Frenen el comercio de anfibios

Rana en un plato

Innumerables ranas y otras especies de anfibios están muriendo por culpa de la expansión un hongo que infecta su piel. El comercio internacional de anfibios propaga el patógeno por todo el mundo. Pedimos el fin de este comercio para contener la crisis de extinción de anfibios que se está etendiendo. Firma la petición.

Carta

Para: Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP), cc a CITES, UICN, OMC, Organización Mundial de Aduanas

En todo el mundo mueren incontables anfibios a consecuencia de un hongo mortal. Exigimos el fin del comercio de anfibios para acabar con la crisis.

Leer la carta

La crisis de los anfibios es dramática: de las cerca de 7800 especies conocidas al menos ya se han extinguido 120 a consecuencia del hongo. El patógeno constituye así el mayor peligro para la supervivencia de los anfibios.

El hongo Batrachochytrium dendobatidis infecta la piel de los animales, impide la respiración de la piel y altera el metabolismo. Es altamente contagioso y a menudo resulta mortal. Elimina rápidamente poblaciones enteras de ranas, sapos, tritones y salamandras y ya se conoce como el 'hongo asesino de anfibios'.

El hongo se ha extendido desde Corea, su lugar de origen, a todo el mundo, llegando en los años 90 también a Europa. La rápida expansión se debe al comercio internacional de anfibios con fines de investigación, para su tenencia como animales domésticos o para la alimentación. El comercio de ancas de rana -un negocio de decenas de millones de dólares- juega un importante papel.

Es particularmente preocupante para los investigadores que a través del comercio se difundiendo nuevas formas del patógeno. Estas pueden tener la capacidad de evitar la resistencia que ciertas especies de anfibios hayan podido llegar a desarrollar.

Los principales importadores son Bélgica, Francia y los Estados Unidos.

La comunidad científica está particularmente preocupada por las nuevas cepas del hongo que se están propagando debido al comercio y que están poniendo en peligro a especies que han desarrollado resistencia al patógeno.

Pedimos que se ponga fin al comercio de anfibios para evitar una mayor mortalidad de los anfibios. Firma la petición.

Más información

Se dispone de muy pocas cifras fiables sobre el comercio de anfibios. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) estima que la producción acuícola mundial de ranas y otros anfibios en 2005 fue de casi 85.000 toneladas, por valor de 330 millones de dólares estadounidenses.

Entre 2006 y 2014, se importaron más de 26 millones de anfibios vivos en los Estados Unidos con fines comerciales. A principios de la década de 2000 se importaban más de 130.000 anfibios al año a través del aeropuerto Heathrow de Londres. El tráfico ilegal de especies protegidas y en peligro de extinción también desempeña un papel importante.

La documentación aduanera a menudo no especifica el nombre científico de la especie animal con la que se está comerciando. Es a menudo sobre todo el caso de especies no restringidas por la Convención de Washington sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Datos de Canadá muestran hasta qué punto los anfibios están infectados con el hongo: de 172 especies importadas, 43 dieron positivas para Bd. Ya en mayo de 2008, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) incluyó el Bd en la lista de enfermedades que requieren notificación.

La rana toro norteamericana, que es vulnerable al hongo pero no muere a causa de él, desempeña un papel central en el comercio de ancas de rana. Casi la mitad de las ancas de rana comercializadas en todo el mundo proceden de Indonesia, donde muchos animales son capturados en la naturaleza.

Entre 1999 y 2009, el 53 por ciento (24.696 toneladas) de las ancas de rana importadas en la UE fueron a Bélgica, el 23 por ciento (10.453 toneladas ) a Francia y el 17 por ciento ( 7.960 toneladas) a los Países Bajos. Una gran parte de las importaciones belgas se revende a Francia. Para poner estas cifras en perspectiva, los visitantes de la "Fiesta de la Rana", que se celebra en Vittel, Francia, en abril, consumen alrededor de siete toneladas de ancas de rana - alrededor de 350.000 ranas.

Carta

Para: Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP), cc a CITES, UICN, OMC, Organización Mundial de Aduanas

Estimado Sr. Director Ejecutivo Erik Solheim
Estimadas Sras. y Sres.:

La comunidad científica internacional están observando una alarmante pandemia de anfibios causada por un hongo altamente contagioso y a menudo mortal, Batrachochytrium dendrobatidis.

Según estudios recientes, el patógeno se ha propagado desde la península de Corea a Sudamérica y Europa. Esto ha sido posible gracias al comercio internacional de anfibios. Por lo tanto, la comunidad científica abogan por la prohibición del comercio.

Apoyamos este llamamiento, que está respaldado por estudios científicos.

Por favor, prohiba el comercio de anfibios.

Atentamente,

Esta petición está disponible en los siguientes idiomas:

Firma la petición

Con tu ayuda al­can­za­mos las 150.000:

129.873

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.

Actividad Reciente