Para la sociedad civil el Acuerdo UE Mercosur, no va

Tala de la Amazonía en Brasil Los pueblos indígenas de Brasil son unos de los mayores perjudicados por el Acuerdo UE Mercosur (© Paulo Fridman/Alamy Stock Foto)

26 feb 2021

Es la conclusión que Salva la Selva deja en el Parlamento Europeo, en una semana con un montón de actividades relacionadas con el tratado UE Mercosur. Guadalupe Rodríguez, de Salva la Selva, intervino el miércoles en un debate sobre el Tratado UE Mercosur en la Comisión de Peticiones PETI de ese Parlamento (por videoconferencia).

La Comisión de Peticiones tiene la función de conectar a la ciudadanía con las instituciones y en la misma, Salva la Selva entregó la petición que dio lugar al debate: “El tratado UE-Mercosur es una amenaza para bosques y selvas”, en nombre de las +385.000 personas que firmamos.

Durante la sesión de debate el 24 de febrero 2021, tuvimos la oportunidad de exponer ante los representantes parlamentarios europeos y miembros de la Comisión Europea, los principales argumentos en contra de la ratificación del Tratado, en su actual forma, por lo que pedimos que se detenga.

Dichos argumentos son la urgencia de detener la deforestación y destrucción de los bosques y otros ecosistemas importantes. En segundo lugar, la protección de los derechos fundamentales de los pueblos indígenas y de toda la población cuyo sustento depende de estos ecosistemas. Manifestamos también la preocupación que las amenazas que ya enfrentan, se agudizan todavía más ahora bajo el gobierno de extrema derecha del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aunque señalamos que el problema es estructural y data de gobiernos anteriores. Al mismo tiempo, al oponernos al tratado destacamos en tercer lugar la perversa catástrofe climática que impulsa, lo que significa que Europa no estaría contribuyendo a sus compromisos climáticos.

También aprovechamos para pedir que la petición quede abierta en esta Comisión, para que el debate continúe vivo.

El representante de la Comisión Europea a cargo de dar respuesta, Sr. Paolo Gazotti, de la Dirección General de Comercio DG TRADE, trató de minimizar los argumentos sugiriendo, entre otras cosas, que Bolsonaro es sólo un fenómeno momentáneo y que el acuerdo es en realidad entre gobiernos. A esto contestamos que la política de todos los gobiernos brasileños se basa en la explotación masiva de los recursos naturales no sólo en Brasil, sino en todos países de Mercosur. Hay muchos otros biomas en Brasil y en los países del Mercosur que es necesario defender, como el cerrado, la Mata Atlántica, el Pantanal y en Paraguay, el Chaco, que también están siendo deforestados.

También argumentó que no hay aranceles para la soja, y tampoco los habrá con el Tratado, por lo que no hay cambio, mientras uno de los eurodiputados que participaron en el debate, Sr. Jordi Cañas, preguntó cuestionó la relación entre la deforestación y la importación de soja de Brasil a la UE y el Acuerdo UE-Mercosur. Nuestra respuesta a esta cuestión es que a más exportaciones y más comercio, sí se da más deforestación. Un estudio científico de la propia Comisión Europea sustenta este hecho.

Apoyaron la petición y los argumentos la eurodiputada del grupo de los Verdes, Anna Cavazzini y Thomas Waitz, y Eleonora Evi, que comparten ampliamente nuestras preocupaciones sobre deforestación, derechos humanos y cambio climático y rebatieron igualmente los argumentos de los diputados a favor de ratificar el Acuerdo. Waitz destacó que si actualmente no se cumplen ni los tratados internacionales actuales en los que se escuda la Comisión, mucho menos van a respetar condicionados no vinculantes de un Acuerdo comercial que no tiene salvaguardas ni mecanismos de sanción a los que acogerse. Por su parte la diputada del grupo Left, Sira Rego, se preguntó por los beneficios que estos Acuerdos comerciales suponen para unas pocas multinacionales, reforzando nuestro propio punto de vista. También puso bajo el ojo crítico la dictadura de los tribunales de arbitraje que someten a los países. Y reivindicó que las cuestiones ambientales permanezcan en la agenda.

El Acuerdo de Asociación UE Mercosur es amplio. La parte comercial es competencia exclusiva de la UE y la somete a la aprobación del Parlamento Europeo y los líderes de la UE. Y la parte amplia de cooperación requiere un proceso de ratificación más largo, en el que se necesita la ratificación de los parlamentos de todos los países miembro. Bruselas estudia actualmente formas de lograr la ratificación del Acuerdo UE-Mercosur, a pesar de la oposición de la sociedad civil europea y los grupos ecologistas. Uno de sus intentos apunta a dividir el acuerdo para acelerar su firma. Pero queda mucho por discutir.

La Comisión de Peticiones PETI decidió mantener la petición abierta solicitando remitirla a otras comisiones como ENVI y AGRI para pedir sus criterios. Algunos de los eurodiputados que participaron subrayaron que la petición permitiría continuar el debate en el Parlamento Europeo sobre el acuerdo, algo difícil dada la actuación cerrada y poco transparente que al respecto mantiene la Comisión Europea.

Seguiremos informando.

La intervención (6 min) está disponible en diferentes traducciones siguiente enlace (a partir de 13:55:20).

Hemos subido también los textos en

Español

Inglés