Un área protegida para los pingüinos en Chile

Pingüino Humboldt 13.000 parejas de los pingüinos Humboldt, amenazados en el área marina de La Higuera – isla Chañaral in Chile (© webandi)

La región marina de la costa chilena norte es área de cría del amenazado pingüino Humboldt. Una empresa minera pretende construir un puerto para cargar el mineral en el área de anidamiento y cría. Ahora, cada firma cuenta: para salvar el hogar de los pingüinos ambientalistas de Chile exigen un área protegida estricta.

Carta

Para: Presidenta de la República de Chile Michelle Bachelet, Ministro de Medio Ambiente Marcelo Mena Carrasco

Protejan el hábitat de los pingüinos y soliciten reconocimiento de la región marina La Higuera-Isla Chañaral como Reserva de Biosfera de la UNESCO.

Leer la carta

La región marítima „La Higuera-Isla Chañaral“ alberga una biodiversidad excepcionalmente rica: ballenas, delfines y también los amenazados pingüinos Humboldt que cuentan con una reserva cercana a la costa norte chilena. Es el hábitat y área de anidamiento de en torno al 80 porciento de la población mundial del pingüino Humboldt. El área marítima es uno de los 35 hotspots de biodiversidad del mundo.

La empresa minera Andes Iron ignora este tesoro de la naturaleza. Planifica extraer concentrado de hierro a cielo abierto, para transportarlo después por barco desde un puerto industrial en Totoralillo Norte a todo el mundo. Este puerto no sólo destruiría el hábitat de los pingüinos, sino todo el ecosistema.

Hay otros proyectos similares: desde hace 20 años, proyectos industriales como térmicas de carbón, minas y puertos ameanzan la rica región marítima. Las denuncias de ambientalistas no se han tomado suficientemente en cuenta.

Pero hay motivos de esperanza: tras la presión de las protestas a nivel local el gobierno regional se ha pronunciado en contra de los planes de Andes Iron de construir un puerto. Un primer éxito para los pingüinos. Ahora que el viento sopla a favor de la naturaleza en este aspecto, exigimos que el área marítima „La Higuera-Isla Chañaral“ sea declarada estrictamente una zona protegida y pedimos que este paraíso marino sea declarado Reserva de Biosfera de la UNESCO.

El tiempo apremia. La empresa Andes Iron ha anunciado acciones jurídicas contra la decisión del gobierno regional y presentar una denuncia en la capital.

Por favor, ayuda con tu firma a salvar a los pingüinos.

Más información

Rescate a la vista

Las protestas ciudadanas contra los planes de la empresa minera tienen efecto. La resistencia que se formó en la costa norte chilena de la región Coquimbo tiene éxito. Algunos momentos de las protestas de febrero 2017.

Primeros esfuerzos de conservación

El área marina de la costa chilena es inmensamente biodiversa a causa de la corriente fría de Humboldt. Su riqueza ha sido reconocida, pero no suficientemente protegida. De manera puntual, dos pequeñas áreas están protegidas, la Reserva Marina Islas Choros y Damas y la Reserva Marina Isla Chañara, y la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt que se extienden sólo un kilómetro más allá de los lugares de anidación. Albergan 13.000 parejas – 80 por ciento de la población total de Spheniscus humboldti, amenazados de extinción. No es ni de lejos el tipo de protección que merece la difícil situación de la especie.

Por eso, la organización ambiental Oceana solicitó poner bajo protección en 2010 un área mayor y continua. Hasta hoy exigen, proteger bajo la forma de Área Marina y Costera Protegida de Múltiples Usos, las costas y áreas marinas especialmente valiosas entre Caleta Chañaral de Aceituno y Caleta Hornos (3.445 kms2 de superficie marina y 294 km de línea costera). El propósito es proteger al pingüino amenazado y la riqueza de los mares.

La exigencia: zona marítima protegida y reserva de biosfera

Con la declaración oficial de un Área Marina y Costera de Múltiples Usos, continua y de mayor tamaño se alcanzarían dos metas:

1. Preservar la biodiversidad en este área.

2. Debe ser posible llevar a cabo actividades de manera legal y sostenible. Entre ellas la pesca artesanal y la recolección de mariscos. Ambas se practican a nivel local. Un área protegida aseguraría el sustento de los pescadores. El deporte, ocio y turismo sostenible también son posibles.

