47.000 km² de selva amazónica en peligro

Selva amazónica

El presidente de Brasil Michel Temer está sacrificando valiosas selvas. Ha puesto una gran área protegida a disposición de la gran industria agraria y minera. Es un “regalo” que concede a los poderes económicos de su país para permanecer en el poder y escapar de las acusaciones de corrupción. ¿Firmas la petición?

Carta

Para: Presidente Temer; Congreso de Brasil y comisones del parlamento

Presidente Temer: no sacrifique la selva amazónica para permanecer en el poder. No libere las áreas protegidas para su deforestación.

Leer la carta

Al norte de Brasil, la densa cubierta vegetal constituye todavía un mosaico fascinante de tonos verdes. Pero bajo las raíces de los árboles existen depósitos de materias primas que deberían mejor quedar en el subsuelo para siempre: oro, aluminio, hierro, cobre y manganeso.

En 1984, se pusieron bajo protección 47.000 has de selva  -tamaño de Dinamarca- bajo el nombre de RENCA. Quedaban  de este modo protegidas de la intervención de las empresas mineras internacionales. RENCA abarca partes de siete áreas protegidas y dos territorios de pueblos indígenas.

El 22 de agosto 2017, el presidente Temer de Brasil declaró extinta por decreto la reserva RENCA. Pocos días después, presentó otra iniciativa legislativa al congreso, por la cual otra área de selvas protegidas, la Floresta Nacional do Jamanxim, quedaría reducida a 350.000 hectáreas.

Los ambientalistas brasileiros consideran que las leyes que favorecen la deforestación se están utilizando como moneda de cambio. El presidente Temer está bajo presión. Pesan contra él varias acusaciones serias de corrupción. Para no acabar en la cárcel, está esgrimiendo todas sus armas políticas.

Con promesas monetarias y otras prevendas habría evitado su destitución en el parlamento en agosto 2017. Con la poderosa Bancada Ruralista y representantes de la industria minera habría acordado el debilitamiento de las leyes ambientales y la reducción del nivel de protección de las áreas protegidas. En este contexto, se han abierto procesos judiciales contra contra casi la mitad de los parlamentarios.

Para continuar haciendo negocios con madera, minería y agricultura industrial han liberado la selva para saquearla. Un juez paralizó provisionalmente el decreto de Temer. Pero ahí no terminan los peligros para la Amazonía. Habrá más votaciones en el parlamento. Firma la petición.

Más información

Políticos del estado de Amapá protestaron intensamente contra la disolución de la reserva RENCA por parte del presidente Temer. El senador Randolfe Rodriguez declaró a la prensa brasileña que trabajará para levantar el decreto presidencial. Se trataría del peor crimen contra la selva amazónica desde 1970, dijo el senador al Diario do Amapá. El 30 de agosto, un juez paralizó provisionalmente el decreto de Temer para la extinción de la reserva RENCA.

Reserva RENCA

Bajo la selva brasileña de los estados de Amapá y Pará existen depósitos de oro, aluminio (bauxita), hierro, cobre, manganeso y otras materias primas. Durante la dictadura militar, en 1984 se blindó la RENCA o Reserva Nacional de Cobre e seus Associados de la intervención de compañías extranjeras. Aunque la idea era explotar estos recursos por parte del estado, lo cierto es que con su creación, este área quedó protegida hasta hoy de la deforestación y de la extracción de sus recursos.

Las siguientes selvas y territorios indígenas se superponen con RENCA y quedarán afectadas también por su disolución:

1. Estação Ecológica do Jari, 2.271 km², establecida en 1982

2. Parque Nacional Montanhas do Tumucumaque, 38.464,64 km², establecido en 2002

3. Reserva Biológica de Maicuru, 11.517,60 km², creada en 2006

4. Reserva Extrativista Rio Cajari, 5.018 km², creada en 1990

5. Floresta Estadual do Paru, 36.129,14 km², creada en 2006

6. Reserva de Desenvolvimento Sustentável do Rio Iratapuru, 8.061 km², creada en 1997

7. Floresta Estadual do Amapá, 23.694 km², territorio indígena reconocido desde 2006

8. Rio Paru D’este, 11.957,85 km², creada en 1997

9. Waiãpi, 5.430 km², territorio indígena reconocido desde 1996

Más información:

-Voto de ruralistas a favor de Temer custará 10 bilhões de reais

-Diputada denuncia negociación de presupuestos para salvar a Michel Temer

-La Justicia brasileña para de forma cautelar el decreto de Temer contra la Amazonía

-La crisis de Brasil agudiza la presión sobre el Amazonas

Carta

Para: Presidente Temer; Congreso de Brasil y comisones del parlamento

Estimado Sr. Presidente Temer, estimadas Sras. y Sres. Políticos:

La reducción de la protección de las selvas y territorios indígenas en Brasil es un duro golpe contra la naturaleza y los derechos humanos.

Especialmente indignante me parece que estos planes inaceptables que tienen se relacionan directamente con la corrupción desenfrenada que se ha apoderado de la política en Brasil.

Por favor, de inmediatamente marcha atrás a las iniciativas legislativas que tiene sobre la mesa como la extinción de la reserva RENCA y la reducción de la Floresta Nacional do Jamanxim en 350.000 hectáreas

Atentamente,

Noti­cias y actuali­zaciones
Firma la petición

Con tu ayuda al­can­za­mos las 150.000:

127.470

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.

Actividad Reciente