14 hechos que desmienten las supuestas bondades de la caza

Elefante africano en la savana Los cazadores de trofeos persiguen animales especialmente grandes (© Istockphoto)

1 feb 2024

Por increíble que parezca, dicen que matar elefantes, rinocerontes y leones serviría para proteger la naturaleza y proporcionar ingresos a la población más vulnerable. Estos mitos de los partidarios de la caza se desmienten en un nuevo informe firmado por Salva la Selva junto con otras organizaciones.

Cada año, decenas de miles de animales salvajes son abatidos en todo el mundo por cazadores ávidos de trofeos particularmente grandes o excepcionales, como colmillos, cuernos o pieles. Cuanto más rara es una especie, más elevados los precios de los paquetes de viaje y tasas para poderles disparar. Las especies en peligro y estrictamente protegidas, como los elefantes y los rinocerontes, no se libran de este "hobby".

La Unión Europea (UE) ocupa el segundo lugar a nivel mundial en la importación de trofeos de caza, solo Estados Unidos la supera. España es el segundo mayor importador dentro de la UE, después de Alemania, y el primer importador de trofeos de leones africanos.  

Según datos de Humane Society International/Europe, en los países de la UE han entrado casi 15.000 trofeos de caza pertenecientes a 73 especies internacionalmente protegidas entre 2014 y 2018. Esto equivale a un promedio de cerca de 3.000 trofeos anuales, incluyendo especies como leones africanos, elefantes africanos y rinocerontes negros, todos en peligro crítico de extinción. Además, se han importado trofeos de cebras, guepardos, ovejas argalíes de Asia casi en peligro y osos polares, considerados vulnerables. 

Entre 2014 y 2018 España importó 2117 trofeos de caza de 51 especies de mamíferos en peligro de estinción incluidos en la lista roja de la Convención de Washington, CITES. Un número que la pandemia de COVID-19 no logró reducir, dado que en los años 2019 y 2020, los cazadores de trofeos de España consiguieron importar más de 1.000 trofeos.

Durante el mismo periódo desde 2014 a 2018, la UE importó trofeos de 889 leones africanos, de los cuales 229 eran leones salvajes, como el conocido Cecil. A pesar del escándalo público ocasionado por la caza de un elefante en Botsuana por el entonces rey, Juan Carlos I, en 2012, España está a punto de igualar el primer puesto como importador de trofeos de elefantes africanos en la UE.

Alemania, España y Dinamarca son responsables del 52% del total de estas importaciones. En 2021 se importaron legalmente en Alemania 435 trofeos de caza de especies protegidas, 538 en 2022 y 569 en 2023.569 trofeos de caza de especies protegidas importados legalmente en Alemania en 2023.

No todos los paises europeos son favolables a la importación de trofeos. El Parlamento de Bélgica votó por unanimidad el 25 de enero de 2024 prohibir la importación de trofeos de especies amenazadas como el hipopótamo, el guepardo y el oso polar. Francia legisla actualmente sobre una prohibición similar. España debería seguir su ejemplo.

Para justificar esta sangrienta actividad, el lobby de la caza esgrime argumentos que no resisten el escrutinio científico y que las asociaciones ecologistas y de protección de los animales refutan.

El informe "Facts about trophy hunting: debunking the myths of trophy hunting enthusiasts" (Hechos sobre la caza de trofeos: desmitificando los mitos de los entusiastas de la caza de trofeos) elaborado por iniciativa de la organización alemana Pro Wildlife de Munich y cuenta con el apoyo de 18 grupos, entre ellos Salva la Selva (Rettet den Regenwald e.V.). Con una extensión de 19 páginas y 133 notas, se hace referencia a estudios e informes científicos, desmientiendo los 14 mitos frecuentemente esgrimidos por el lobby a favor de la caza de trofeos.

En síntesis:

14 mitos sobre la caza de trofeos desmentidos por los hechos

Mito 1: "La caza de trofeos protege a las especies".

Hecho 1: La caza de trofeos reduce las poblaciones de especies amenazadas y protegidas.

