Entrega de firmas en apoyo de los Ekuri y su selva

Mujer de Nigeria cosecha mangos Ekuri afectados por el proyecto de la carretera (© Rettet den Regenwald/Mathias Rittgerott)

27 oct. 2016

La petición de Salva la Selva fue entregada por los Ekuri en la capital Abuja junto con otra petición de la Iniciativa Ekuri, sumando ambas 275.000 firmas en contra del proyecto de la carretera por la selva

Ante políticos, funcionarios y periodistas dejaron claro que están en contra de la destrucción de la selva, que al mismo tiempo es su hogar. Muchos de los participantes en la manifestación de rechazo a la obra de la carretera tuvieron que desplazarse durante seis días para pelear por sus derechos. Hasta el Ministerio del Ambiente y el palacio presidencial llegaron.

La carretera destruiría partes del Parque Nacional Cross River, una joya biológica irremplazable, según el científico Thomas Lovejoy, quien ha asesorado a tres presidentes de los Estados Unidos. Por su parte Mahmoud Mahmoud, investigador de la Agencia Nigeriana de Detección de Derrames y Agencia de Respuesta dijo “El proyecto abriría la caja de Pandora de los problemas ambientales, como las talas y la caza ilegal”. El profesor australiano William Laurence que investiga la destrucción de los bosques como consecuencia de la construcción de carreteras habla de una “autopista al infierno”.

Y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, que elabora la lista roja de especies amenazadas también se ocupa del caso del Parque Nacional Cross River. Martins Egot, uno de los portavoces de los Ekuri alarmó a los expertos durante uno de sus congresos, acerca de lo muy amenazados que están los tesoros de la naturaleza de Nigeria.

La presión crece por todas partes para proteger de manera efectiva el bosque de los Ekuri en lugar de saquearlo. La protesta continúa hasta que quede abandonado el proyecto de la carretera.