Beneficiarios del fuego – Detengan al gigante de la soja Cargill

Vista aérea de la tala de bosque para establecer plantaciones de palma aceitera en Papua, Indonesia

La Amazonia arde, y la "peor empresa del mundo" podría beneficiarse del fuego. Cargill es la mayor comerciante agrícola del mundo, de productos como soja y carne en Sudamérica. Durante décadas han participado de la degradación masiva del medio ambiente y de abusos contra los derechos humanos ¡Debemos detener a Cargill!

Noti­cias y actuali­zaciones Petición

Para: Directivas de McDonald’s, Burger King, Aldi, Edeka, Unilever y otras

La empresa Cargill es responsable de degradación ambiental y violaciones de derechos humanos. No compren más productos de Cargill.

Leer la carta

La destrucción del medio ambiente tiene muchas caras. Muchos fabricantes de chocolate, empresas palmicultoras y cadenas de comida rápida contribuyen a la destrucción de los bosques, sabanas y otros ecosistemas de la tierra.

Pero hay una empresa que hace que las demás parezcan menores: Cargill.

La multinacional norteamericana tiene “una sucia historia de 80 años de falsedad, engaño y destrucción” y ha sido declarada por la organización Mighty Earth como la “peor empresa del mundo”. En su informe describen de manera detallada como se beneficia Cargill de la destrucción del medio ambiente y la explotación de personas.

En Brasil, Argentina, Paraguay y Bolivia, Cargill está involucrada en la destrucción de grandes superficies de los ecosistemas del Amazonas, el Cerrado y el Gran Chaco para la producción de soja y carne de vacuno.

En Costa de Marfil y Ghana, Cargill compra cacao que se cultiva en áreas protegidas y hasta en parques nacionales. Y parece aceptar la compra de cacao en cuyo cultivo trabajan niños.

En Indonesia y Malasia, Cargill compra aceite de palma de empresas que talan y queman ilegalmente, y también aquí habría trabajo infantil y hasta esclavos.

Al pasar por alto estas circunstancias, antepone los beneficios a la ética.

Desde hace años, Cargill promete eliminar la destrucción de los bosques, la degradación ambiental y las violaciones de derechos humanos de sus cadenas de abstecimiento. Pero es una gran mentira

Como consumidores y consumidoras nos resulta casi imposible evitar los productos de Cargill, pero las empresas que le compran sí que pueden: cadenas de restaurantes, supermercados y otras, entre las que se encuentran McDonald’s, Burger King, Aldi, Unilever y otros cientos.

Exigimos de estas empresas que no compren más productos de Cargill, tampoco de manera encubierta.

Más información

La empresa Cargill

Cargill, de Minnesota es la mayor empresa familiar de los Estados Unidos. En ninguna otra familia del mundo hay tantos multimillonarios.

Detalles del informe "Cargill – La peor empresa del mundo" ("Cargill - The Worst Company in the World" en inglés)

Cargill y la soja

A lo largo y ancho Sudamérica, Mighty Earth ha seguido la huella de Cargill. El informe de 2017 "The Ultimate Mystery Meat" investigó 28 lugares diferentes a lo largo de 3.000 km de áreas productoras de soja en Brasil y Bolivia. Demostró que Cargill era uno de los dos mayores clientes de la deforestación a escala industrial. Además de su papel en la creación de un mercado para la soja cultivada tras la deforestación, el informe reveló que Cargill financia operaciones de desmonte en las profundidades de la selva virgen, construyendo silos y carreteras, y luego comprando y enviando los granos a los Estados Unidos, China y Europa para alimentar a pollos, cerdos y vacas.

En un informe de seguimiento un año después, Mighty Earth descubrió que Cargill seguía impulsando la deforestación en algunos de los mismos lugares que visitó por primera vez, a pesar de la investigación revelada. Entre Cargill y su doble, Bunge, habrían talado el equivalente a 10.000 campos de fútbol para cultivar soja.

Los Pueblos Indígenas que dependen de los bosques han sido forzados a abandonar sus tierras tradicionales, desplazados, sus tierras han sido invadidas por las plantaciones de soja, y han experimentado fuerte aumento de cáncer, defectos congénitos, abortos espontáneos y enfermedades relacionadas con pesticidas y herbicidas que se utilizan para cultivar soja.

Cargill y cacao

Cargill es una de las tres empresas que controlan más de la mitad del comercio mundial de cacao, la materia prima de la que se prepara el chocolate. En 2017, las investigaciones de Mighty Earth rastrearon el cacao desde operaciones ilegales llevadas a cabo en parques nacionales, a través de intermediarios, hasta comerciantes que luego lo venden en Europa y Estados Unidos, donde las empresas chocolateras lo procesan. Un informe de 2018 muestra que en muchos lugares la deforestación aumentó.

