Brasil: los monos aulladores pueden respirar tranquilos

Mono aullador negro (Alouatta carayá) "en peligro"

26 mar. 2018

Excelentes noticias para los monos aulladores – Netflix modificó el episodio de su serie "72 animales peligrosos: América Latina” y eliminó la información incorrecta que podía causar una matanza de monos aulladores a gran escala.

El séptimo episodio de la serie repetía el mito largamente desacreditado de que los monos aulladores pueden transmitir la fiebre amarilla – una enfermedad potencialmente mortal – a los seres humanos. Pero el virus lo transmiten solo los mosquitos. En Brasil está actualmente en curso un brote de fiebre amarilla y la serie jugaba con los temores de las personas que potencialmente están expuestas a la enfermedad. De este modo, contribuía a la matanza de innumerables monos aulladores por parte de personas aterrorizadas por la idea de contraer la enfermedad.

En realidad, los monos aulladores juegan un papel fundamental en la protección de los humanos contra la fiebre amarilla: los monos enfermos mueren en tan pocos días, que su muerte constituye una alerta temprana y sirve para que las autoridades sanitarias tomen medidas urgentes.

Salva la Selva llamó la atención sobre el asunto con una petición -actualmente archivada- que ha sido firmada por más de 132.000 personas de todo el mundo y respaldada por 60 primatólogos y otros científicos de un amplio rango de instituciones internacionales. Netflix no ha respondido ni directamente ni públicamente a la petición, pero sí han editado el capítulo sobre los monos aulladores para corregir la información incorrecta que estaba contribuyendo a la matanza de los monos.

El primatólogo Júlio César Bicca-Marques de la Pontifícia Universidade Católica de Rio Grande do Sul en Brasil declaró: “Estamos satisfechos de er que el asunto de Netflix se ha resuelto rápidamente. Es un gran paso adelante en dirección a eliminar la crueldad indiscriminada contra los monos aulladores y otros monos, que son auténticos ‘ángeles de la guarda’ en nuestra batalla contra la enfermedad. Reconociendo su función como ‘centinelas’ de la fiebre amarilla, Netflix también hace una contribución a la salud pública en Brasil”.