Belo Monte: millones para empresas europeas

42.185 participantes

Fin de la petición: 20 may. 2014

Más de un billón de euros obtendrán empresas alemanas por su participación en el proyecto de la mega hidroeléctrica Belo Monte en Brasil. La población indígena del río Xingu es la que sale perdiendo. El megaproyecto implica la destrucción de su selva. Exija a las empresas europeas que se retiren inmediatamente del proyecto.

Carta

La destrucción del río Xingu ya ha comenzado. Las retroexcavadoras remueven el suelo fértil, que servía para alimentar los gigantescos árboles. La población es amenazada y desplazada. Hasta 40.000 pueden llegar a perder los lugares qe habitan.

Belo Monte será la tercera hidroeléctrica más grande del mundo. El proyecto no tiene nada que ver con la producción de energía limpia. Se inundarán unos 600 km² de selva. Las plantas inundadas se pudrirán desprendiendo grandes cantidades de gases invernadero.

Los indígenas siguen defendiendo el lugar. Pero sus derechos y demandas están siendo desatendidas.

La industria es la que se beneficia de este desastre ambiental y humano. Empresas europeas recibirán cerca de 1,3 billones de euros en contratas. Sólo Voith Hydro, un joint venture de Voith y Siemens, ha recibe 443 millones. Alstom llega a los 500 millones, Andritz 330 millones, Daimler 86 millones. La compañía de seguros Münchener Rück recibe 16 millones de Euros de primas durante un período de cuatro años.

Mega hidroeléctricas para un mega crecimiento

Belo Monte está planificada para producir 11.000 MW -en gran parte para la producción de aluminio. El gobierno brasilero aspira a un gran crecimiento económico a través de las exportaciones, aunque sea como en este caso a costas del propio país.

Belo Monte no es un caso aislado. Existen planes para otras 150 hidroeléctricas en toda la amazonía. Los permisos para la construcción de cinco de ellas en el río Tapajós podrían ser inminentes. En todos los proyectos están involucradas empresas europeas.

Por favor, exija a las empresas europeas que se retiren inmediatamente del proyecto.

Más información

Proyectos hidroeléctricos pueden afectar la Amazonía

Un grupo de investigadores del Centro para la Legislación Ambiental Internacional, (Center for International Environmental Law), en Washington D.C, ha realizado un estudio dirigido por Matt Finer, con la finalidad de  evaluar el impacto que pueden tener los 150 embalses hidroeléctricos que planifican los gobiernos de los países andinos que miran hacia el Amazonas.  El 60% de las represas podría afectar el flujo vital de los ríos que corren desde los Andes y van hacia la Amazonía.

El documento fue publicado en la revista científica PLoS ONE. Finer ha indicado que “los resultados del estudio son muy preocupantes dada la conexión crítica entre las montañas andinas y las planicies amazónicas”, y añade, “no parece haber planes estratégicos sobre las consecuencias potenciales de perturbar una conexión ecológica que ha existido durante millones de años”.

El estudio, ha tenido en cuenta las represas que tendrían seis grandes ríos tributarios del Amazonas: Caquetá, Madeira, Marañon, Napo, Putumayo y Ucayali. Y en declaraciones a BBC Mundo, dijeron que el estudio abarca, “todas las represas hidroeléctricas planeadas con capacidad de más de 2 MW. Se contabilizaron 151 proyectos. De estos casi el 40% están en etapa avanzada de planeamiento y con procesos contractuales. Ello significa un considerable incremento. Ya existen 48 represas con más de 2 MW en la Amazonia andina”.

Finer señala que “el río Amazonas ha estado íntimamente vinculado a las montañas de los Andes durante más de 10 millones de años”, y que “los Andes proveen la gran mayoría de los sedimentos, nutrientes y material orgánico al Amazonas, alimentando un ecosistema que es uno de los más productivos del planeta.

Muchas de las especies de peces de importancia económica desovan solo en ríos alimentados por los Andes” y remarca que, “la falta de políticas regionales” obedece a dos razones: “los proyectos están siendo evaluados en forma individual antes de ser construidos” y que “la trayectoria de los ríos que nacen en los Andes es compleja y multinacional”. El estudio dice que más del 80% de las represas proyectadas permitirán la deforestación por la construcción de carreteras o la inundación de terrenos.

Por último, el investigador dijo a BBC Mundo que hasta ahora el libre flujo de los seis ríos estudiados, en la práctica no había sido afectado. Pero, “con la construcción de dos mega represas en el Río Madeira que ya están casi terminadas, el número de conexiones no afectadas se reducirá a 5”. Y con el número de represas proyectadas para cuatro ríos tributarios, podría haber sólo una o dos vías que fluyen libremente. Al momento de concretarse esas obras, es incierto el panorama futuro.

Información de BBC Mundo. Resumen de Sophimanía

Carta

A los directores de las empresas Voith Hydro, Siemens, Alstom, Andritz, Daimler und Münchener Rück

Estimados Sres.:

Los preocupantes efectos de la represa Belo Monte son devastadores. Su participación en el proyecto le convierte en co-responsable.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) comprobó en marzo 2012 que el proyecto Belo Monte viola los derechos de los pueblos indígenas. La construcción de la represa hidroeléctrica está privando de su sustento a los habitantes de la región de Altamira y del Xingu. Con este megaproyecto, Brasil está violando el derecho nacional e internacional.

Además, la construcción de Belo Monte no puede considerarse como una contribución a la generación de energía limpia. Todo lo contrario: la destrucción de la selva tendrá un efecto acelerador del cambio climático. El Amazonas es uno de los ecosistemas más sensibles de la tierra y tiene un efecto estabilizador sobre el clima. Su destrucción es irreversible y no se toma en cuenta el impacto sobre las generaciones futuras.

En la decisión de construir Belo Monte no se probaron suficientemente otras alternativas de menor impacto. Respeten los derechos humanos y el ambiente, excluyendo su participación en proyectos destructivos como Belo Monte en el futuro. Retírense del proyecto Belo Monte. Las recomendaciones de la Comisión Mundial de Represas deben ser tenidas en cuenta.

Atentamente,