Rechazan actividad minera en Íntag

8 abr. 2013

COTACACHI. Los asistentes a la reunión que se realizó el pasado sábado 6 de abril en el sector de Junín resolvieron rechazar la exploración minera en la concesión denominada Llurimahua, anteriormente en manos de la minera japonesa Bishimetals y posteriormente de la canadiense Ascendant Copper, así lo da a conocer el movimiento DECOIN a través de un comunicado.

COTACACHI. Los asistentes a la reunión que se realizó el pasado sábado 6 de abril en el sector de Junín resolvieron rechazar la exploración minera en la concesión denominada Llurimahua, anteriormente en manos de la minera japonesa Bishimetals y posteriormente de la canadiense Ascendant Copper, así lo da a conocer el movimiento DECOIN a través de un comunicado.

EVITAR CONFLICTOS.  Los participantes recordaron que por la presencia de estas empresas, en especial  la de la canadiense Ascendant Copper, generó violentos enfrentamientos entre comunidades, y numerosos atropellos de los derechos humanos de decenas de inteños.

Por ello se busca evitar los conflictos y divisiones antes vividos por los moradores de Íntag.

Otra de las razones por el rechazo a la minería se debe a los graves impactos sociales y ambientales identificados por los japoneses que elaboraron un estudio de impacto ambiental en el año de 1990 para una pequeña mina de cobre, en el cual se identificaron los siguientes impactos: deforestación masiva y desertificación del clima de Ìntag, la contaminación por metales pesados de los ríos y quebradas, y el desplazamiento de cientos de familias de por lo menos cuatro comunidades.
 
RESOLUCIONES. Entre las resoluciones tomadas por los asistentes están: continuar fortaleciendo la lucha; tomar control sobre la zona con acciones de vigilancia comunitaria; apertura al dialogo; desarrollar una efectiva comunicación y declararse como una zona en pie de lucha y celebrar el 15 de mayo el día de la dignidad inteña.