El automóvil eléctrico, destructor de la selva

Fotomontaje: mineros en Congo y automóvil eléctrico Los coches convencionales son muy perjudiciales para los seres vivos, el medio ambiente y el clima. Pero también la proclamada alternativa, los automóviles eléctricos, igualmente causan graves problemas. (© shutterstock.com + CCBY-NC-ND20 - Collage RdR)

Desde la Unión Europea aseguran que los automóviles eléctricos son amigables con el medio ambiente y el clima y los fomentan con miles de millones de euros. Pero los mismos necesitan cantidades enormes de energía eléctrica y materias primas para su fabricación que proceden de selvas tropicales en Congo, Indonesia y Sudamérica.

Petición

Para: Union Europea y gobiernos de los países miembros de la UE

Los automóviles eléctricos son una solución falsa al cambio climático. Pedimos políticas para una movilidad que implique respeto a seres humanos y naturaleza.

Leer la carta

Los automóviles con motor de combustión son muy perjudiciales para los seres vivos, el medio ambiente y el clima. Pero también la alternativa propuesta, los automóviles eléctricos, causan graves problemas. Su producción requiere grandes cantidades de materias primas.

Cada auto eléctrico de gama media se compone de unos 1.800 kilos de metales y otros materiales, sobre todo acero, aluminio, cobre y materiales sintéticos. Por no decir el 100%, en su gran mayoría, todos estos materiales se importan y una gran parte de los mismos proceden de minas situadas en los bosques de los países tropicales.

Las baterías de ion-litio, que constituyen el corazón de los vehículos eléctricos, no son la excepción. En el vehículo medio pesan unos 440 kg, es decir 10.000 veces más que la batería de un smartphone (42 gr). Además de litio, contienen manganeso y grafito, 10 kg. de cobalto y 30 kg. de níquel.

Dos tercios de la producción global de cobalto proceden de la República Democrática del Congo. Cobalto, cobre y níquel se extraen en una franja de 800 kilómetros en la selva, al sur del país, en condiciones laborales terribles, a cambio de pagas miserables y con la explotación de miles de niños.

El níquel viene de Indonesia y de las Filipinas. Los mayores depósitos de cobre están en los Andes sudamericanos y una gran cantidad del hierro para producir acero procede de Brasil.

Para una movilidad eléctrica “limpia”, las transnacionales mineras engullen las selvas tropicales, destruyen la biodiversidad, contaminan el ambiente y causan miseria y las peores violaciones de derechos humanos.

Por favor, exige a la Unión Europea que modifique urgentemente su política de materias primas y de transporte. Es necesaria una política amigable con el medio ambiente y no a mayores más millones de vehículos en las calles.

Más información

Mucha energía

Los automóviles eléctricos son más eficientes que los vehículos con motores de combustion. Pero no está garantizado que la producción de electricidad sea amigable con el medio ambiente. Muchas centrales electricas producen la energía con una eficiencia muy baja y de fuentes muy contaminantes como carbón, lignito, nuclear, petróleo o gas natural. La electricidad procedente de fuentes renovables tiene en la mayoría de los paises del mundo una participación muy baja (p.ej. en Argentina 4,8%, Chile 17%, España 39%, Mexico 7 %).

Además, hay que tomar también en cuenta que ya antes de circular sus primeros kilómetros, los coches eléctricos habrán causado mas perjuicio a seres humanos y naturaleza que los coches con motores de combustión. La producción de los coches eléctricos tiene una huella ecológica mayor porque requiere mayor cantidad energía debido a la extracción y procesamiento de la gran cantidad de diferentes materias primas necesarias para su producción. Así, recién a partir de entre 100.000 y 150.000 kilómetros recorridos ofrece un coche eléctrico un ahorro energético en comparación con un auto convencional.

Muchos recursos

La batería NMC (níquel manganeso cobalto) de un automóvil de gama media pesa unos 440 kg. La bateía de un smartphone pesa algo más de 40 gr ( p.ej. 41 gr en el caso de un Apple iPhone XS; o 43 gr en el caso de una batería estándar de un teléfono Samsung). Significa que la batería de un autmóvil pesa unas 10.500 veces más que una batería de smartphone.

Las materias primas necesarias para la producción de baterías deben importarse casi totalmente. En un auto eléctrico de clase media son cerca de 80 kg de cobre, 30 kg de níquel, 30 kg de grafito, entre 10 y 20 kg de litio, 10 kg de manganeso y 8 kg de cobalto.

La mayoría de los automóviles eléctricos funcionan con motores sincronizados con imanes de neodimio-hierro-boro. Estos contienen las llamadas tierras raras como disprosio, neodimio, praseodimio y terbio. La extracción de tierras raras se lleva a cabo sobre todo en China. Para ello se necesita mucha energía y se utilizan sustancias químicas y el proceso conlleva a la generación de grandes cantidades de lodos venenosos y residuos mineros.

La producción de baterías como motor del crecimiento económico

Actualmente hay en todo el mundo 4 millones de automóviles eléctricos. Según estimaciones de la Comisión Europea, en 2028 serán 200 millones. El objetivo de la movilidad eléctrica es impulsar el crecimiento económico.

