El Parlamento Europeo vota a favor de eliminar el aceite de palma del biocombustible

Aceite de palma, biocombustible UE

24 ene. 2018

Actualmente casi la mitad de los biocombustibles que se usan en Europa son de aceite de palma. El Parlamento Europeo votó a favor de acabar con el aceite de palma como materia prima para los biocombustibles. Ahora, el Consejo de Ministros tiene que convencerse también y eliminar igualmente el aceite de palma de la Directiva de Energías Renovables.

El Parlamento Eurpeo votó enmiendas a la Directiva de Energías Renovables de la UE. Los eurodiputados votaron a favor de eliminar el aceite de palma para la producción de biodiésel y del biocombustible hidrotratado. Esperan que el aceite de palma se elimine del biocombustible antes de 2021.

En opinión de Salva la Selva, se trata de un paso que hace mucho tiempo era necesario. Actualmente, casi la mitad de los biocombustibles que se mezclan en una proporción de un 7% con el combustible fósil convencional son de aceite de palma. Para cultivar las palmas de cuyo fruto se extrae este aceite vegetal es necesario talar antes grandes superficies de selvas tropicales.

Además, los eurodiputados votaron para que el uso de biocombustibles que se producen de alimentos como maíz, trigo, remolacha azucarera, colza y soja permanezca en el límite actual de 7%.
Esta decisión es para Salva la Selva insuficiente. No es sólo irresponsable utilizar alimentos básicos para quemar en los motores de los automóviles, sino que también perjudica al clima. Los biocombustibles causan aún más emisiones dañinas para el clima que el combustible fósil. La UE debe entonces reducir su meta igualmente a cero, y promover medidas para reducir drásticamente el tráfico automovilístico y de camiones.

¿Que pasa a partir de ahora?
Ahora, el Parlamento y el Consejo de Ministros -de los 28 estados miembro de la UE- tienen que ponerse de acuerdo en la versión final de la Directiva de Energías Renovables que estará vigente entre 2020 y 2030. El Consejo de Ministros ya decidió en diciembre de 2017 sobre enmiendas propias al texto. En los próximos meses habrá nuevas negociaciones para acercar las posiciones del Parlamento y el Consejo hacia una dirección común.