Detener a Monsanto en Argentina: agresiones a Sofía Gatica

Pancarta Monsanto no te queremos, queremos un mundo mejor Sofía Gatica con la periodista Marie-Monique Robin (Foto: http://madresdeituzaingo-sofia.blogspot.com.es)

27 nov. 2013

Salva la Selva repudia las amenazas, violencia física y daños psíquicos que está sufriendo en Sofía Gatica, representante de las Madres del Barrio Ituzaingó y premio Goldman (conocido como Nobel Alternativo). Sofía se ha convertido en un referente del rechazo mundial contra la empresa multinacional Monsanto.

Sofía Gatica ha sido amenazada de muerte por un hombre armado mientras se dirigía a su trabajo y el 22 de noviembre fue brutalmente golpeada por dos hombres a la salida de su trabajo. Estos hechos han sido denunciados en las Unidades Judiciales con dificultades por cierto, ya que ha habido trabas para que las denuncias fueran admitidas. Su abogado también ha presentado denuncias y pedido de custodia a la Justicia Federal.

Sofía Gatica forma parte de un grupo de personas que desde hace dos meses ocupan el predio donde en Malvinas Argentinas, en la provincia de Córdoba, la empresa multinacional de los transgénicos y los agrotóxicos Monsanto quiere construir una de las plantas de acondicionamiento de semillas de maíz más grande del mundo. Sofía perdió una hija al poco de nacer por una repentina parada de riñón, y tras investigar y unirse a otras madres de su barrio relacionaron esta muerte y otras con los efectos nocivos del glifosato para la salud. El glifosato es el herbicida más vendido del mundo, y está comercializado por la multinacional Monsanto.

Sofía Gatica hace un llamamiento a médicos y periodistas para que se comprometan desde su profesión a escuchar la voz de las víctimas y denunciar la consecuencias nefastas del modelo extractivo basado en la producción de transgénicos y la dispersión de potentes venenos, sobre los seres humanos y el medio ambiente.

La policía de Córdoba ha venido reprimido a quienes sostienen la protesta contra esta empresa, especialmente a Sofía Gatica. La propia empresa Monsanto ha iniciado una campaña sistemática para amedrentar y violentar a los luchadores, intentando responsabilizarlos por acciones que no cometieron, y que por lo tanto han respondido. Además, ciudadanos de Malvinas Argentinas y personas presentes en el acampe han sido amenazados por empleados de Monsanto. La última amenaza tiene todas las trazas de formar parte de esta estrategia amedrantadora.

Ante la impunidad y la desprotección, responsabilizamos al Gobernador de la Provincia por su inacción ante las denuncias, la falta de cumplimiento de los derechos humanos, su alianza con la empresa multinacional al haberla autorizado a establecerse sin trámites ni consulta a los ciudadanos de Malvinas Argentinas como dispone la ley, su hipocresía al negar que los transgénicos y agrotóxicos de Monsanto contaminan.

Monsanto contamina con sus productos los cuerpos de las personas y el ambiente, y también contamina las instituciones democráticas haciéndolas sus socias.

El Gobierno no debe defiender a una empresa Multinacional dejando indefenso a los ciudadanos de la provincia de Córdoba quienes mantienen pacíficamente un acampe en rechazo a la empresa hace dos meses!!

¡Fuera Monsanto!