Cinco buenas razones para un área protegida

1. En la zona viven muchas especies animales amenazadas: entre otras delfines como el delfín mular o de nariz de botella (Tursiops truncatus), el chungungo o gato de mar (Lontra felina), el potoyunco peruano (Pelecanoides garnotii) y el 80 porciento de los pingüinos Humbolt (Spheniscus humboldti) del mundo .

2. Debido a la corriente de Humboldt, que arrastra las aguas hacia el mar oeste, cerca de la costa el agua fría sube a la superficie. Esto genera una productividad especialmente elevada de pequeños organismos, que constituyen la fuente de alimentación de muchos mamíferos marinos, peces y aves.

3. La zona permite la pesca artesanal y la cosecha de mariscos en cantidades que no son posibles en otras regiones de Chile.

4. La población depende para su subsistencia y la de sus familias de la pesca, la venta de mariscos y el turismo.

5. La región es de elevado interés turístico. En los pasados años, el número de turistas aumentó continuamente. Según la autoridad ambiental, en 2015 visitaron la región cerca de 40.000 turistas.

Cinco motivos de esperanza para una mayor protección

1.El apoyo para el establecimiento de una reserva protegida „La Higuera-Isla Chañaral“ y para el reconocimiento como Reserva de la Biosfera de la UNESCO crece. También el Ministerio del Ambiente regional contempla actualmente la propuesta.

2. Del 4 al 8 de septiembre de este año tendrá lugar el 4 Congreso Internacional de Áreas Marinas Protegidas (IMPAC) en La Serena / Coquimbo. Unas 2.000 personas expertas de todo el mundo discutirán muy cerca del hábitat del pingüino sobre el tema “Reservas Marinas Protegidas – encuentro entre los océanos y los seres humanos”. Nuestra organización contraparte Sphenisco e.V. participará en el congreso y pedirá a los participantes apoyo para elaborar una resolución por la protección sostenible de La Higuera-Isla Chañaral.

3. El año pasado, 222.506 personas de todo el mundo participaron en nuestra petición para la protección del pingüino Humboldt. Desde entonces, la resistencia contra el actual proyecto de construcción de un puerto crece en el país y fuera de él.

4. Bajo la dirección de la secretaría chilena de protección ambiental CONAF, un grupo de expertos trabaja en un “Plan Nacional de Conservación del Pingüino de Humboldt”. En el grupo también participa Sphenisco e.V.

5. La iniciativa ciudadana MODEMA y la organización ambiental Oceana han denunciado el puerto autorizado en Cruz Grande. Para prevenir la posibilidad de que la decisión ambientalmente amigable que se tomó con respecto al puerto de Totoralillo Norte se revierta a finales de abril, continúan las manifestaciones en contra del proyecto.

Este video muestra la incansable lucha de los defensores de los pingüinos. Desde hace años la región marina y la existencia de los pingüinos Humboldt está amenazada. Por eso pedimos ahora un área protegida más estricta y el reconocimiento de la zona como Reserva de Biosfera de la UNESCO. Sólo así se puede asegurar la supervivencia a largo plazo.

-----

Dominga: la mina que amenaza la Reserva Nacional de Pingüinos de Humboldt

“Catástrofe ambiental irreparable”: el duro diagnóstico de la comunidad científica sobre Minera Dominga

Áreas Marinas Protegidas: AMCP-MU La Higuera - Isla Chañaral

Propuesta para la Creación de Área Marina y Costera Protegida de Múltiples Usos La Higuera- Isla Chañaral

Esta declaración fue elaborada en 2016 por defensores de la naturaleza.

Declaración - La Higuera - Isla Chañaral

La Serena 25 de enero de 2016.

