Hay crisis alimentaria: dejen de usar alimentos como combustible de una vez

Fotomontaje: cosechadoras en una plantación de soja. En el área cosechada se vislumbra la silueta de un surtidor de gasolina. Cosecha de soja en Brasil: el aceite de soja es la materia prima más importante para la producción de biodiésel, junto con el aceite de palma, colza y girasol. (© Collage RdR) Fotomontaje: un surtidor de gasolina se inserta ante una foto de miles de plántulas de palma aceitera en lo que era una selva tropical Pie de foto: Miles de plantones de palma aceitera para establecer nuevas plantaciones en la selva tropical: el aceite de palma es la principal materia prima para la producción de biodiésel (© Globalfilm + Composer/Fotolia - Montage Sauvons la forêt) Destrucción de la selva tropical para establecer cultivo de palma aceitera, fotomontaje con señal de camino cortado. © Rainforest Action Network - Montage Rettet den Regenwald - CC BY-NC 2.0

A pesar del aumento del hambre, de problemas de abastecimiento y de la subida de los precios de los alimentos, algunos países siguen utilizando cereales y aceites comestibles para producir biocombustibles. La ONU advierte de hambrunas y levantamientos por ese motivo en algunos lugares del mundo.

Petición

Para: Gobiernos de Estados Unidos, Brasil, Indonesia, China, Canadá, Malasia, Argentina; y Unión Europea y gobiernos de sus países miembros.

“Respeten el derecho a la alimentación y la soberanía alimentaria, dejen de usar los alimentos para producir combustibles.”

Leer la carta

Según el Programa Mundial de Alimentos de la Organización de las Naciones Unidas ONU, más de 800 millones de personas en todo el mundo padecen hambre aguda y desnutrición. Este número amenaza con aumentar considerablemente como consecuencia de la guerra en Ucrania.

A pesar de que la ONU advierte de los grandes problemas de abastecimiento y de la subida de precios de alimentos básicos como los cereales y los aceites de cocina, en algunos países se siguen utilizando millones de toneladas de alimentos para producir biocombustibles para coches y camiones.

Estados Unidos, países de la Unión Europea -especialmente Alemania, Francia y España-, junto con Brasil, Indonesia, China, Canadá, Malasia y Argentina utilizan alrededor de una décima parte de la cosecha mundial de cereales y un tercio de los cultivos de azúcar para la producción de etanol y una quinta parte de los aceites vegetales para biodiésel.

Cada año, se producen unos 110.000 millones de litros de etanol y 52.000 millones de litros de biodiésel que debido a normativas legales se mezclan con gasolina y gasóleo que se venden en las gasolineras. 

El cultivo de plantas para producir energía ocupa mucho terreno. Además, para este fin utilizan enormes cantidades de fertilizantes, pesticidas y agua.

Los biocombustibles no son en absoluto neutros desde el punto de vista climático y los monocultivos son una de las principales causas de la extinción de especies. En los trópicos, de donde provienen muchas de las materias primas, el cultivo de palma de aceite, soja y caña de azúcar para obtener biocombustibles impulsa la deforestación de los selvas tropicales.

En vez de servir de combustible en los depósitos de los vehículos, los cereales y oleaginosas deben utilizarse para alimentar a millones de personas y reducir los precios de los alimentos. El derecho a la alimentación y la soberanía alimentaria deben ser una realidad para todas las personas.

Por favor, pide a los gobiernos que pongan fin inmediato a sus irresponsables políticas de biocombustibles.

Más información

Según datos del Banco Mundial, los precios de los alimentos ya están subiendo desde mediados de 2020, y este incremento se ha ido agravando aún más por la guerra en Ucrania. Los precios de la gasolina y el gasóleo en las gasolineras también marcan máximos históricos. Por término medio, al gasóleo se le añade un siete por ciento de biodiésel; y a la gasolina entre un cinco y un diez por ciento de etanol.

Mientras que una reducción drástica de la producción de biocombustibles tendría un gran impacto en la oferta de alimentos y en los precios, su impacto en la oferta de combustibles sería muy limitado, argumentan en Financial Times directivos de la organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico OECD. Esto se debe a que el uso de energía de nuestros coches es muy elevado, lo que obliga a convertir grandes cantidades de alimentos en etanol y biodiésel con los que se puede conducir unos pocos kilómetros.

