento global. En todo el mundo se invierten unos 500.000 millones de dólares al año en la destrucción de la naturaleza: en agricultura industrial, subvenciones al petróleo y al carbón, deforestación y otras.

La pérdida de biodiversidad tiene graves consecuencias sociales y económicas, y la explotación de los recursos naturales pone en peligro la vida de miles de millones de personas en el Sur global. La ONU sólo puede alcanzar sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible - por ejemplo la lucha contra el hambre y la pobreza - conservando la biodiversidad en todo el mundo y si se maneja de forma sostenible para las generaciones futuras. 

Sin la conservación de la biodiversidad, la protección del clima también se ve amenazada. La destrucción de las selvas tropicales y las turberas -importantes almacenes de CO2- alimenta aún más el cambio climático.

La solución: ¡menos es más!

Los recursos naturales de la Tierra no están disponibles en cantidades ilimitadas. Los seres humanos consumimos a un ritmo como si tuviéramos dos planetas iguales a la Tierra, y si seguimos igual, para 2050 estaremos consumiendo recursos como si tuviéramos tres. Para conservar la biodiversidad, base de la vida, debemos aumentar la presión política.

Y también podemos hacer mucho en nuestra vida cotidiana.

Siguiendo estos consejos, ayudas a proteger la biodiversidad:

  1. Elije con más frecuencia una dieta vegetal: pon en tu plato más verduras y frutas, o preferiblemente elimina el consumo de carne. Aproximadamente el 80% de las tierras agrícolas del mundo se destinan a la agricultura intensiva y al cultivo de pienso animal.
  2. Local y orgánico: los alimentos producidos orgánicamente evitan extensos monocultivos y, consecuentemente, el uso de pesticidas. Comprar productos locales y regionales también supone el ahorro una gran cantidad de energía.
  3. consciente acerca de tu estilo de vida: ¿Necesito ropa o un teléfono móvil nuevo? ¿Puedo usar segunda mano? Hay buenas alternativas a productos con aceite de palma o madera tropical. Las mascotas que provienen de países tropicales, como los loros o los reptiles, son un tabú.
  4. Calcula aquí tu huella ecológica 
  5. Protege las abejas: en tu balcón o jardín, puedes mantener felices las abejas y otros insectos con una variedad de sabrosas plantas y flores. Si no tienes  jardín o mano verde, puedes participar en algún proyecto de conservación de la naturaleza en tu localidad o región.
  6. Apoya las manifestaciones en favor de la naturaleza: participando en manifestaciones, firmando peticiones contra el calentamiento global o exigiendo cambios sobre temas como la agricultura industrial o la defensa de las selvas tropicales son maneras de presionar a los políticos, quienes también son responsables de la protección de la biodiversidad.

Lee aquí por qué se extinguen tantas especies antes de ser descubiertas.

 

 

Suscríbete ahora al boletín de Salva la Selva

Recibirás alertas de acción y actualizaciones - ¡con tu ayuda seguimos salvando la selva!