Solidaridad con indígenas maya: Detener la Mina Marlin en Guatemala

Que cierren la Mina Marlin (Foto: COPAE)
2.072 participantes

Fin de la petición: 19 may. 2014

Es lo que intentaron una vez más indígenas guatemaltecos el 28 de febrero, al ver cómo se sigue anteponiendo la codicia por el oro y la plata sobre su seguridad y bienestar. Exigían al gobierno de Guatemala y a la empresa minera canadiense Goldcorp detener inmediatamente las operaciones de la mina Marlin. Se basaban en una resolución a su favor emitida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH, que no ha sido acatada. En respuesta, fueron por horas retenidos y golpeados por trabajadores de la empresa minera. Varias personas resultaron heridas y fueron amenazadas de muerte.

Petición

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH estableció en mayo 2010 la suspensión cautelar temporal de la mina Marlin. Pero tanto la empresa minera como el gobierno hicieron desde entonces oídos sordos. Por eso, las comunidades decidieron presionar bloqueando de manera pacífica los accesos principales de la empresa minera a su proyecto. Marlin I es una mina de oro y plata subterránea y a cielo abierto situada en un área de 6 km2 en las inmediaciones del río Tzalá y Quivichil en los municipios de Sipacapa y San Miguel Ixtahuacán, Departamento de San Marcos. Abarca los territorios tradicionales de los pueblos mayas mam y sipakapense.

Dados los antecedentes e impactos de la mina , la CIDH solicita al Gobierno que: “suspenda la explotación minera del proyecto Marlin I y demás actividades relacionadas con la concesión otorgada a la empresa Goldcorp/Montana Exploradora de Guatemala S.A., y […] prevenir la contaminación ambiental” . Además, solicita al Gobierno la adopción de medidas de descontaminación de las aguas de las comunidades indígenas; la atención médica de afectados por la contaminación y la garantía de la vida y la integridad física de los miembros de las 18 comunidades mayas afectadas.

El Relator de las Naciones Unidas para los Pueblos Indígenas presentó un informe sobre la minería en Guatemala justo el 4 de marzo de 2011, cuatro días después de los incidentes denunciados. Allí efectúa observaciones sobre la situación de los derechos de los pueblos indígenas de Guatemala afectados por proyectos extractivos en sus territorios tradicionales, y dedica un amplio capítulo al caso de la Mina Marlin. El Relator concluye su informe recomendando al Estado guatemalteco y a la empresa Goldcorp acatar las medidas cautelares otorgadas por la CIDH, incluyendo la suspensión de las operaciones de la mina.

Escriba al presidente guatemalteco en apoyo de las denuncias del Frente de Defensa Miguelense.

Más información

Antecedentes e impactos de la mina:

Las casas más próximas sufren grietas por las voladuras, además de contaminación acústica. Los indígenas afectados han denunciado repetidamente la deforestación, el uso de cianuro, la contaminación del agua y la tierra o la escasez de agua por su apropiación. Entre las principales críticas del proyecto se encuentra la falta de consulta a las comunidades afectadas y la falta de consideración seria de los efectos sobre la salud y medio ambiente que implicaría este tipo de actividad minera. Es por ello que en junio de 2005, 13 comunidades de la municipalidad de Sipacapa, realizaron una “consulta comunitaria de buena fe”, observada por la auxiliatura departamental del Procurador de Derechos Humanos67 y en ausencia de autoridades de representantes del Gobierno (Sobre esta consulta, ver video documental Sipakapa no se Vende). En la consulta, las comunidades se pronunciaron contundentemente en contra del proyecto.

El Banco Mundial/CFI dio en 2004 un crédito de 45 millones de dólares para apoyar el proyecto de la mina con la condición de que cumpliera las Normas de Desempeño de la CFI sobre pueblos indígenas. Recibió críticas por parte de sus propios organismos de control en 2005.

El 20 de mayo de 2010, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió la resolución de medidas cautelares a favor de las “Comunidades del pueblo maya (Sipakapense y Mam) de los municipios de Sipacapa y San Miguel Ixtahuacán”89. En dicha resolución, la Comisión

Salva la Selva ya ha apoyado a quienes se oponen a la mina Marlin. Pueden ver en nuestro archivo de acciones anteriores: ¡Cierren de una vez la mina de oro Marlin en Guatemala!

Más información sobre el oro y la minería de oro

Más información sobre la plata y la minería de plata

Carta

Estimado Sr. Presidente:

En apoyo del FRENTE DE DEFENSA MIGUELENSE, quiero apoyar la denuncia de la horrible practica de la empresa minera en manipular a sus trabajadores y ponerlos en confrontación con las comunidades que defienden legalmente sus derechos. Los trabajadores de la empresa minera retuvieron el 28 de febrero de 2011 como rehénes a 60 personas. Tuvieron lugar incidentes violentos y algunas personas resultaron heridas y amenazadas.

Es por eso que por la presente, demandamos del Estado de Guatemala que garantice el vigoroso respeto a la integridad física de las personas y que cumpla inmediatamente con las medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH (MC-260-07) que establecen la suspensión temporal de la mina Marlin.

Así lo recomienda también el Relator de las Naciones Unidas para los Pueblos Indígneas, Sr. James Anaya en el informe presentado el 4 de marzo 2011 ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (ver: http://www2.ohchr.org/english/issues/indigenous/rapporteur/docs/GuatemalaIP16th_AUV.pdf)

Y pedimos a la CIDH mantener su vigilancia y reiterar al estado de Guatemala el estricto respeto a los derechos humanos de los pueblos, así como al medio ambiente. Espero su pronta respuesta y una confirmación positiva a estas demandas.

Atentamente,