Indígenas de la Amazonía: petróleo destruye la selva

Poblado amazónicoIndígenas amazónicos en contra de la explotación petrolera

“Rechazamos la XI Ronda Petrolera: nuestra propuesta es defender los últimos bosques que sirven al bien del Ecuador y del mundo”. Con este llamamiento, indígenas del Ecuador piden apoyo internacional en contra de los planes gubernamentales de extraer petróleo en la Amazonía. Por favor, apoye la protesta.

El 28 de noviembre de 2012 comenzó Ecuador a ofrecer 21 bloques a empresas petroleras -hablamos de 3 millones de hectáreas de tierra. Por decisión del presidente ecuatoriano Rafael Correa, la empresa petrolera pública Petroamazonas es la primera en obtener licencia.

Estudios científicos muestran, que la fauna y flora que vive en la región es más abundante que en ningún otro lugar del mundo. La extracción petrolera ya ha causado la deforestación y contaminación de vastas áreas de selva en el país sudamericano, así como perjuicios a las personas que habitan las áreas petroleras.

Para siete nacionalidades indígenas, la selva es su hogar y la base de su sustento. Son los propietarios legales con títulos de tierras reconocidos oficialmente. Con campañas publicitarias engañosas, trucos pérfidos y corrupción, el gobierno y las empresas petroleras intentan dividir a las poblaciones afectadas y su movimiento de resistencia.

Esto contradice la Constitución ecuatoriana que protege el derecho a vivir en un medio ambiente sano y tratados internacionales como el 169 de la OIT. En junio, la Corte Interamericana de Derechos Humanos decidió que el estado violó derechos fundamentales del pueblo indígena de Sarayaku con la entrega de una concesión petrolera en su territorio.

Por favor, firme la petición que encuentra en el recuadro blanco, a la derecha. Puede hacerlo fácilmente completando el formulario bajo la carta con sus datos.

Comienzo de la acción: 16/11/2012

17/12/2013

Fundación Pachamama presenta recurso de apelación al Acuerdo Ministerial de disolución

  • El recurso, dirigido a la ministra del Ambiente, Lorena Tapia, solicita declarar la nulidad de pleno derecho  y dejar sin efecto el Acuerdo Ministerial No. 125.

  • El MAE tiene un plazo de 15 días para pronunciarse sobre la suspensión de la medida y dos meses para responder al recurso de apelación.  

Quito, 12 de diciembre de 2013 - Fundación Pachamama, una organización ecuatoriana de la sociedad civil con más de 16 años de trabajo, presentó en las instalaciones del Ministerio del Ambiente del Ecuador (MAE), el recurso de apelación y la solicitud de suspensión del Acuerdo Ministerial N°125 que disolvió, el pasado 04 de diciembre, a esta organización.

 

El documento, dirigido a la titular del MAE, Lorena Tapia, contiene la solicitud para declarar la nulidad de pleno derecho  y dejar sin efecto el Acuerdo Ministerial expedido por el Ab. Juan Raúl Guana Pilataxi, Coordinador General Jurídico, Delegado de la Ministra del Ambiente.

 

Entre los antecedentes que Fundación Pachamama expone para pedir la nulidad del Acuerdo se encuentran: la disolución de la organización sin notificación previa, sin debido proceso, sin permitirle el derecho a la defensa y en base a acusaciones no probadas.

 

El recurso se fundamenta en el artículo 176 del Estatuto del Régimen Jurídico Administrativo de la Función Ejecutiva que establece la posibilidad de plantear un recurso de apelación, cuando el acto administrativo impugnado vulnera derechos reconocidos en la ley y en la Constitución.

 

A partir de  la fecha de presentación, el MAE tiene un plazo de 15 días para pronunciarse sobre la suspensión de la medida y dos meses para responder al recurso de apelación.

 

Fundación Pachamama rechaza la decisión del Gobierno de disolver a la organización,  pues ninguno de sus ocho integrantes participó de los hechos violentos del pasado 28 de noviembre, en el marco de la XI Ronda Petrolera.

