Naciones Unidas exigen fin de agrocombustibles

Maíz El maíz es un alimento, y no gasolina para coches

13 ago. 2012

El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación FAO, José Graziano da Silva, sostuvo al fin de la pasada semana que el gobierno de los Estados Unidos debe detener inmediatamente la producción de biocombustible.

Esto significaría un respiro para los mercados agrícolas y permitiría disponer del maíz como alimento y pienso, dijo el director de la FAO. En los Estados Unidos, la mitad de la cosecha de maíz se utiliza para la producción de etanol como sustituto de la gasolina.

El contexto de la dramática advertencia son los precios de los alimentos básicos que en los últimos meses han aumentado rápidamente en los mercados. Pronto estos aumentos se notarán en los precios al consumidor. La alimentación especialmente de los más pobres está amenazada. Una catástrofe de hambre y revueltas violentas podrían ser la consecuencia.

Se refuerzan las advertencias de los índices de los precios de los alimentos del mes de julio. Los precios aumentan en todo el mundo de tal manera, que amenaza una crisis grave: “Potencialmente, estamos ante una situación como la de 2007/2008”, dijo la economista Abdolreza Abbassian durante la presentación de las estadísticas. En aquel momento, hubo revueltas por hambre que sacaron a la gente a las calles en muchos lugares alrededor del mundo.

También el Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias IFPRI lo dijo claro el lunes con el comunicado de prensa “Respondiendo efectivamente a la sequía en los Estados Unidos puede prevenir otra crisis global de alimentos” (en inglés). Dirigiéndose al presidente de los estados unidos se lee: “detenga la producción de biocombustible de maíz”.

 

Participe en la protesta de Salva la Selva, que transmite el mismo mensaje “Presidente Obama: ¡no use comida como combustible!



Más información:

La FAO urge a Estados Unidos a suspender la producción de etanol de maíz