¡No quemen la selva en el tanque de los automóviles!

ENI y destrucción de la selva Combustible de aceite de palma: para plantar palma aceitera se talan y queman las selvas tropicales (© Feri Irawan / Montage Rettet den Regenwald)

La empresa energética italiana ENI vende un nuevo combustible de aceite de palma. Se llama Diesel+ y contiene un 15% de aceite de palma. Se encuentra disponible en surtidores de 3.500 gasolineras de ENI. Importan el aceite vegetal del sudeste de Asia donde las plantaciones son la principal causa de la destrucción de las selvas.

Carta

Para: Gobierno italiano; directiva de ENI: Emma Marcegaglia, Directora y Claudio Decalzi, CEO

No produzcan más: el nuevo diesel de ENI con 15% de aceite de palma destruye las selvas

Leer la carta

ENI considera su nuevo combustible con aceite de palma Diesel+ en la cima de la innovación. Los principales componentes de la mezcla: 85% es combustible fósil y 15% aceite de palma.

El combustible de aceite de palma se produce en Marghera cerca de Venecia. ENI convirtió una industria petrolera en biorefinería. En el puerto entran los barcos de carga que transportan el aceite de palma desde el sudeste de Asia. Yvahora construye ENI en Sicilia (Gela) una segunda “refinería verde”.

Ambas centrales procesarán juntas 710.000 toneladas de aceite de palma al año, y con ellas 530.000 toneladas de biocombustible, según ENI.

La industria de plantaciones de palma es según investigaciones de organizaciones ambientales, la principal causante de la destrucción de selvas en el sudeste de Asia. Cada vez se establecen más plantaciones de palma para las que se tumban bosques y quema vegetación. No sólo afecta a especies amenazadas animales y vegetales, sino también a personas que pierden su tierra ancestral y su sustento de vida.

El biodiesel de aceite de palma causa tres veces más emisiones dañinas para el clima que el diesel de petróleo, advierten estudios encargados por la Comisión Europea.

El petróleo que ENI extrae en Nigeria tiene también un balance ambiental catastrófico. Hubo 349 derrames petroleros causados por sus operaciones en la cuenca del Níger sólo en 2014, según Amnistía Internacional.

El uso de biocombustibles en Italia ascendió a 1,2 mill de toneladas en 2014, de las cuales 1,2 mill de toneladas eran biodiesel y 11.700 etanol. El aceite de palma es con 570.000 toneladas (47%) la principal materia prima para biodiesel, seguida del aceite de colza (27%).

El estado italiano posee un 30% de las acciones de ENI. Pida a ENI y al gobierno italiano detener la producción de biocombustible de aceite de palma.

Más información

En el año 2014 según datos de ENI se convirtieron en Venecia 144.000 toneladas de aceite de palma en aceite de palma hidrotratado, que se mezcla con el combustible diesel. A partir de 2017 se procesarán 560.000 toneladas de aceite de palma por año, que serán convertidas en 420.000 toneladas de biocombustible cada año. Y cuando se termine la construcción de la refinería de biocombustible en Sicilia (en Gela), el consumo de este aceite vegetal alcanzará hasta 710.000 toneladas por año de los que se producirán 530.000 toneladas de biocombustible.

Italia importa 1,8 millones de toneladas de aceite de palma por año (2014) y se sitúa así en el segundo lugar de la UE, detrás de los Países Bajos (que importan 2,3 millones de toneladas).

Los argumentos de ENI y la opinión de Salva la Selva

Un cuestionario detallado remitido por escrito por Salva la Selva por email a los responsables del tema dentro de la empresa no ha sido respondido por ENI.

ENI publicita con el argumento de que el “nuevo carburante Diesel+ es sostenible”

Salva la Selva: un carburante que se compone en 85% de combustible fósil no puede por definición ser sostenible. Por un lado, el petróleo no es una materia prima que se regenere o vuelva a crecer. Y por otro, el aceite de palma que se produce en las áreas de selvas tropicales tampoco puede ser clasificado como amigable con el medio ambiente o verde. La industria de las plantaciones es la principal causante de la tala de selvas en el sudeste de Asia.

ENI escribe, hoy día el aceite de palma se utiliza ya en general para la producción de biocombustibles, para cumplir con la exigencia de la Directiva de Energías Renovables de la UE. Hasta entonces, la empresa había comprado un millón de toneladas de biocombustibles de otros productores en el mercado europeo. A causa de las “excelentes propiedades de su diesel verde”, ENI tenía que mezclar entonces menos biocombustible con el combustible fósil. Y así, ENI reducía el consumo de aceite de palma a un 15%.

