Músicos de Madagascar defienden la selva

Los lemures comen las frutas de los árboles de ébano (© R. Butler)
34.928 participantes

Fin de la petición: 22 may. 2014

Grandes cantidades de madera ébano y de palisandro se talan ilegalmente en la isla de Madagascar. Los escasos lemures que viven allá necesitan los árboles para sobrevivir. El fabricante de guitarras Gibson utiliza maderas tropicales y pretende eliminar la ley que impide traficar con madera ilegal. Por favor, proteste junto a los músicos de Madagascar.

Noti­cias y actuali­zaciones Petición

“”

Leer la carta

Entre los compradores de la madera ilegal de Madagascar está el conocido fabricante de guitarras Gibson de Nashwille, en los Estados Unidos. En registros practicados en la empresa por las autoridades norteamericanas se encontraron maderas tropicales, guitarras fabricadas con las mismas, y documentación. Según las acusaciones que le hacen a la empresa, las maderas de ébano y palisandro proceden de la tala ilegal en Madagascar.

Los registros fueron posibles gracias a una ley única en el mundo. La llamada ley Lacey prohíbe introducir maderas de fuentes ilegales en los Estados Unidos, incluso en el caso de que la tala ilegal haya sido cometida en otro país.
La ley Lacey es una ley ejemplar en el mundo, que se promulgó como fruto del trabajo de muchos grupos defensores del medio ambiente. Gracias a esta iniciativa, se hizo necesario para Europa reaccionar, y desde 2013 no estará permitida tampoco en Europa la introducción de maderas ilegales, para las que hasta el momento no ha habido prácticamente ningún tipo de restricciones. Desde que la ley está vigente en los Estados Unidos, siendo este el mayor mercado internacional de madera, las talas ilegales se han reducido en todo el mundo.

Pero en lugar de atenerse a la ley, el fabricante de guitarras Gibson y otros destructores de la selva como la empresa maderera indonesia Asia Pulp and Paper (APP), presionan para ablandar la ley e incluso eliminarla. Para ello, los destructores de la selva han captado el interés del ultraderechista Tea Party, y ya han presentado en el congreso norteamericano una solicitud para modificar la ley.
En los Estados Unidos, las organizaciones ambientales defienden la ley Lacey. Y en Madagascar, los músicos se sitúan ante el bosque para defenderlo. Artistas conocidos como Razia Said y Jaojoby han creado el Concierto por la Selva y siembran miles de árboles. Quieren llevar su denuncia a Europa y a los Estados Unidos donde actualmente planifican un tour de conciertos.

“Las selvas de Madagascar son arrasadas por criminales”, explica la cantante Razia de Madagascar, “cada día caen miles de árboles en el Parque Nacional Masoala. La base del sustento de sus habitantes y el hábitat de animales únicos como los lemures está gravemente amenazado. Por favor, ayude a detener la masacre. Ayude a los habitantes de Madagascar, ayuden a que elmundo no se quede sin esta biodiversidad única ayudando a presionar para que no eliminen la ley Lacey”.

La situación en Madagscar aún tiene salvación. Queremos defender los bosques que quedan en la isla. Por favor, firme en apoyo de la siguiente Llamamiento Internacional de Músicos de Madagascar: Ley norteamericana Lacey debe continuar vigente”.

Aquí se puede ver un vídeo del Concierto por la Selva. Los músicos quieren repetirlo en España y en otros países europeos. Interesados o para contratación, por favor comunicarse con Razia: info@cumbancha.com

Más información

musicos-de-madagascar-defienden-la-selva

Carta

La tala ilegal es uno de los mayores peligros ambientales de nuestro tiempo. Destruye los bosques en todo el mundo, la biodiversidad y los pueblos indígenas. Ecosistenas irremplazables como el de la selva Masoala en Madagascar son arrasados para obtener acceso a las maderas autóctonas.

Muchos de los fabricantes de instrumentos musicales utilizan maderas de palisandro y ébano, amenazadas de extinción. Las maderas se encuentran en muchas guitarras, violines, instrumentos de viento y pianos.

Debemos estar seguros, de que nuestros instrumentos musicales no proceden de tales fuentes ilegales. Debemos preservar estos materiales naturales para futuras generaciones de artistas, para el futuro de la música y para un planeta más lleno de vida.

Hacemos un llamamiento a la solidaridad con nuestras intenciones de acabar con el comercio ilegal de madera tropical. No compraremos más instrumentos sin que se nos garantice y se nos infomre, de que su madera procede de fuentes legales y ambientalmente amigables.

Pedimos a los legisladores, la industria maderera y comerciantes de madera que se aseguren de que la música tenga una influencia positiva sobre la naturaleza y no contribuya a la destrucción de la naturaleza. Invitamos a todos los músicos y ciudadanos a seguir esta iniciativa. Las maderas utilizadas para la fabricación de instrumentos musicales deben ser legales y aportar para la protección de la naturaleza.

Apoyamos la Ley Lacey norteamericana y otras medidas de protección de los bosques que prohíben y castigan el comercio con maderas ilegales. Nos oponemos a cualquier intento de ablandar la Ley Lacey. También en la Unión Europea debe actuarse inmediatamente, y no esperar a 2013 para prohibir el comercio con maderas ilegales”.

Atentamente,

Noti­cias y actuali­zaciones