 

Fundación Pachamama es una organización independiente, sin vínculos políticos partidistas, que no es opositora a  ningún gobierno y que cree en el trabajo conjunto entre sociedad civil y Estado. No promueve actos de violencia, pues cree en la paz como el único mecanismo de protesta legítimo.

 

Más información en: http://pachamama.org.ec/fundacion-pachamama-presenta-recurso-de-apelacion-al-acuerdo-ministerial-de-disolucion/#sthash.VcwdxuXJ.dpuf

Mujeres protestan con la boca tapadaMiembros de la Fundación Pachamama ante la sede clausurada de la ONG (Foto: El Universo)

05/12/2013

Gobierno ecuatoriano persigue a ecologistas y defensores de derechos

El Ministerio del Interior ecuatoriano retiró el permiso de funcionamiento de la Fundación Pachamama de Ecuador. La ONG trabaja desde hace 16 años en el país por los derechos de los pueblos indígenas y en defensa de la naturaleza. Sus oficinas en Quito han quedado clausuradas. ¿Qué significa?

Todas las organizaciones ecuatorianas e internacionales lo ven como un gesto de autoritarismo y existe gran preocupación entre los movimientos ciudadanos de ese país de que este hecho pueda ser “sólo es el comienzo” de una amplia censura hacia quienes se oponen al extractivismo. El caso no es único, desde 2009 el gobierno ecuatoriano endureció la legislación para el funcionamiento de las ONGs y clausuró hasta el momento 29 de ellas.

El gobierno justificó el cierre de las oficinas de la Fundación Pachamama ayer 4 de diciembre en Quito con el argumento de un supuesto intento de agresión contra el embajador chileno, Juan Carlos Lira, durante una reciente protesta contra la explotación petrolera, el día 28 de noviembre. Según el diario ecuatoriano El Comercio, el gobierno alega "injerencia en políticas públicas" y "atentado contra la seguridad interna y paz".

Pero muchas organizaciones sociales y ambientales coinciden en apreciar que la motivación real del gobierno es otra: silenciar a quienes se oponen a la explotación petrolera, minera y otros megaproyectos con importantes afectaciones sobre los ecosistemas biodiversos del país, y las consecuencias de este extractivismo no sólo para los pueblos indígenas y campesinos, sino también para toda la población.

Según declaró Belén Páez, presidenta de la ONG al mismo rotativo "llegaron 15 personas de civil que se presentaron como funcionarios de varios ministerios y de la policía, y nos notificaron que hubo una orden ministerial de disolución de la fundación". http://www.elcomercio.com.ec/negocios/FundacionPachamama-ONG-ambientalista-explotacion-petrolera-Ecuador_0_1041496012.html.

Más temprano esta misma semana, la Fundación Pachamama había expresado en un comunicado su profunda preocupación por la política petrolera ecuatoriana, que busca actualmente concesionar tres millones de hectáreas de territorio amazónico a empresas petroleras sin llevar a cabo un proceso de consulta previa, libre e informada a las comunidades que lo habitan, pertenecientes a siete diferentes nacionalidades indígenas.

En este contexto, la Fundación Pachamama deja claro que “ni apoya ni participamos en ningún acto violento” y que no permitirán que esta el cierre de la oficina, que consideran una agresión hacia la Fundación, desvíe la atención y los debates sobre el tema de fondo “que es la violación de los derechos colectivos de los pueblos indígenas amazónicos y de los derechos de la Naturaleza, por una ronda petrolera realizada contra la voluntad de los legítimos propietarios de los territorios afectados”. Precisamente en estos temas se centra la labor de la Fundación Pachama.

Desde Europa, Salva la Selva/Rainforest Rescue/Rettet den Regenwald se solidariza con la Fundación Pachamama, sus trabajadores y organizaciones contrapartes y se compromete a denunciar la injusticia que está sufriendo y a continuar creando espacios de resistencia global donde se puedan debatir estas cuestiones y rebatir estas injusticias.

Rueda de prensa sobre el cierre de la Fundación Pachamama: jueves 5 de diciembre a las 11h en Alejandro de Valdez N24 33 y Av. La Gasca. Agradecemos la máxima difusión.