De hecho, para producir un litro de etanol, se necesitan unos 2,5 kg de granos, como p.ej. trigo. Con esta cantidad de trigo, puede una persona alimentarse durante 4,5 días, ya que 1 kg de trigo contiene 3.580 calorías y una persona necesita unas 2.000 calorías al día.

El etanol contiene un tercio menos de energía que la gasolina, por lo que los vehículos ‘alimentados’ con E10 recorren de media entre un 3 y un 4 % menos de kilómetros que con gasolina pura. En algunos países, como Brasil, se vende incluso combustible con 100% de etanol (E100), que puede utilizarse en coches fabricados para ello, con motores especiales (flex fuel). Con un litro de etanol puro, un coche de tamaño medio puede recorrer unos 8,5 km. El etanol producido a partir de un kilo de trigo puede servir para recorrer unos 3,4 kilómetros en coche.

Información adicional sobre cifras de la producción de etanol y biodiésel y materias primas utilizadas.


Más información y fuentes:

Naciones Unidas y otras instituciones

Consejo de Seguridad (19.5.2022): La falta de exportaciones de cereales lleva al hambre en el mundo a niveles de hambruna, mientras continúa la guerra en Ucrania, advierten los oradores al Consejo de Seguridad: https://www.un.org/press/en/2022/sc14894.doc.htm

Secretario General (18.5.2022): Si no alimentamos a la gente, alimentamos el conflicto, dice el Secretario General en el evento ministerial del Llamado a la Acción Mundial sobre la Seguridad Alimentaria, advirtiendo que el hambre masiva se avecina: https://www.un.org/press/en/2022/sgsm21285.doc.htm

OECD/FAO (2020), OECD-FAO Agricultural Outlook 2020-2029, OECD Publishing, Paris/FAO, Rome, https://doi.org/10.1787/1112c23b-en (Página 145, gráfico 4.6. Proporción de aceite vegetal utilizado para biodiésel)

Unión para la promoción de las plantas oleaginosas y proteicas (2022). INFORME SOBRE EL SUMINISTRO DEL MERCADO GLOBAL 2020/2021. páginas 25 - 27: https://www.ufop.de/files/7216/1649/5848/UFOP_SupplyReport_2020-2021__120321.pdf

Prensa

Reuters (2022). Opinión de invitado: La lucha contra el hambre en el mundo implica que no haya biocombustibles: https://www.reuters.com/breakingviews/guest-view-global-hunger-fight-means-no-biofuel-2022-06-06/

Carta

Para: Gobiernos de Estados Unidos, Brasil, Indonesia, China, Canadá, Malasia, Argentina; y Unión Europea y gobiernos de sus países miembros.

Estimadas señoras y señores,

Por favor, pongan fin inmediato a la obligación legal de mezclar biocombustibles producidos a partir de aceites vegetales, cereales y azúcar con el gasóleo y la gasolina.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirterte de una dramática escasez de alimentos básicos como cereales y aceites comestibles, de nuevas subidas de precios e incluso de hambrunasy revueltas.

Cargar los depósitos de combustible de los vehículos con alimentos es en las actuales circunstancias completamente irresponsable. El derecho a la alimentación y la soberanía alimentaria deben hacerse efectivos todas las personas.

Además, los biocombustibles no son respetuosos con el medio ambiente ni con el clima. El cultivo de materias primas consume enormes cantidades de fertilizantes, pesticidas y agua, ocupa amplias extensiones de tierra y los monocultivos son una de las principales causas de la extinción de especies. En los trópicos, el cultivo de la palma de aceite, la soja y la caña de azúcar para obtener biocombustibles está impulsando la deforestación de los bosques tropicales.

Atentamente,

Footnotes

ocupa mucho terrenoPor ejemplo, en Alemania, una quinta parte de la tierra cultivable.

Esta petición está disponible en los siguientes idiomas:

49.974 participantes

Con tu ayuda al­can­za­mos las 50.000:

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.

Actividad Reciente