Ecuador: buen rumbo a una Amazonía sin petróleo

Indigenas contra la explotación petrolera Foto: Joke Baert/Fundación Pachamama

30 jul. 2013

Protestas y presión internacional ayudan a los pueblos indígenas. No hubo suficientes solicitudes de empresas petroleras de permisos de exploración en 3 millones de hectáreas de selvas. La fecha límite ha sido extendida por el gobierno ecuatoriano.

La pasada semana, líderes indígenas sacaron un comunicado en el que declaraban ejercer su derecho constitucional a “la resistencia que vamos a ejercer con firmeza contra toda empresa petrolera que pretenda ingresar a nuestros territorios”. Expresan además nuevamente su rechazo a la Ronda Suroriente y desconocen que se haya realizado un adecuado proceso de consulta previa.

Las comunidades indígenas de la Amazonía ecuatoriana no están solas. Salva la Selva y otras organizaciones ambientales han estado ayudando a difundir las denuncias de las comunidades y organizaciones locales y a que sus voces fueran escuchadas internacionalmente. Mediante una protesta online en la que participaron más de 67.000 personas de todo el mundo pedimos al gobierno ecuatoriano que cancelara la Ronda Petrolera en la Amazonía.

Las compañías muestran pues de momento prudencia en cuanto a destruir los últimos remanentes de selva virgen, un área que es el hogar de siete nacionalidades indígenas. El diario ecuatoriano El Comercio califica el escenario de “escenario de alto riesgo” y “no muy rentable para las compañías”, así como “el difícil y costoso acceso a los bloques y la falta de acuerdos con las comunidades indígenas”. Y el Wall Street Journal escribe que “comunidades indígenas y grupos ambientales han pedido a las empresas públicas y privadas que no participen en la Ronda, con el argumento de que viola los derechos de al menos siete nacionalidades indígenas imponiendo proyectos petroleros en sus territorios ancestrales”.

Aunque sólo momentáneamente, la selva queda a salvo. Hay que detenerse ahora a celebrar, y a continuación, seguir pidiendo que la Ronda Petrolera se cancele definitivamente y que los derechos de la población indígena y de la naturaleza misma sean respetados en tanto en cuanto la Amazonía no sea explotada. Toda la sociedad ecuatoriana saldrá ganando.

En estos momentos, Salva la Selva está dirigiendo otra petición al gobierno ecuatoriano para que proteja igualmente los derechos de los pueblos aislados. Participa y difunde.


Más información:

Documento de la Fundación Pachamama muestra muestra que no hubo participación adecuada de la población: Consulta previa en la décima primera ronda petrolera – ¿Participación masiva ciudadana?