Más información en el siguiente pronunciamiento de la Fundación Pachamama

-----------------------------------------------------------------------------------------

FUNDACION PACHAMAMA A LA OPINION PÚBLICA NACIONAL E INTERNACIONAL

Lamentamos informar que en horas de la mañana de hoy, miércoles 04 de diciembre de 2012, en las oficinas de Fundación Pachamama en la ciudad de Quito, se presentaron funcionarios de la Intendencia de Policía de Pichincha y procedieron a clausurar las instalaciones a la vez que nos dejaban una resolución del Ministerio de Ambiente por la que se disuelve nuestra organización.

Dicha disolución es un acto arbitrario que busca reprimir nuestro legítimo derecho a disentir de la decisión del Gobierno Nacional de entregar en concesión territorios de las nacionalidades indígenas amazónicas a empresas petroleras, sin respetar sus derechos constitucionales, especialmente a la consulta libre, previa e informada, de acuerdo a los estándares del Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

Nuestra posición se fundamenta en el ejercicio de la defensa de los derechos humanos y de la naturaleza y se concreta en acciones enmarcadas en el estado de derecho. Desde hace dieciséis años hemos ofrecido nuestro apoyo solidario a las organizaciones indígenas que legítimamente representan a los pueblos ancestrales de la Amazonía.

Rechazamos las manifestaciones violentas que provengan de cualquier sector. Ni apoyamos ni participamos en ningún acto violento. No se nos puede imputar actos en los que no hemos participado.

Por nuestro trabajo en defensa de los derechos hemos sido agredidos pública y violentamente mediante expresiones de quien detenta el poder político, difundidas ampliamente por los medios de comunicación bajo control del gobierno. Eso es violencia. También es violencia disolver a una organización intempestivamente, sin causa legal alguna, sin un debido proceso que garantice la legítima defensa.

Frente a esta agresión, manifestamos:

1. No renunciamos a nuestro derecho a defender los derechos.

2. Impugnaremos la ilegal decisión por todos los medios legales a nuestro alcance.

No permitiremos que la agresión de que somos víctima, desvíe la atención y el debate del tema de fondo que es la violación de los derechos colectivos de los pueblos indígenas amazónicos y de los derechos de la Naturaleza, por una ronda petrolera realizada contra la voluntad de los legítimos propietarios de los territorios afectados, a través de una “socialización”, no una consulta.

Maria Belén Páez

PRESIDENTA DE FUNDACIÓN PACHAMAMA

Artículos en la prensa ecuatoriana:

Ecuador clausura una ONG ambientalista http://www.elcomercio.com.ec/negocios/FundacionPachamama-ONG-ambientalista-explotacion-petrolera-Ecuador_0_1041496012.html

Así en un minutito tuvo lugar la clausura de la Fundación Pachamama

Ver video en YouTube http://www.youtube.com/watch?v=wPRqVH-DXDw

Más en El Comercio:

http://www.elcomerciodelecuador.es/negocios/FundacionPachamama-apelacion-ONG-ambientalista-explotacion-petrolera-Ecuador_0_1041496036.html

Grupo de mujeres amazónicasMujeres marchan en defensa de la selva

23/10/2013

Mujeres amazónicas defienden la selva para la vida

Rechazan la explotación petrolera no solo en el Parque Nacional Yasuni sino también en el Sur Oriente y en toda la selva virgen del Ecuador.

Ellas exigen un diálogo amplio, respetuoso y sincero. Por eso, en el frío de Quito estuvieron esperando y esperando hasta poder encontrarse con el Presidente del Ecuador y con miembros de la Asamblea Nacional (parlamento ecuatoriano) quienes con diferentes tácticas disuasivas intentaron ignorarlas.

Pero esto no les es fácil, pues la determinación de las mujeres es grande y las demandas que traen son importantes. Quieren denunciar la expansión la la frontera petrolera en la Amazonía, la ausencia de una consulta previa, libre e informada y los impactos particulares de la extracción de petróleo sobre las mujeres. Al mismo tiempo rechazan todo menosprecio y tergiversación de sus demandas, y toda forma de violencia sobre sus cuerpos, territorios y formas organizativas.