La producción de baterías se considera una tecnología clave para la movilidad eléctrica. Hasta ahora, las empresas automóvilísticas compran las baterías de ion litio necesarias para los automóviles en China, Corea y Japón. Sólo un 3% de las baterías de litio se producen en Europa.

"Tenemos que actuar rápido para conquistar este nuevo mercado europeo por valor de 250 mil millones de euros anuales desde 2025", declararon desde la Comisión Europea. La industria automovilística europea -empresas como BMW, Daimler, PSA (Peugeot, Opel y Citroen), Renault y Volkswagen presionan a la UE. Tan sólo VW estaría ofreciendo hasta 2030 en total 80 modelos diferentes. La empresa pretende invertir hasta 50 mil millones de euros en el negocio de las baterías.

Alianza Europea de Baterías

En octubre de 2017, la UE creó la Alianza Europea de Baterías. Con dinero público, su objetivo es iniciar una producción europea de baterías. La propuesta consiste en abrir en la Unión Europea entre 20 y 30 gigafábricas con participación de las mayores empresas de baterías del mundo, como CATL de China y LG Chem de Corea del Sur.

En mayo de 2018, la UE estableció el Plan de Acción Estratégico sobre Baterías como parte de su tercer paquete de medidas de desarrollo “Europa en Movimiento”.

El plan de acción exige “garantizar el acceso a las materias primas procedentes de los países ricos en recursos no pertenecientes a la UE y facilitar el acceso a fuentes europeas de materias primas”. La Comisión Europea hace un llamamiento a los estados miembro a intensificar su apoyo a proyectos de producción de baterías, de proveer los apoyoe económicos necesarios, así como simplificar y agilizar los permisos para la extracción y procesamiento de las materias primas necesarias.

Movilidad eléctrica significa aún más automóviles

Ya que las baterías tienen un alcance limitado, los automóviles eléctricos a menudo son el segundo o tercer vehículo que se posee, y se utiliza para trayectos cortos dentro de las ciudades. Para trayectos largos siguen utilizándose los automóviles con motor de combustión - y cada vez hay más todoterrenos y coches deportivos pesados con un consumo de energía muy alto.

De este modo, la cantidad de autos en las calles crece cada vez más. Solamente en España, el parque de vehículos que circulan por las carreteras españolas asciende a casi 34 millones según la DGT.

El número de vehículos eléctricos en España se habría triplicado en los últimos cinco años, pasando de 10.000 unidades en 2013 a 30.000 en 2018, según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac). Pese al incremento del 125% en el presente año, los vehículos eléctricos sólo son el 0,6% del total, el 6,6 % de los vendidos en 2018. En 2019 se han matriculado en España 18.200 turismos eléctricos.

Habría en España 3,2 turismos eléctricos por cada 10.000 habitantes, muchos menos que los más de 5.000 turismos convencionales que circulan por cada 10.000 habitantes.

Dinero público para la compra de autos eléctricos

En España existe el llamado plan Moves (Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible), al que se asignaron 45 millones de Euros de los presupuestos del estado y que supone ayudas e incentivos para empresas y particulares. El mismo subvenciona la compra de vehículos eléctricos hasta con 6.500 euros. Al plan se han adherido algunas comunidades autónomas.

En general puede decirse que las subvenciones a la compra de vehículos para empresas recaen sobre la espalda de todas las y los contribuyentes, y que de las mismas se benefician quienes compran automóviles más a menudo, consumen más combustibles, conducen más y tienen mayores ingresos. Son conclusiones de un informe llevado a cabo por un foro que estudió programas similares de ayuda a la compra de vehículos de empresa en Alemania.

A mayores, dos tercios de los kilómetros se conducen individualmente, en medios de transporte motorizados. En promedio, cada turismo va ocupado por tan sólo 1,4 personas. Y la mayor parte del día y de la noche, los coches están aparcados. 

Carta

Para: Union Europea y gobiernos de los países miembros de la UE

Señoras y señores,

Todos automóviles con motor de combustión son muy perjudicales en lo que se refiere al medio ambiente.

Ni siquiera la electromovilidad es tan respetuosa con el medio ambiente ni con el clima como se viene presentando. Por el contrario, requiere enormes cantidades de electricidad, cuya producción respetuosa con el medio ambiente no está garantizada.

Además, la producción de coches eléctricos requiere grandes cantidades de metales y otras materias primas, casi el 100% de las cuales tienen que ser importadas de países tropicales y zonas de selva tropical.

La movilidad eléctrica tampoco conduce a una disminución del tráfico por carretera, como lo demuestra el número cada vez mayor de matriculaciones de vehículos de motor y la creciente congestión de las carreteras.

Le pedimos que reduzca el número de coches y el tráfico de coches. Permita que la gente llegue a su destino de forma rápida y segura a pie, en bicicleta, autobús o tren.

Lo que hay que desarrollar son conceptos de tráfico efectivos que beneficien a las personas y a la naturaleza, y no a las cajas de las multinacionales de coches.

Atentamente,

Esta petición está disponible en los siguientes idiomas:

88.914

Con tu ayuda al­can­za­mos las 100.000:

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.

Actividad Reciente