Un SÍ al Parque Nacional Yasuní

Yasunidos en rueda de prensa, el 10 de mayo de 2023 Yasunidos en rueda de prensa (© Yasunidos) Parque Nacional Yasuní en Ecuador Vegetación del Yasuní (© Peter Prokosch © GRID-Arendal/CCBY-NC-SA 2.0)

10 may 2023

En un plazo máximo de 75 días el Ecuador podrá decir "SÍ a la defensa del Yasuní, sus pueblos, sus bosques y sus especies". Será en el marco de una consulta popular que pidieron más de 700.000 personas preocupadas por el avance petrolero en la Amazonía ecuatoriana. Hace diez años que esperaban y por fin, podrán hacerlo.

"Este es un momento de emoción y celebración, que además se da con amplia observación internacional, porque se demuestra que con la participación ciudadana se pueden proteger los derechos de la naturaleza y de los pueblos", así comenzaba la rueda de prensa Esperanza Martínez, de Acción Ecológica.

En 2013, se conformaba el grupo Yasunidos. Era urgente proteger el Parque Nacional Yasuní de la explotación petrolera. Desde ese momento, proponían como eje de su campaña una Consulta, mecanismo de participación ciudadana previsto en la Constitución del Ecuador. La decisión estaba en manos de la Corte Constitucional, que emitió ayer un veredicto favorable.

Liderado por jóvenes que no han dejado de persistir en su empeño, hoy celebran YAsunidos junto a todas las personas y organizaciones que les han apoyado un gran triunfo que todavía tiene ante sí un gran paso.

El tema central de la consulta es mantener bajo tierra el petróleo del bloque petrolero 43 (Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT)), localizado en el Parque Nacional Yasuní, en la Amazonía ecuatoriana. La ciudadanía debía contestar en las urnas la pregunta: ¿Está usted de acuerdo con que el Gobierno ecuatoriano mantenga el crudo ITT, conocido como bloque 43, indefinidamente bajo el subsuelo? Esta pregunta ha tenido un apoyo masivo en las calles. Los derechos de participación han sido sistemáticamente vulnerados. Se intentó archivar el proceso una y otra vez pero no lo han conseguido”, explica Pedro Bermeo, abogado del colectivo Yasunidos en rueda de prensa. Ahora, antes de 75 días, todas las ecuatorianas y ecuatorianos tendrán por fin la oportunidad largamente negada por el estado de contestarla.

Celebrando el logro, Alicia Cahuiya, dirigenta de la mujer de la Confederación Nacional de Indígenas del Ecuador CONAIE, nacida en el Yasuní, cuenta cómo los pueblos indígenas que lo habitan, de los que su familia forma parte, han cuidado de la selva no sólo para ellos, sino para toda la humanidad, porque lo consideran un pulmón vital para todo el mundo. “No nos maten a cambio de petróleo, queremos que el gobierno nacional y también los internacionales lo entiendan. Respeten al Yasuní que es un ser vivo”, concluye.

La decisión de la Corte Constitucional del Ecuador se convierte en un hecho histórico no sólo en Ecuador, donde es la primera consulta popular de alcance nacional, propuesta por la ciudadanía. Según Yasunidos, marca también “un precedente mundial sobre la defensa de los derechos humanos y de la naturaleza”. Y por último, pero no menos importante, “se demuestra que podemos fiscalizar directamente al Estado e incluso detener actividades extractivas a través de procesos democráticos."

Es de suma importancia que la contestación "sí" a la pregunta salga ganadora. Pues según el comunicado de la Corte, "la consulta puede generar efectos jurídicos consistentes en que se suspendan las actividades de explotación y extracción de crudo ya iniciadas en el bloque 43". Logrado este objetivo, se deberá realizar "un retiro progresivo y ordenado de toda actividad relacionada a la extracción de petróleo en un plazo no mayor a un año desde la notificación de los resultados oficiales". Y el Estado no podrá iniciar nuevas relaciones contractuales para continuar con la explotación petrolera.

Aunque la consulta ha sido sistemáticamente boicoteada por los presidentes anteriores, como Correa y Moreno y también por el actual gobierno de Lasso que intentó repetidamente que se archivara,"no lo logró y queremos agradecer a todas las organizaciones sociales y colectivos, feministas, animalistas, estudiantes, abogadas, economistas, ecologistas y todos los sectores que se sumaron y aportaron en estos 10 años" afirma la vocera de Yasunidos Antonella Calle. Y concluye: "Aprendimos que esta lucha colectiva es el camino para la defensa de la vida y el Yasuní. Convocamos nuevamente a todos estos sectores que han formado parte de este camino, y también a las nuevas generaciones a que se sumen a la defensa del Yasuní y a la campaña".

Salva la Selva ha estado ahí y planificamos seguir acompañando.


Comunicado de la Corte Constitucional del Ecuador

Accede el texto íntegro de la Corte Constitucional

La conclusión positiva de la corte acerca de la consulta sobre el Yasuní se refiere a si la pregunta planteada por Yasunidos cumple los requisitos formales para llevar a cabo una consulta tal y como está previsto en la Constitución, y si además, las medidas a tomar que propone la pregunta son constitucionales. Es decir, verificar si la solicitud de consulta cumple los requisitos formales y materiales.

Cabe destacar, que Yasunidos presentaron la propuesta de consulta popular en el Consejo Nacional Electoral CNE el 22 de agosto de 2013, la misma que –luego de varias acciones administrativas y jurisdiccionales– fue remitida a la Corte Constitucional recién el 3 de octubre de 2022, extendiéndose la actual resolución como vemos por más de 10 años. La propia Corte lo considera un caso sui generis por la extensa demora en la tramitación del pedido, debido a irregularidades en diferentes instituciones del Estado.

Por ello, la Corte resuelve además llamativamente "reprochar el conjunto de acciones estatales que en su momento obstaculizaron el pleno ejercicio de los derechos de participación de los solicitantes y adherentes a la iniciativa de consulta popular en cuestión".

Estamos ante un triunfo contundente del derecho de la ciudadanía a decir NO al extractivismo.

Suscríbete ahora al boletín de Salva la Selva

Recibirás alertas de acción y actualizaciones - ¡con tu ayuda seguimos salvando la selva!