La violencia en Chiapas deben terminar

Simón Pedro Pérez López en Encuentro del MAPDER Actividad de MAPDER en defensa del territorio en la que participó Simón Pedro, recientemente asesinado (© Otros Mundos Chiapas)

20 ago 2021

La violencia se intensifica en el sur de México. Tras el asesinato del y activista de derechos humanos y ecologista Simón Pedro Pérez López, también ha muerto a tiros un fiscal especial que investigaba los sucesos violentos en la localidad de Pantelhó.

El 10 de agosto de 2021, el Fiscal Especial para Asuntos de Comunidades Indígenas, Gregorio Pérez, fue asesinado cerca de su oficina en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, en Chiapas. El coche del fiscal fue alcanzado por seis disparos aparentemente efectuados contra Pérez por un motociclista.

El presidente de México, López Obrador dijo en televisión que "ya se iniciaron las investigaciones y parece que está vinculado con lo de Pantelhó. No podemos decir más, se está haciendo la investigación y vamos a seguir actuando".

El fiscal Pérez había estado investigando los sucesos violentos ocurridos en la localidad mayoritariamente indígena de Pantelhó, vinculados a un grupo parapolicial local y a varias bandas criminales. Los residentes cerca de la frontera con Guatemala se han quejado durante mucho tiempo de la violencia y la anarquía en la zona causadas por los cárteles de la droga, los traficantes de armas, los traficantes de personas y otras bandas criminales.

En Pantelhó, desde el mes de marzo, han muerto varias personas, siendo acosadas, golpeadas, secuestradas y desplazadas, y muchas casas han sido saqueadas e incendiadas. En amplias zonas de Chiapas, el Estado mexicano ha perdido el control que ha pasado a grupos criminales.

Salva la Selva condena enérgicamente estos asesinatos, así como todos los demás actos de violencia que afectan principalmente a las comunidades indígenas muchas de las cuales intentan llevar a cabo una defensa del territorio frente a proyectos extractivos.

Hacemos un llamamiento al gobierno mexicano y a las autoridades competentes para que investiguen y resuelvan inmediatamente todos los asesinatos, actos de violencia y crímenes, y para que lleven a los autores ante la justicia y los condenen. Tienen que restablecer el orden público y la seguridad y garantizar los derechos de todos los habitantes por parte del Estado. Por otro lado, tomarse la justicia por la mano y la existencia de  grupos armados no son un medio apropiado para restaurar el estado de derecho en Chiapas.