Con gran preocupación se dirigen a las autoridades en Chile y a la opinión pública nacional e internacional, Sphenisco, organizaciones ambientales y amigos de la naturaleza, para dar a conocer la inminente amenaza que se cierne sobre la biodiversidad costera y marina de la comuna de La Higuera e Isla Chañaral. Esta preocupación surge a partir del actual proceso de evaluación ambiental del proyecto minero portuario Dominga, de Andes Iron que coordina el servicio de evaluación ambiental (SEA) en la Región de Coquimbo.

Entre agosto del 2012 y enero del 2015, el mismo servicio (SEA) coordinó un proceso de evaluación ambiental deficiente del Proyecto Puerto Cruz Grande, presentado por laCMP (Compañía Minera del Pacífico S.A.), el que culminó con la calificación ambientalmente favorable de parte de la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Coquimbo. Al igual que Dominga, se trata de la construcción de un puerto en la misma zona de la comuna deLa Higuera.

Actualmente se encuentran en trámite recursos administrativos en contra de la Resolución de Calificación Ambiental Nr.10 del 30 de enero de 2015.

Se pretende construir estos puertos en una zona marina que alberga varias especies amenazadas. 8 especies de ballenas y 9 de delfines visitan regularmente esta área durante el periodo de migración y la usan para su alimentación. 70 ejemplares de Delfines Nariz de Botella (Tursiops truncatus)habitan permanentemente aquí, conformando la única colonia residente que existe en todo Chile.

Aquí se encuentran dos reservas marinas (Reserva Marina Islas Choros y Damas und Reserva Marina Isla Chañaral) y la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt (RNPH). Estas reservas conforman en conjunto la primera zona protegida en el mundo para el Pingüino de Humboldt (spheniscus humboldti), especie en estado vulnerable, con alto riesgo de pasar a peligro de extinción. Es el hábitat de alrededor de 13.000 parejas, correspondiendo al 80% de la población mundial.

No obstante que esta zona marina deLa Higuera /Isla Chañaral. ubicadas en el norte de Chile ha sido reconocida como una de los35 Hotspots de biodiversidad a nivel mundial con prioridad de conservación,no se le exigió a la CMP entregar la información de línea de base que permitiera una real evaluación ambiental. De esta manera se permite que el titular ignore el hecho que el borde marino costero entre Caleta Hornos e Isla Chañaral constituyen un sólo ecosistema. En consecuencia tampoco tuvo que pronunciarse por los impactos sobre las áreas protegidas del estado que se encuentran a solo 14 millas nauticas de distancia, ni respectó las más de 15 Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AMERBs). Desde un comienzo, varios organismos técnicos solicitaron que el titular se pronunciara respecto de temas como cuál sería la ruta de navegación de los barcos considerando que ésta afectaría la zona de alimentación de las especies vulnerables o acerca de las emisiones contaminantes que podrían ser transportadas por las corrientes marítimas, que ampliara la línea de base etc . A pesar que estas solicitudes no fueron consideradas ni respondidas adecuadamente en el proceso de evaluación, se aprobó el proyecto.Al calificar el proyecto no fueron consideradas e incorporadas las condiciones indicadas por Sernapesca (Servicio nacional de Pesca de la región) y Subpesca (Subsecretaria de pesca y Acuicultura) en relación a la navegación de los barcos ni a las medidas para impedir la introducción de especies exóticas, etc.

El único secretario regional ministerial (SEREMI) que consecuentemente votó en contra de la calificación, de acuerdo a la evaluación ambiental del equipo profesional de su institución, cinco días más tarde, esta única „voz contraria“ presentó su renuncia por asuntos personales que le impedían continuar en el cargo. Esto pareciera tener el efecto de un „presagio“ claro acerca de la situación política actual en Chile. Cuando están en juego los grandes intereses económicos, la realidad es negada. (ver Carta a la Presidenta Bachelet del 12 de febrero de 2015).

Se teme que la actual evaluación ambiental del proyecto Dominga sea, nuevamente un proceso deficiente, que no de garantia de una evaluación correcta y exhaustiva de los impactos ambientales y esta zona marina de La Higuera e Isla Chañaral sea afectada irreversiblemente.