Mito 2: "La caza de trofeos se dirige a animales en exeso o de elevada edad".
Hecho 2: Los cazadores de trofeos matan animales especialmente importantes para la supervivencia de sus poblaciones.
Mito 3: "La caza de trofeos previene la caza furtiva".
Hecho 3: La caza furtiva y las prácticas ilegales prosperan en las zonas de caza.
Mito 4: "La caza de trofeos está estrictamente regulada y es sostenible".

Hecho 4: La corrupción y la mala gestión están muy extendidas, falta regulación y control.

Mito 5: "La caza de trofeos garantiza poblaciones sanas de animales".

Hecho 5: La caza de trofeos descuida el contexto ecológico.

Mito 6: "La caza de trofeos reduce los conflictos entre humanos y animales".

Hecho 6: La caza de trofeos aumenta los conflictos entre humanos y animales.

Mito 7: "La caza de trofeos combate la pobreza".
Hecho 7: El dinero de la caza de trofeos va a parar casi exclusivamente a la industria cinegética y a las cadenas de corrupción, no a personas empobrecidas en las zonas rurales.
Mito 8: "La caza de trofeos financia las áreas protegidas".
Hecho 8: Los costes de conservación de las zonas protegidas superan con creces los escasos ingresos de la caza.
Mito 9: "La caza de trofeos no puede ser sustituida por el turismo fotográfico".
Hecho 9: El turismo fotográfico es mucho más rentable que la caza de trofeos.
Mito 10: "La caza de trofeos es éticamente aceptable".
Hecho 10: Matar por placer no es ético y es incompatible con las leyes de protección animal.
Mito 11: "La caza de trofeos es una forma de explotación sostenible".
Hecho 11: La industria de la caza de trofeos practica el "greenwashing".
Mito 12: "La prohibición de importar trofeos de caza viola los derechos humanos".
Hecho 12: Las prohibiciones de importación se basan en el derecho de los Estados a la autodeterminación y la responsabilidad hacia las personas y la naturaleza.
Mito 13: "La prohibición de importar trofeos de caza es neocolonial".
Hecho 13: La caza de trofeos refuerza las estructuras coloniales y la injusticia.
Mito 14: "La conservación de la naturaleza y la ciencia apoyan la caza de trofeos".
Hecho 14: Los conflictos de intereses y los vínculos con la industria cinegética distorsionan la objetividad.

Descarga el documento:

En inglés: Trophy Hunting Facts - Myths of trophy hunting debunted

En alemán: Fakten zur Trophäenjagd: Mythen der Trophäenjäger*innen entarnt


  1. especies en peligro y estrictamente protegidas

    La prohibición se aplica a las especies clasificadas como A y B en el reglamento europeo CE nº 338/97 de 9 de diciembre de 1996.

    -

    El anexo A del reglamento europeo abarca las especies más amenazadas. Incluye las especies enumeradas en el apéndice I de la CITES y determinadas especies de los apéndices II y III de la misma convención, a las que la Unión Europea desea conceder un estatuto de protección más elevado.

    En los apéndices B y C figuran las especies de los apéndices II y III de la CITES. Los especímenes de las especies incluidas en los apéndices B y C pueden comercializarse si se han obtenido legalmente y si el volumen del comercio no es perjudicial para las poblaciones silvestres.

    El Apéndice D incluye especies no incluidas en CITES para las que la Unión Europea controla los volúmenes de importación.

    Más información: Prohibición de la importación y exportación de trofeos de caza de especies protegidas: legislación propuesta adoptada.

  2. Convención de Washington, CITESConvention on International Trade of Endangered Species

  3. Hechos sobre la caza de trofeos: desmitificando los mitos de los entusiastas de la caza de trofeosTítulo del documento original en alemán: "Fakten zur Trophäenjagd: Mythen der Trophäenjäger*innen entarnt", en https://www.prowildlife.de/wp-content/uploads/2022/05/mythenpapier-trophaeenjagd.pdf

    En inglés: Trophy Hunting Facts Myths of trophy hunting debunked, en https://www.prowildlife.de/wp-content/uploads/2024/01/myths-debunking-paper.pdf

Suscríbete ahora al boletín de Salva la Selva

Recibirás alertas de acción y actualizaciones - ¡con tu ayuda seguimos salvando la selva!