Deben detener el saqueo de las selvas de Filipinas

Mujeres plantando arroz en la ladera de una montaña Mujeres indígenas plantan vegetales y arroz en sus parcelas. Si se tala el bosque, se pierde el sustento. (© CALG)

En la isla de Palawan, la naturaleza está más intacta que en ningún otro lugar de las Filipinas. Pero más amenazada que nunca por autorizaciones a la agroindustria para la tala de bosques increíblemente biodiversos que son además territorios indígenas. Pretenden establecer plantaciones industriales. Firma la petición en contra.

Noti­cias y actuali­zaciones Petición

Para: Presidente de la República de las Filipinas, Rodrigo Roa Duterte; Ministro de Medio Ambiente Roy A. Cimatu; Gobernador de Palawan Jose Alvarez

“Deben detener el saqueo de las selvas y de los territorios indígenas en el sur de Palawan. No más plantaciones industriales.”

Leer la carta

Palawan alberga numerosas especies endémicas, algunas de ellas, como las musarañas, los bucerótidos o los pangolines en sus variantes locales se encuentran en la Lista Roja de especies amenazadas.

La isla es Reserva de la Biosfera y al sur alberga el territorio ancestral de los indígenas Pala’wan. Los grupos que moran en las tierras altas, apenas tienen contacto con el mundo. Poseen una rica tradición oral y un profundo conocimiento de la naturaleza.

A pesar de esa riqueza ecológica y cultural, el Ministerio del Ambiente de Filipinas ha entrado en una empresa conjunta con la compañía Lionheart Agrotech. A través de la misma podrían llegar a transformar las selvas de tierras bajas y las tierras agrícolas en plantaciones industriales de coco.

Según la Coalición contra el Robo de Tierras (CALG), Lionhart ya habría destruido sitios sagrados y lugares de enterramiento de pueblos indígenas, sin que se haya compensado por los daños a las comunidades afectadas.

Además, la empresa habría invadido el Paisaje Protegido del Monte Mantalingahan, una de las diez únicas zonas de Filipinas designadas por la Alianza Mundial contra la Extinción de Especies y una de las once regiones más importantes para las aves en Palawan.

Como si no fuera lo bastante terrible, el gobierno provincial ha adoptado una resolución que promueve aún más la apertura de las tierras y valiosos ecosistemas de los pueblos indígenas para el desarrollo agrícola e industrial.

Sucede en desatención de las leyes ambientales y en flagrante contradicción con los derechos de los pueblos indígenas.

Por favor, apoya la resistencia indígena y firme la petición.

Más información

La Coalición contra el Robo de Tierras (CALG) informa que hay zonas de gran valor ecológico en las cercanías de las plantaciones de Lionhart que han sido preservadas por los pueblos indígenas desde tiempos inmemoriales. Uno de ellos es el Valle de Signapan, que es utilizado por los Tau't Batu, un subgrupo de los Pala'wan. Esta zona también ha sido declarada zona protegida para la investigación antropológica y arqueológica.

Después de tres años juntando pruebas y documentación y escribiendo peticiones, la resistencia de los pueblos indígenas comenzó a dar sus frutos. La Comisión Nacional de Pueblos Indígenas (NCIP) determinó que el memorando de entendimiento entre la empresa y las comunidades locales se basaba en la aplicación inadecuada del principio del CLPI. La NCIP revocó el Certificado de Precondición CP de Lionheart, que había permitido a la empresa operar en tierras de los pueblos indígenas.

En octubre de 2018, Lionheart firmó un Acuerdo de Empresa Conjunta (JVA) con el Departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales (DENR) para un importante plan de desarrollo forestal y plantaciones de árboles que cubría 3.500 hectáreas. Según el abogado indígena, el acuerdo ha pasado por alto completamente los procedimientos de Consentimiento Libre Previo e Informado CLPI.

Si quieres saber más detalles.

Más información:

Anterior petición de Salva la Selva ¡Necesitamos nuestras tierras, no palma aceitera!

Mongabay: On a Philippine island, indigenous groups take the fight to big palm oil

Earthsight: Oil palm expansion in the Philippines leading to illegal deforestation and rights abuses

Carta

Para: Presidente de la República de las Filipinas, Rodrigo Roa Duterte; Ministro de Medio Ambiente Roy A. Cimatu; Gobernador de Palawan Jose Alvarez

Estimados señores,

Le escribo para expresar mi apoyo a los pueblos indígenas de Palawan Ransang, Candawaga y Culasian.

Por favor:

- Anulen el acuerdo de empresa conjunta entre Lionheart Agrotech y el Departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales DENR, que al parecer concertaron sin Consentimiento Libre, Previo e Informado (CLPI) de las comunidades indígenas.

- Pongan fin a todas las actividades de Lionhart que tienen lugar dentro de las tierras ancestrales de los pueblos indígenas Pala'wan, incluyendo una planta de procesamiento de coco.

- Lleven a cabo una investigación exhaustiva sobre posibles irregularidades por parte de Lionheart durante el actual proceso de CLPI y lleven a los responsables ante la justicia.

- Encuentren formas apropiadas de compensación por cualquier daño ambiental y por las consecuencias sociales que Lionheart pueda haber causado a los pueblos indígenas de Barangays Ransang, Candawaga y Culasian.

- Retiren el proyecto de ley 675 de la Cámara de Representantes, por suponer una grave amenaza para el equilibrio ecológico y la integridad cultural de los pueblos indígenas barangays Bunog, Iraan, Punta Baja, Campung Ulay y Ransan de Rizal.

Atentamente,

Noti­cias y actuali­zaciones

Esta petición está disponible en los siguientes idiomas:

102.836 participantes

Con tu ayuda al­can­za­mos las 150.000:

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.

Actividad Reciente