No pueden volver a ser desestimados temas como:

Que la infraestructura portuaria que se proyecta instalar en Totoralillo Norte se encuentra en la cercanía de las áreas de alimentación de especies vulnerables como el Pingüino de Humboldt (spheniscus humboldti), Cachalote (Physeter macrocephalus), Yunco (Pelacanoides garnoti) y que la ruta de navegación pasa por sus áreas de alimentación.

Que el ruido y las vibraciones generadas por las embarcaciones en un área que desde hace 50 años no ha sido navegada por grandes buques, afectarán negativamente las zonas de nidificación de especies amenazadas y pondrán en peligro su reproducción.

Que la Corriente de Humboldt va de sur a norte y por ende hacia las áreas protegidas oficiales y no como lo sostiene Dominga; desde el norte al sur. Por ello deben ser considerados las emisiones que puedan contaminar el mar: combustibles, minerales y la devolución de concentrados de sal así como los efectos de probables accidentes de buques.

Estas emisiones afectan la calidad de las aguas, el plancton y las áreas de protección y por ende, las más de 15 Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentönicos (AMERBs) y las 5 Áreas Aptas para la Acuicultura (AAA).

Que la planta de desalinización considerada puede tener consecuencias negativas en la toma de agua al absorver microorganismos que son la base de la cadena trofica y productividad de esta zona marina.

Que el impacto sobre la extraordinaria productividad de esta zona puede afectar significativamente los ingresos de sus habitantes. Ya que ésta posibilita la generación de importantes ingresos económicos a través de la pesca, de la extracción de recursos bentónicos (locos, lapas, etc) y el turismo.

Si el SEA actua bajo el lema que „la construcción de un puerto (por Andes Iron) no tiene relación con las rutas de navegación ni con el esparcimiento de contaminantes a través de las corrientes“, no cumpliría con sus atribuciones permitiendo así que intereses privados se sobrepongan al bienestar común. Lo anterior trendría como consecuencia el daño irreversible de la biodiversidad de la zona marina la Higuera e Isla Chañaral, disminuiría los niveles de ingresos de sus habitantes y afectaría el cumplimiento de los compromisos internacionales suscritos por Chile.

Por todo lo expuesto, exigimos a los responsables políticos, que el proyecto Dominga de Andes Iron sea sometido a una evaluación ambiental de acuerdo a las condiciones reales y se lleve a cabo una investigación del proceso de aprobación ambiental del proyecto Puerto Cruz Grande.

Sphenisco e.V. http://www.sphenisco.org

Carta

Para: Presidenta de la República de Chile Michelle Bachelet, Ministro de Medio Ambiente Marcelo Mena Carrasco

Estimada Sra. Presidenta Bachelet, 

Estimado Sr. Ministro Carrasco:

Las costas y el área marina “La Higuera-Isla Chañaral" en la región Coquimbo constituyen uno de los tesoros naturales de Chile. Se trata de uno de los 35 puntos calientes de biodiversidad del mundo. Numerosas especies animales que se encuentran en la Lista Roja de la Unión International para la Conservación de la Naturaleza UICN tienen aquí su hogar. El pingüino Humboldt es una de ellas.

Desde hace 20 años se encuentra amenazado este valioso ecosistema por proyectos industriales. En este momento son dos puertos los que amenazan la naturaleza. El puerto de Cruz Grande ya ha sido autorizado, y se encuentra denunciado en los juzgados por defensores de la naturaleza. El puerto de Totoralillo Norte ha sido afortunadamente rechazado recientemente por el gobierno regional de Coquimbo.

Por la importancia regional y global del ecosistema, la organización ambiental Oceana solicitó en 2010 la creación de un área marina y costera protegida de múltiples usos. También la comunidad científica chilena y diversos expertos lo consideran necesario.

Ahora es el momento de proteger este tesoro de la naturaleza de manera duradera.

Junto con defensoras de la naturaleza y ambientalistas de todo el mundo le pedimos que actúe de manera responsable respecto a las costas y al medio marino de “La Higuera-Isla Chañaral”y las declaren zona protegida, y se ocupen también de obtener reconocimiento como reserva de la biosfera de la UNESCO.

Atentamente,

Firma la petición

Con tu ayuda al­can­za­mos las 150.000:

110.364

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.

Actividad Reciente