Sin saberlo puedes estar quemando la selva tropical en tu barbacoa

Horno primitivo para producir carbón, y troncos de árboles talados en el Chaco paraguayo Árboles caídos de los bosques secos del Chaco paraguayo a punto de entrar en hornos de carbón. (© Earthsight) Jaguar Jaguar en el Gran Chaco (© Hugo Santa Cruz & Fundación Yaguareté)

Están talando los bosques del Chaco paraguayo y convirtiéndolos en carbón vegetal para barbacoas. Especies amenazadas y uno de los últimos pueblos indígenas que permanecen apartados de la sociedad industrial resultan perjudicados. Pide a los supermercados europeos que no vendan carbón de la destrucción de los bosques de Paraguay.

Carta

Para: Aldi, Carrefour, Lidl

Por favor, pide a supermercados que no vendan carbón vegetal para barbacoas que proceda de deforestación de los bosques tropicales del Chaco en Paraguay.

Leer la carta

Los bosques secos tropicales del Gran Chaco, en el corazón de América del Sur están desapareciendo más rápidamente que cualquier otro bosque de la Tierra. La destrucción desenfrenada amenaza jaguares, osos hormigueros, armadillos, 500 especies de aves y varias especies endémicas que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo.

También significa la exterminación para los Ayoreo, uno de los últimos pueblos indígenas que viven aislados de la sociedad industrial, que necesitan del bosque para seguir libremente su modo de vida nómada.

La deforestación se debe a la industria cárnica que sustituye las selvas del Chaco por pastos. Se talan los árboles centenarios de quebracho y se transforman en carbón vegetal en hornos primitivos. Más del 70% del carbón vegetal se exporta a Europa donde se consumen miles de bolsas por día.

“Sin saberlo, clientes europeos compran en forma de carbón vegetal empaquetado lo que antes fueron árboles ancestrales de Sudamérica, que acaban quemados en sus barbacoas”, dice Toby Hill de la organización ambiental británica Earthisght.

En los paquetes no se encuentra ningún dato sobre la procedencia del carbón. Sólo los nombres de las empresas distribuidoras en Europa.

Earthsight ha publicado, un informe completo que revela las devastadoras consecuencias ambientales del negocio de carbón en Paraguay. Hill ha seguido la trayectoria de los árboles carbonizados hasta supermercados europeos como Aldi, Carrefour y Lidl.

Vendiendo este carbón vegetal, los supermercados fomentan la destrucción de una de las últimas áreas silvestres más grandes del mundo. Treinta campos de fútbol se destruyen cada día, para abastecernos de carbón vegetal. En total cae en Paraguay casi un cuarto de millón de hectáreas de bosque por año para la producción de carne, soja y carbón vegetal.

Firma la petición.

Más información

El Gran Chaco se extiende entre Bolivia, Argentina, Brasil y Paraguay. Alberga varias especies endémicas y una gran biodiversidad que incluye 3.400 especies vegetales, 500 especies de aves, 150 mamíferos y 220 reptiles y anfibios. Su posición en el corazón del continente lo convierte en un importante refugio para las aves migratorias. Los jaguares pueblan las selvas junto al tapir, pecarí, armadillo gigante, capibara y oso hormiguero.

Mientras la deforestación afecta a los bosques a lo largo y ancho del Gran Chaco, está sucediendo a un ritmo más acelerado en Paraguay. El Chaco Paraguayo está cayendo en las garras de empresas privadas que crían ganado y producen carbón, estando ambas producciones destinadas a la exportación. El rosa que salpica las imágenes que se encuentran más abajo muestra la cantidad de bosques destruidos en Paraguay entre 2006 y 2015.

Al tiempo que se destruye la biodiversidad, esta deforestación amenaza el sustento de los indígenas Ayoreo. Algunas comunidades Ayoreo son nómadas y viven aisladas de la civilización industrial. Pero las cortas de bosque amenazan su existencia. El Relator Especial de la ONU para las cuestiones indígenas destacó este caso ante el gobierno paraguayo en diversas ocasiones advirtiendo la “seria amenaza que supone la expansión de la deforestación para grupos en aislamiento”.

Paraguay Karte

Foto 1: Los dos mapas de globalforestwach.org muestran la deforestación creciente (en fucsia) comparando 2015 con 2006

Un reporte reciente de la ONG británica Earthsight provee más detalles sobre esta crisis ambiental. Muestra cómo a principios de 2017 llegaron cada día 22.000 bolsas de carbón vegetal a Alemania, 5.000 al Reino Unido. Dicho reporte sigue el viaje del carbón paraguayo hacia los supermercados europeos que incluyen grandes cadenas de supermercados como por ejemplo Aldi, Lidl y Carrefour y hoteles y restaurantes en Alemania, Reino Unido, Portugal, Italia, España, Países Bajos, Grecia y Polonia.

El informe completo (en inglés):

Choice Cuts: How European and US BBQs are fuelled by a hidden deforestation crisis in South America

Hay varias opciones mejores. Personas que se preocupan por los bosques naturales y la vida silvestre deberían comprar carbón local de fuentes realmente sostenibles y comprobables, de cercanía y de recolección y no de bosques tropicales.

Guardar

Carta

Para: Aldi, Carrefour, Lidl

Estimados directivos:

La organización ecologista británica Earthsight ha seguido la trayectoria de carbón desde la destrucción del bosque en el Chaco paraguayo hasta -entre otras- sucursales de Aldi, Carrefour y Lidl en Europa.

La producción de este carbón tiene un efecto devastador sobre el medio ambiente y la población local. Los productores de carbón vegetal talan los bosques tropicales haciendo el trabajo sucio previo para la industria de la carne, que a continuación utiliza la tierra deforestada para convertirla en pastos y criar ganado. Esto afecta a muchas especies endémicas y en peligro de extinción, así como a comunidades indígenas Ayoreo que dependen de los bosques para su sustento y supervivencia.

La mayor parte de este carbón se exporta a países de Europa. Cada cliente que compra y quema este tipo de carbón en su barbacoa sin conocer su procedencia destructiva está contribuyendo involuntariamente a la rápida destrucción de los bosques en el Chaco paraguayo.

Por favor, tome medidas inmediatas para garantizar que su empresa no venda carbón que venga de la destrucción de bosques en Paraguay.

Atentamente,

Firma la petición

Con tu ayuda al­can­za­mos las 150.000:

136.365

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.

Actividad Reciente