Ghana y Costa de Marfil son los dos mayores productores de cacao del mundo, y en ambos países, el mercado de cacao ha sido el principal motor de la destrucción de los bosques. La investigación reveló que durante años, Cargill ayudó a impulsar la destrucción de los bosques de estos países para cultivar cacao barato, comprando cacao cultivado a través de la tala ilegal de bosques protegidos y parques nacionales como práctica habitual.

Se calcula que en 205, 2,12 millones de niños seguían cosechando cacao en África Occidental. El poco ambicioso compromiso actual de Cargill es reducir en un 70% -no erradicar- las "peores formas" de trabajo infantil en el sector del cacao para 2020.

Cargill y aceite de palma

Como uno de los mayores importadores y exportadores de aceite de palma del mundo, Cargill ha ayudado a impulsar la alarmante destrucción de la selva tropical y las turberas ricas en carbono, contribuyendo significativamente al cambio climático y a la muerte de más de 100.000 orangutanes. La compañía ha comprado aceite de palma a destructores de la selva tropical que han devastado territorios ancestrales de comunidades indígenas, quemado ilegalmente los bosques tropicales y traficado con esclavos y mano de obra infantil. Ejecutivos de uno de sus proveedores fueron multados y encarcelados por causar incendios forestales que provocaron la formación de un humo tóxico a partir de los incendios provocados por las empresas madereras y de palmaicultoras.

Las cadenas de comida rápida son los mayores clientes

McDonald's es probablemente el mayor y más importante cliente de Cargill. Los restaurantes McDonald's son esencialmente escaparates de Cargill. En Estados Unidos y Europa, Cargill no sólo suministra pollo y carne a McDonald's, sino que también prepara y congela las hamburguesas y McNuggets, que McDonald's simplemente recalienta y sirve.

La práctica de Burger King en EE.UU. y Europa de vender carne de Cargill y otros destructores de las selvas le ha valido al gigante de la comida rápida un "cero" en la puntuación de la Unión de Científicos Preocupados en lo que se refiere a la deforestación. Burger King ha pedido a Cargill que deje de destruir selvas en su cadena de suministro....para 2030 - demasiado tarde.

Compromiso de poner fin a la deforestación

En 2014, en la Cumbre del Clima de las Naciones Unidas, el CEO de Cargill, David MacLennan, junto con el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, se comprometió a tomar medidas sobre el cambio climático mediante la "eliminación de la deforestación de la producción de productos básicos agrícolas como el aceite de palma, la soja, el papel y la carne de vacuno, a más tardar en 2020". Cargill apoyó la "Declaración de Nueva York sobre los Bosques", una promesa vacía.

Más información (en inglés)

The Companies Behind the Burning of the Amazon

Carta

Para: Directivas de McDonald’s, Burger King, Aldi, Edeka, Unilever y otras

Señoras y señores:

Cargill es uno de sus proveedores más importantes - una empresa declarada por ecologistas como "la peor empresa del mundo". Según un informe de la organización Mighty Earth, Cargill muestra "un patrón inquietante y duradero de engaño y destrucción. La empresa es responsable de la degradación masiva del medio ambiente y de abusos contra los derechos humanos:

- En Brasil, Argentina, Paraguay y Bolivia, Cargill está involucrada en la destrucción a gran escala de los ecosistemas del Amazonas, Gran Chaco y Cerrado para la producción de soja y carne vacuna. Cargill se está beneficiando de la devastadora política del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, contra los pueblos indígenas y el medio ambiente.

- En Costa de Marfil y Ghana, Cargill compra cacao producido en áreas protegidas y parques nacionales. Cargill parece aceptar el cacao cultivado con mano de obra infantil.

- En Indonesia y Malasia, Cargill compra aceite de palma a empresas que han talado y quemado ilegalmente la selva tropical y están involucradas en el trabajo infantil y de esclavos.

Durante años, Cargill ha prometido eliminar la destrucción de los bosques, la degradación ambiental y los abusos de los derechos humanos en su cadena de suministro. Eso es una gran mentira. Cargill sigue destruyendo ecosistemas intactos.

Al menos desde la publicación del informe, usted conoce los despiadados métodos de Cargill. Si usted y su empresa continúan comprando productos de Cargill, usted acepta y apoya estos crímenes contra la naturaleza y las personas.

Sólo hay una solución: dejar de comprar a Cargill hasta que la empresa cambie.

Cargill debe:

- Poner fin a la deforestación y la degradación del medio ambiente a lo largo de toda su cadena de suministro.
- Garantizar la total transparencia de las adquisiciones y de la cadena de suministro.
- Introducción de métodos de producción respetuosos con el medio ambiente, como la agrosilvicultura.
- Reducir totalmente las emisiones de gases de efecto invernadero.
- Respetar los derechos de los pueblos indígenas y de la población local.
- Acabar con el trabajo infantil.

¡No más mentiras!

Noti­cias y actuali­zaciones

Esta petición está disponible en los siguientes idiomas:

134.676

Con tu ayuda al­can­za­mos las 150.000:

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.

Actividad Reciente