Conocimiento indígena y local, fundamental para conservar los bosques

Grabe Benin, reunión Diálogos comunitarios para la protección de bosques sagrados en Benin (© Grabe Benin)

1 mar 2022

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático IPCC ha publicado su último Informe. El Capítulo VII se refiere específicamente a los bosques tropicales. La comunidad científica considera urgente reducir los factores de la deforestación y la degradación de los bosques. Es fundamental tomar en cuenta el conocimiento indígena y local.

El 45% de las zonas boscosas del mundo se encuentran en los trópicos, y son uno de los reguladores más importantes del clima regional y mundial, sumideros naturales de carbono y los depósitos más importantes de biomasa terrestre.

Los bosques tienen un valor inconmensurable para la biodiversidad, los servicios ecosistémicos, las identidades sociales y culturales, los medios de vida. Juegan un rol importante en la adaptación y mitigación del cambio climático.

Para conservarlos, protegerlos y lograr contener el avance del cambio climático, es urgente reducir los factores de la deforestación y la degradación de los bosques, como la agricultura industrial de palma aceitera y soja, la ganadería y la extracción de madera para los mercados globales, que además son causa de acaparamientos de tierras.

A pesar de su gran importancia y la urgencia por protegerlos completamente de la destrucción, entre 1990 y 2020 se deforestaron 420 millones de hectáreas de bosque. Más del 90% de esa destrucción de bosques tuvo lugar en zonas tropicales.

El cambio climático afecta a los bosques tropicales por el calentamiento y el aumento de fenómenos extremos como las sequías y las olas de calor. Los incendios, más frecuentes, aumentan la mortalidad de los árboles y reducen su crecimiento, limitando la capacidad de regeneración de los bosques.

El cambio climático

  • Amenaza la biodiversidad, los servicios ambientales, los medios de subsistencia de las comunidades forestales y la capacidad de resistencia a las perturbaciones climáticas

  • Está alterando la estructura y la composición de las especies de las selvas tropicales, incluyendo las transiciones de bosques húmedos a bosques secos en regiones como el Amazonas, y de tierras bajas a altas.

  • Debilita el potencial de sumidero de carbono de los bosques tropicales en la Amazonía y, en menor medida, en África y Asia

Conservación y manejo sostenible de los bosques para que se adapten al cambio climático

El contexto geopolítico, los sistemas de valores y los modelos de desarrollo condicionan la vulnerabilidad al cambio climático y la capacidad de adaptación. Por ello hacen falta:

  • Políticas forestales que incentiven los servicios forestales (refugios de biodiversidad, almacenamiento de carbono).

  • Restauración de los bosques con especies nativas puede ayudar a su resistencia, si se combina con otras estrategias.

  • El conocimiento indígena y local acumulado a lo largo de miles de años contiene los mecanismos más efectivos de adaptación.

La deforestación tropical a gran escala

  • Afecta a los climas a escala regional y continental.

  • Tiene importantes repercusiones en la capacidad de recuperación de los bosques.

  • Reduce las precipitaciones y aumenta las temperaturas.

  • Deseca y fragmenta el paisaje agravando el riesgo de incendios

  • Produce la sabanización de los biomas forestales tropicales

A nivel político y de gobernanza

La complejidad y la incertidumbre son amplias, por lo cual, el IPCC apunta a que se requiere:

  • Proporcionar respuestas efectivas que detengan la deforestación, lo cual se viene demorando.

  • Asumir responsabilidad medioambiental creando capacidades

  • Suspender las subvenciones e incentivos perjudiciales

  • Tomar decisiones comprehensivas

  • Políticas preventivas que mantengan resilientes los sistemas ecológicos y sociales

  • Reforzar las leyes y políticas ambientales y su aplicación

  • Reconocer los derechos sobre la tierra y su tenencia

  • Participación inclusiva de las partes interesadas