Acción para defender la democracia, firmas entregadas en Bruselas

La Comisiaria Věra Jourová recibe la petición Acción de entrega de firmas de la Coalición CASE, contra demandas intimidatorias en Europa, el 1 de febrero 2022. (© Thomas Cytrynowicz)

2 feb 2022

Está en juego nada menos que nuestro Estado de Derecho y la libertad de expresión. Una docena de activistas se reunieron frente al edificio de la Comisión Europea en Bruselas para hablar con la la Comisaria Věra Jourová sobre las demandas por intimidación, también conocidas como SLAPP, que algunas organizaciones y personas estamos sufriendo.

213.432 personas se sumaron la petición dirigida a la UE en la que se pedía una mayor protección contra las demandas por intimidación. Durante una cita en Bruselas, la Comisaria Věra Jourová recibió la petición en persona.

Personas y empresas poderosas están cubriendo a quienes les critican con más y más demandas infundadas para silenciarlos. Por ejemplo, Salva la Selva fue demandada por una empresa indonesia en el Tribunal de Distrito de Hamburgo, porque denunciamos la destrucción de la selva tropical en Asia. También han llevado al Instituto de Medio Ambiente de Múnich (Umweltinstitut München) a los tribunales por criticar el uso de pesticidas en las plantaciones de manzanas del Tirol del Sur.

Juntas, ambas organizaciones iniciaron una petición contra las demandas por intimidación, que ha sido apoyada por cada vez más organizaciones.

"Una SLAPP no es sólo una bofetada legal para quienes nos vemos obligados a invertir mucho tiempo y dinero para nuestra defensa en interminables procesos judiciales, sino también una bofetada a los principios constitucionales y democráticos en sí mismos. Si queremos protegerlos, ya es hora de que haya una ley europea contra las SLAPP", dice Veronika Feicht, responsable de política agrícola en el Umweltinstitut München.

"Las SLAPP no sólo perjudican a activistas directamente afectados por una demanda, sino que pueden tener consecuencias de mayor alcance. Salva la Selva / Rettet den Regenwald tiene una demanda en Alemania interpuesta por una empresa indonesia, porque denunciamos la destrucción de la selva tropical en Indonesia. El hecho de que la empresa haya conseguido llevarnos a los tribunales en Europa pone en peligro a los ecologistas de Asia. Por ello, la Comisión Europea debe estar a la altura de su responsabilidad global", subrayó Marianne Klute, presidenta de Rettet den Regenwald/Salva la Selva en Hamburgo.

"Nadie debería tener miedo de expresar sus opiniones y compartir información importante para toda la sociedad", tuiteó la vicepresidenta de la Comisión, Jourová, tras la recepción de las firmas: "Nuestras democracias dependen del compromiso de periodistas y la sociedad civil en un entorno libre, abierto y diverso."

Con esta acción parece más cercano un entorno de mayor protección frente a las demandas por intimidación para activistas, ecologistas, periodistas y otras personas denunciantes en Europa.

Como el anuncio de la Comisaria europea debe ir seguido de acciones concretas, por el momento seguimos recogiendo firmas para la petición Defender la democracia ahora ¡Detengan las demandas intimidatorias!


Después de la acción de entrega de las firmas, la Comisaria Jourová tuiteó:

Nadie debería tener miedo de expresar sus puntos de vista y compartir información que nos importa a todos. Los litigios abusivos contra periodistas y defensores de los derechos humanos de la UE que hablan en interés público pueden y deben cesar. Gracias @CASECoalition por movilizar apoyo a #stopSLAPPs

y también:

La @EU_Commission está escuchando. Propondremos nueva legislación y medidas blandas para frenar #SLAPPs y actuar para salvaguardar la libertad de prensa en . Nuestras democracias dependen de la participación activa de los periodistas y la sociedad civil en un entorno libre, abierto y plural.” pic.twitter.com/XoOg765bI8

— Věra Jourová (@VeraJourova) February 1, 2022


Más información:

Comunicado de prensa (en inglés)