A la espera de un trato digno
Finalmente fueron recibidas por el pleno y entregaron una petición oficial en manos de la presidenta de la Asamblea Gabriela Rivadeneira. Al no recibir respuesta concreta ni quedar constancia del quórum, las mujeres consideran que su pronunciamiento no fue tomando en cuenta dentro de la agenda del día y como un tema oficial. Corre ahora pues el plazo de dos días que han dado a la Asamblea para dar un pronunciamiento oficial sobre su visita y petición.

No más petroleras
En palabras de Patricia Gualinga, dirigente de las mujeres de la comunidad Sarayaku, comunidad que tiene un largo historial de resistencia contra la invasión petrolera “No entrarán más petroleras en la Amazonía y defenderemos esta posición desde nuestros territorios hasta las últimas consecuencias”.

Kawsak Sacha
Su propia propuesta de convivencia y conservación de la selva se denomina ¨Kawsak Sacha¨. Significa Selva Viviente y hace mención al territorio como sagrado y como patrimonio cultural de los pueblos originarios. Es una propuesta preservación colectiva, de conservación y convivencia de la selva amazónica del centro sur del Ecuador.

Las mujeres amazónicas invitan a toda la sociedad a movilizarse y pronunciarse en apoyo de sus demandas.

Salva la Selva hace llegar su solidaridad y su apoyo a través de este comunicado y dará seguimiento y apoyo continuado desde la distancia a la movilización de las mujeres ayudando a difundir todo avance e incidencia que se presente.


Más fotos de la marcha de las mujeres
Mujeres por la vida marchan desde la Amazonía hasta Quito [Foto-Reportaje]

Indigenas contra la explotación petroleraFoto: Joke Baert/Fundación Pachamama

30/07/2013

Ecuador: buen rumbo a una Amazonía sin petróleo

Protestas y presión internacional ayudan a los pueblos indígenas. No hubo suficientes solicitudes de empresas petroleras de permisos de exploración en 3 millones de hectáreas de selvas. La fecha límite ha sido extendida por el gobierno ecuatoriano.

La pasada semana, líderes indígenas sacaron un comunicado en el que declaraban ejercer su derecho constitucional a “la resistencia que vamos a ejercer con firmeza contra toda empresa petrolera que pretenda ingresar a nuestros territorios”. Expresan además nuevamente su rechazo a la Ronda Suroriente y desconocen que se haya realizado un adecuado proceso de consulta previa.

Las comunidades indígenas de la Amazonía ecuatoriana no están solas. Salva la Selva y otras organizaciones ambientales han estado ayudando a difundir las denuncias de las comunidades y organizaciones locales y a que sus voces fueran escuchadas internacionalmente. Mediante una protesta online en la que participaron más de 67.000 personas de todo el mundo pedimos al gobierno ecuatoriano que cancelara la Ronda Petrolera en la Amazonía.

Las compañías muestran pues de momento prudencia en cuanto a destruir los últimos remanentes de selva virgen, un área que es el hogar de siete nacionalidades indígenas. El diario ecuatoriano El Comercio califica el escenario de “escenario de alto riesgo” y “no muy rentable para las compañías”, así como “el difícil y costoso acceso a los bloques y la falta de acuerdos con las comunidades indígenas”. Y el Wall Street Journal escribe que “comunidades indígenas y grupos ambientales han pedido a las empresas públicas y privadas que no participen en la Ronda, con el argumento de que viola los derechos de al menos siete nacionalidades indígenas imponiendo proyectos petroleros en sus territorios ancestrales”.

Aunque sólo momentáneamente, la selva queda a salvo. Hay que detenerse ahora a celebrar, y a continuación, seguir pidiendo que la Ronda Petrolera se cancele definitivamente y que los derechos de la población indígena y de la naturaleza misma sean respetados en tanto en cuanto la Amazonía no sea explotada. Toda la sociedad ecuatoriana saldrá ganando.

En estos momentos, Salva la Selva está dirigiendo otra petición al gobierno ecuatoriano para que proteja igualmente los derechos de los pueblos aislados. Participa y difunde.


Más información:

Documento de la Fundación Pachamama muestra muestra que no hubo participación adecuada de la población: Consulta previa en la décima primera ronda petrolera – ¿Participación masiva ciudadana?