Guitarras Gibson: ¡¡¿¿Talando la selva para tocar rock and roll ??!!

Maderas tropicales nobles taladas ilegalmente cerca del Parque Nacional Masoala en Madagscar
25.881 participantes

Fin de la petición: 23 may. 2014

John Lennon, Paul McCartney o Frank Zappa – muchas estrellas de la música contribuyen a la fama de las guitarras Gibson. Estas se fabrican con maderas tropicales nobles. Cada pieza cuesta varios miles de euros. Lo que tal vez no saben: parte de esta madera procedería de la tala ilegal de selvas tropicales en Madagascar y la India.

Petición

“”

Leer la carta

John Lennon, Paul McCartney o Frank Zappa – muchas estrellas de la música contribuyen a la fama de las guitarras Gibson. Estas se fabrican con maderas tropicales nobles. Cada pieza cuesta varios miles de euros. Lo que tal vez no saben: parte de esta madera procedería de la tala ilegal de selvas tropicales en Madagascar y la India.

El 24 de agosto, el Servicio norteamericano de Pesca y la Vida Silvestre registró las sedes del fabricante de guitarras Gibson en Nashville y Memphis -por segunda vez en poco menos de dos años. Los funcionarios confiscaron guitarras de madera tropical, maderas certificadas y documentos. Según las acusaciones, ahora Gibson parece haber importado ilegalmente de la India doce partidas de madera de ébano y palisandro. Anteriores visitas a Gibson en noviembre de 2009 ya habían dado resultados. En aquél momento, Gibson había importado ilegalmente madera de palisandro de Madagascar.

Los registros domiciliarios se fundamentaron en la llamada Ley Lacey. La ley norteamericana controla el comercio de animales salvajes, plantas y maderas. Estas deben proceder de fuentes legales. Las autoridades competentes recibieron respaldo de la organizaciones de derechos humanos Golbal Witness (Testigo Global) y la Agencia Ambiental de Investigación (EIA, por sus siglas en inglés). Por encargo de la administración de Parques Nacionales de Madagascar habían descubierto las oscura procedencia de la madera tropical. Los resultados se recogen en el Estudio del comercio internacional madera de ébano y palisandro.

Una mafia de comerciantes de maderas tropicales sin escrúpulos, entre ellos la Société Thunam Roger, arrasa los bosques de la isla desde hace años en contra de toda ley. Ni áreas protegidas como el Parque Nacional Masoala quedan a salvo. Miles de contenedores se apilan para su exportación en almacenes y puertos, llenos de ébano y palisandro en peligro de extinción. Otro de los involucrados sería el comerciante de maderas Theodor Nagel, de Hamburgo. La madera ilegal habría sido transportada en barco a los Estados Unidos a través de esta empresa maderera – ahora en procedimiento de insolvencia-, a la que Gibson habría comprado durante años madera de ébano por toneladas.

En el fuego cruzado de todas las críticas se situó también el sello de certificación forestal FSC que se otorga a maderas de “procedencia responsable”. Pero en la práctica, el FSC está dominado por la industria maderera. El resultado son estándares blandos, fraudes frecuentes y certificados escandalosos. También el grupo Gibson recibió sus cinco certificados FSC gracias a sus estrechos lazos con esta iniciativa privada de certificación. Y con el Rainforest Alliance, cuyo departamento de certificación Smartwood -en español, madera inteligente – otorga el certificado FSC. El jefe de Gibson, Henry Juszkiewicz fue durante años miembro del directorio de esta organización neoyorquina, cerrando el círculo de estas relaciones interesadas. En un comunicado de prensa de Juszkiewicz puede leerse: “los funcionarios han confiscado la madera controlada FSC. La madera confiscada el 24 de agosto cumplía los estándares FSC”. Desde hace años, Salva la Selva intenta poner de manifiesto cómo el FSC es un simple “lavado verde”.

Junto a sus talleres en los Estados Unidos, Gibson también fabrica guitarras en China. La mayor parte de la madera talada ilegalmente en Madagascar se lleva al país asiático.

 

Por favor, escriba al fabricante de guitarras Gibson firmando la carta de protesta que encuentra abajo. La empresa debe reemplazar las maderas tropicales por especies locales.

Carta

Gibson Guitar Corp.
Herr Henry Juszkiewicz, CEO
309 Plus Park Blvd.
Nashville, TN 37217, USA
Tel.: 1-800-444-2766
henry.juszkiewicz@gibson.com

Estimado Sr. Juszkiewicz:

estamos muy decepcionados de que su empresa se encuentre por segunda vez bajo sospecha de importar madera tropical de procedencia ilegal.

En noviembre de 2009 y recientemente en agosto 2011, funcionarios norteamericanos del Servicio de Pesca y la Vida Silvestre confiscaron maderas tropicales nobles, guitarras y documentación de Gibson. La acusación: importación ilegal de madera de palisandro y ébano de Madagascar y la India.

Considero inaceptable que usted no sólo ignore la ley de exportación india, sino que además la critique abiertamente porque dificulta sus negocios.

La madera tropical ilegal es la principal causa de la destrucción de las selvas tropicales. Los daños causados a la población y la naturaleza son inmensos. Y dramática es la situación en Madagascar. Allí se arrasan incluso áreas protegidas como el Parque Nacional Masoala para conseguir las maderas de ébano y palisandro para la exportación.

Desde hace décadas, organizaciones ambientales de todo el mundo reivindican la prohibición de la importación de maderas ilegales. Así se consiguió en los Estados Unidos con la ley Lacey 2008. Esta prohíbe el comercio con animales, plantas y maderas de procedencia ilegal. También la Unión Europea prohibió la importación de madera ilegal por el Reglamento (UE) no 995/2010, por el que se establecen las obligaciones de quienes comercializan madera y productos de madera.

Las leyes son un importante paso para frenar la destrucción de las selvas. Estamos seguros, de que ningún músico compraría una guitarra o le gustaría tocarla, siendo consciente de que la madera procede de tala ilegal de bosques. Por si fuera poco, las maderas tropicales ni siquiera son necesarias para mejorar el sonido de las guitarras eléctricas.

Por favor, utilice maderas locales precedentes de manejo de bosques amigable con el medio ambiente. En Norteamérica crecen 240 especies de árboles. Termine hoy con la importación de madera tropical de Madagascar, la India y otros países.

Atentamente,

Salva la Selva