Sr. Obama: ¡no use comida como combustible!

Un auto come maízLos autos se tragan los alimentos de las personas
40.224 participantes

Fin de la petición: 22 may 2014

La cosecha de maíz de los Estados Unidos se ha estropeado por la grave sequía. Como consecuencia se prevee un aumento global del precio de los alimentos. La política estadounidense que obliga a utilizar el ya escaso y caro maíz como biocombustible agudiza la crisis al pretender llenar los tanques de los automóviles en lugar de los platos.

Noti­cias y actuali­zaciones Petición

Para: Presidente Barack Obama, Casa Blanca, 1600 Pennsylvania Avenue NW Washington, DC 20500, Estados Unidos

“”

Leer la carta

La mitad de la cosecha de maíz del mundo se produce en EEUU. Y de ésta, la mitad se destina a la producción de etanol para los automóviles. Los granos de maíz -y también cereales como el trigo-, se fermentan destilándose a continuación el alcohol. Convertido en agrocombustible, se mezcla con la gasolina convencional. Así muchos alimentos dejan de estar disponibles.

El gobierno norteamericano subvenciona un mercado artificial de agrocombustibles con millones de dinero de los contribuyentes y existen metas obligatorias (10%) de mezcla. Para cumplir esta obligación, este año deben producirse al menos 50 mil millones de lts. de etanol.

La producción de etanol de maíz no tiene ningún beneficio ambiental. Por el contrario, los monocultivos industriales se expanden cada vez más contaminando suelos y aguas con pesticidas y fertilizantes. ¡Para producir un litro de etanol, se necesitan por término medio casi 600 litros del valioso elemento agua!
Que el agrocombustible es dañino lo afirman también científicos y la ONU. La política de agrocombustibles de los EEUU y la Comunidad Europea eleva los precios de los alimentos y aumenta el número de hambrientos en el mundo. La persistente sequía en los EEUU y el maíz cada vez más escaso, sólo extreman esta situación -con consecuencias sociales catastróficas.

El actual estudio Agrocombustibles: Fogoneros del Hambre muestra esta situación con el ejemplo del país vecino. México importa un tercio de su demanda de maíz de los EEUU. En México, la tortilla de maíz es el alimento básico. Ya en 2008 protestaron por los precios prohibitivos que llegó a alcanzar.

¡Escribe al presidente estadounidense Obama para decirle que no use el maíz y otros alimentos para alimentar a los automóviles. Di al Presidente Obama: ¡no use comida como combustible!

Más información

La producción de etanol y otros agrocombustible compiten directamente con la producción de alimentos y piensos. El agrocombustible se fabrica a partir de alimentos -maíz, trigo, caña de azúcar, colza, soja o aceite de palma-. Significa que los precios de los alimentos básicos aumentan.

A pesar de ello, los políticos califican el sistema agrícola altamente industrializado que prioriza la producción de agrocombustibles como “gran éxito”. No toman en cuenta los costos ambientales, sociales y sanitarios. Este tipo de agricultura insume grandes cantidades de combustibles fósiles, y químicos como pesticidas, herbicidas y fertilizantes. Estos químicos envenenan aguas y suelos a largo plazo.

La peor sequía en 50 años está afectando a 61% de la superficie agraria de los Estados Unidos. Se ha declarado el estado de emergencia en más de 1.000 condados. No hay lluvias previstas de momento sino temperaturas más altas y tiempo más seco. Los últimos días, el Departamento Norteamericano de Agricultura USDA estimó las pérdidas en 46 millones de toneladas de maíz, cifra que se podría duplicar y hasta triplicar, si la sequía dura hasta finales de agosto.

La escasez de maíz y la sequía prolongada y el uso de las cosechas para la producción de agrocombustibles pronto volverán a encarecer los alimentos con consecuencias directas sobre la hambruna global. El gobierno norteamericano no da ninguna señal de recortar la producción de etanol y favorecer la de alimentos. Los precios del maíz y cereales se disparan alcanzando records en las bolsas de materias primas.

Los especuladores (los mentados “mercados”) no dudan en aprovechar las reducidas cosechas para obtener sustanciosos beneficios para sí. Lo hacen elevando los precios de las 'commodities', apostando a que la escasa producción de maíz, trigo y soja les dará muchas mayores ganancias. No se detienen ni siquiera ante la situación de hambre extrema que padecen cientos de miles de personas en todo el mundo.

En este contexto, no son confiables las decisiones de los políticos, ni menos de los mercados sobre el destino de las cosechas. ¡El maíz al plato, y no al tanque del automóvil!

Carta

Para: Presidente Barack Obama, Casa Blanca, 1600 Pennsylvania Avenue NW Washington, DC 20500, Estados Unidos

Estimado Sr. Presidente Obama:

¡Evite una catástrofe que aumente el hambre del mundo, detenga el uso de etanol!

El etanol de Estados Unidos se produce de maíz. La harina de maíz es el alimento básico de millones de personas en todo el mundo. Millones de personas pasan hambre, porque sus alimentos se convierten en agrocombustibles para automóviles.

La Organización de las Naciones Unidas ONU, la Organización para la Agricultura y la Alimentación FAO y científicos de todo el mundo, exigen desde hace años acabar con la fatal competencia entre el tanque de los automóviles y el plato de comida. Alimentos y piensos no deben ser desperdiciados para abastecer automóviles.

Le pido que abandone inmediatamente las metas obligatorias de agrocombustibles establecidas por la ley y elimine todas las subvenciones e incentivos.

Atentamente,

Noti­cias y actuali­zaciones