Petrolera italiana ENI explotará el océano Ártico de Alaska

15 ene 2018

Triste victoria: en diciembre de 2017, competiendo con otros gigantes de la industria petrolera, logró ENI el permiso para llevar a cabo unas exploraciones en el Ártico, en Alaska, a 100 millas de una reserva natural, desde una plataforma en Oliktok Point. El peligro es “inminente", advierten desde el Centro para la Diversidad Biológica.

El permiso ha sido concedido por la administración Trump y la Oficina de Seguridad y Control Ambiental (Bureau of Safety and Environmental Enforcement) y se localiza concretamente en el Mar de Beaufort, en el Océano Ártico.

La plataforma se situará al oeste del Artic National Wildlife Refuge - reserva natural de vida silvestre que se extiende a lo largo de la costa de North Slope, Alaska.

El riesgo de accidentes de la perforación en el Ártico, teniendo en cuenta el proceso anual de avance y retroceso del hielo marino, pesa sobre esta reserva natural. "La perforación de petróleo en el Ártico representa un peligro inminente” , dijo Kristen Monsell, directora del programa en defensa de los océanos del Center for Biological Diversity. "La administración de Trump se arriesga a la posibilidad de que suceda un gran derrame de petróleo", agregó.

Invitada a hacer declaraciones por el diario The Washington Post sobre el polémico permiso , ENI ha declinado.

Esta concesión a ENI estaría en línea con la reducción de al menos 10 áreas protegidas de Estados Unidos impulsada por el presidente Trump para favorecer la explotación de recursos naturales por algunos sectores extractivos de la economía, incluido el petrolero, con graves consecuencias ambientales demostrables.

ENI e Italia, cargan junto con la administración Trump, la responsabilidad de poner en peligro la seguridad del medio ambiente del Ártico y la conservación de una reserva natural de vida silvestre que se mantenía hasta ahora a salvo desde 2015 del peligro de la explotación petrolera en Alaska – en parte gracias a una ley de protección promulgada por la anterior administración .

Desde hace algunas semanas, Salva la Selva está difundiendo una petición que denuncia la reducción de las áreas protegidas por parte del presidente Trump. La organización se une así a las organizaciones ecologistas y ciudadanos estadounidenses que se oponen a esta decisión irresponsable: súmate tú también con tu firma.