Amenaza inminente para la selva tropical de la cuenca del Congo

Un tronco talado y transportado por la selva © Global Witness

El gobierno de la República Democrática del Congo (RDC) está a punto de levantar la moratoria sobre nuevas concesiones madereras. Si tiene éxito, millones de hectáreas de selva estarían disponibles para la explotación industrial de madera. La comunidad internacional debe movilizarse para evitar este desastre medioambiental.

Petición

Para: A la Comisión Europea y a los Ministros de Desarrollo, Medio Ambiente y Asuntos Exteriores de los Gobiernos de Francia, Alemania, Países Bajos, Noruega, Corea del Sur y Reino Unido

“Mantengan la moratoria sobre las concesiones madereras en la RDC. La selva tropical de la cuenca del Congo es muy importante.”

Leer la carta

La segunda mayor superficie de selva tropical del planeta se extiende en la cuenca del Congo, en África central. Es el hogar de millones de personas y de una gran diversidad de especies, como chimpancés, bonobos y elefantes de la selva. Estos bosques tropicales almacenan varias gigatoneladas de carbono y contribuyen a preservar el clima global.

Agencias internacionales han aportado cientos de millones de euros de fondos públicos a la RDC para proteger estas selvas y su fauna. Al menos otros 1.000 millones de euros de ayuda financiera están previstos, a través de por ejemplo el fondo de la Iniciativa Forestal de África Central (CAFI), con el objetivo de ayudar a prevenir las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la deforestación.

Con una moratoria sobre nuevas concesiones para la extracción de madera ha mantenido los niveles de deforestación relativamente bajo control desde que entró en vigor en 2002.

Lamentablemente, ahora, el gobierno congoleño quiere levantar esta moratoria y abrir las áreas forestales a la industria maderera con nuevas concesiones. Esto impulsaría una imparable deforestación. Abrir el paso a la explotación industrial de millones de hectáreas de bosques vírgenes sería un terrible desastre para el clima, la biodiversidad, el Estado de Derecho y los derechos humanos de las comunidades que viven en dichas selvas.

Si la comunidad internacional ayuda a pagar la protección de los bosques de la RDC, el gobierno de la RDC debe comprometerse a su vez a mantener esos bosques inaccesibles para la extracción de la industria maderera. El área de selva tropical en peligro tiene el tamaño de toda Francia, y hay que pensar que su destrucción también podría aumentar el riesgo de futuros nuevos brotes de enfermedades zoonóticas como el ébola y el COVID-19.

Por lo tanto, te pedimos que firmes hoy la petición conjunta con Rainforest Foundation UK y Greenpeace Africa, para que se mantenga la moratoria sobre de nuevas concesiones madereras en la RDC.

Más información Carta

Para: A la Comisión Europea y a los Ministros de Desarrollo, Medio Ambiente y Asuntos Exteriores de los Gobiernos de Francia, Alemania, Países Bajos, Noruega, Corea del Sur y Reino Unido

Estimadas Señoras,
Estimados Señores

Nos dirigimos a Ustedes para expresarles nuestra profunda preocupación por el inminente levantamiento de la moratoria sobre la adjudicación de nuevas concesiones de extracción de madera en la República Democrática del Congo (RDC), como resultado de la aprobación por el Consejo de Ministros de un proyecto propuesto por el Viceprimer Ministro y Ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Eve Bazaiba.

Les instamos, como integrantes internacionales del gobierno de la RDC a través de la Iniciativa Forestal Centroafricana (CAFI) y otros programas de ayuda, a que actúen rápidamente para detener esta amenaza inminente para la segunda selva tropical más grande del mundo y las comunidades que viven en ella.

Nos dirigimos a Ustedes después de que varios importantes grupos internacionales de defensa del medio ambiente y de los derechos humanos escribieran a sus representantes en la RDC el 26 de agosto, explicando cómo la apertura de algunos de los últimos bosques tropicales intactos del mundo a la explotación industrial sería un desastre absoluto para el clima, la biodiversidad, el Estado de derecho y los derechos humanos de las comunidades que viven en la selva.

Cualquier levantamiento de la moratoria, que podría poner en peligro una zona de selva tropical del tamaño de Francia, también podría aumentar el riesgo de futuras epidemias y enfermedades zoonóticas como el ébola y, con toda probabilidad, el COVID-19.

Este plan para levantar la moratoria llega en un momento en el que ustedes están intensificando los esfuerzos para proteger el bosque de la cuenca del Congo con cientos de millones de dólares de contribuyentes. No actuar ahora causaría un grave perjuicio a los derechos de decenas de millones de habitantes de las zonas rurales, además de socavar los objetivos climáticos de París y los esfuerzos mundiales para acordar el ambicioso marco de biodiversidad mundial posterior a 2020. En un momento en que el mundo experimenta fenómenos meteorológicos cada vez más extremos y está al borde del riesgo de una sexta extinción masiva de especies, su silencio en este momento enviaría un mensaje muy negativo de cara a las negociaciones de Glasgow y Kunming.

Al comienzo de una década en la que la comunidad internacional se ha comprometido a restaurar los ecosistemas, la RDC está a punto de embarcarse en una era de degradación ecológica de proporciones inauditas. Cualquier expansión de la deforestación para la explotación industrial también socavaría varias de las iniciativas apoyadas por sus gobiernos para proteger los bosques tropicales, como la propuesta de ley de la Unión Europea para prohibir productos importados que implican deforestación y la promoción de la silvicultura comunitaria en la región.

La CAFI y sus miembros deben condicionar la firma de cualquier nuevo acuerdo con el gobierno de la RDC a un compromiso vinculante de prórroga de la moratoria que:

- Someta a la industria maderera a un control efectivo mediante, entre otras cosas, la cancelación de todos los títulos ilegales y la publicación de información sobre la propiedad efectiva de las concesiones.

- Lleve a cabo una evaluación transparente y creíble de la gobernanza de la gestión forestal en la RDC, comparándola con el marco de gobernanza forestal de ProFor/FAO, y ponga en marcha un plan de acción para abordar las debilidades identificadas en esta evaluación, y se desarrollen y pongan en marcha programas para aplicar el plan de acción y lograr avances sustanciales con respecto al marco de gobernanza, y los resultados de las evaluaciones se revisen posteriormente.

- Aclare y refuerce lo que se requiere para cumplir con la condición de levantar la moratoria en la planificación geográfica de las futuras áreas de concesión de la Orden de 2005, para que esto implique una planificación participativa y multisectorial del uso del suelo y sea coherente con otras reformas apoyadas por la CAFI.

Atentamente,

Esta petición está disponible en los siguientes idiomas:

107.688 participantes

Con tu ayuda al­can­za­mos las 150.000:

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.

Actividad Reciente