Salva la Selva: la ley de la UE prescribe que la energía utilizada para el transporte hasta 2020 tiene que contener hasta un 7% de biocombustible. No hay ninguna obligación de mezclar específicamente aceite de palma. ENI parece intentar crear la impresión de que todos los fabricantes de biocombustible de Europa utilizan el aceite de palma como materia prima.

El hecho es: según estudios especializados, fue el aceite de colza el más utilizado en la UE en 2015 para la producción de biocombustibles, con 5,97 mill de toneladas, seguido de los aceites para reciclar (como los aceites de freír procedentes de la gastronomía) con 1,65 mill de toneladas (14,9%) y recién en tercer lugar se encuentra el aceite de palma con 1,63 millones de toneladas (14,7%). Y el ahorro que asegura hacer ENI de aceite de palma se refiere al contenido de aceite de palma hidrotratado en comparación con el biodiesel (FAME). El ahorro del consumo de aceite de palma no es real sino un truco de cálculo.

EL uso de aceite de palma de ENI puede tener presumiblemente motivos puramente económicos: el aceite de palma es más barato que otros aceites vegetales y puede transportarse por barco a bajo coste en grandes cantidades

ENI informa de que la materia prima para la producción de biocombustible es de momento el aceite de palma. En una segunda fase también se utilizarán grasas animales, aceites reciclados y aceites de algas, así como diferentes tipos de biomasa.

Salva la Selva argumenta que ENI intenta justificar la intruducción de aceite de palma y se proyecta al futuro sin mencionar cantidades y tiempos. El hecho es que ENI sólo en 2014 ha procesado 144.000 toneladas de aceite de palma en aceite de palma hidrotratado y que la demanda de ambas refinerías de biocombustible alcanzará los 710.000 toneladas de aceite vegetal para el año 2017. Qué proporción de otros aceites comprende esa cifra queda totalmente abierto de parte de ENI. Sólo una cosa es segura: el aceite de palma seguirá siendo en el futuro la principal materia prima para ENI.

ENI menciona que el aceite de palma está certificado según estándares europeos. Estos deben certificar, que la tierra con alta biodiversidad y capacidad de almacenar carbono no ha sido destruida, así como que los derechos humanos y territoriales se han respetado.

Salva la Selva: la UE prescribe la certificación de las materias primas introducidas de manera voluntaria y entre tanto ha reconocido 19 sellos de certificación diferentes. Es muy discutido si este conjunto de normas voluntarias son suficientes en realidad y si se respetan para evitar el establecimiento de plantaciones de palma en territorios indígenas y campesinos. El sello de la Mesa Redonda de Aceite de Palma SustentableRSPO reconocido por la UE es criticado por organizaciones ambientales de todo el mundo como “lavado verde”. Y Greenpeace ve incluso en RSPO “destrucción certificada”.

La certificación es un conjunto de normas burocráticas que en los países tropicales del sudeste de Asia no son prácticamente ni se consideran. Presuponen que las áreas de selva tropical están totalmente demarcadas, su estado registrado y que el derecho a la tierra es totalmente claro, así como que los países en los que se establecen las plantaciones se rigen conforme a derecho. Esto no es del todo exacto en Indonesia, Malasia o Papua Nueva Guinea.

Para empezar, son empresas privadas las que comprueban el cumplimiento de los criterios de certificación. Ya que los certificadores son directamente contratados y pagados por la industria de la palma aceitera y sus clientes, no son realmente independientes en sus evaluaciones. Según datos de la organización ambiental EIA, muchos de los certificados concedidos están llenos de signos de interrogación. Ya la primera empresa certificada por la RSPO fue duramente criticado por Greenpeace por contravenir los criterios establecidos por el sello, entre otros la tala de selvas tropicales y selvas de turbera así como conflictos por la tierra.

¿Barcos de guerra ecológicos?

Otro cliente de ENI para el biocombustible a base de aceite de palma parece haberlo encontrado ENI en la marina. Una mezcla al 50% del “diesel verde” habría sido ya probado con éxito en sus barcos de guerra. Con el alegre mensaje de una “flota verde” hacen publicidad tanto ENI como la misma Marina italiana.

Carta

Para: Gobierno italiano; directiva de ENI: Emma Marcegaglia, Directora y Claudio Decalzi, CEO

Estimadas Sras. y Sres.:

por favor, detengan sin demora la producción de biocombustible de palma.

El establecimiento de plantaciones de aceite de palma es la principal causa de la destrucción de las selvas en el sudeste de Asia. También el “sello” introducido por ENI no puede garantizar que se destruyan selvas y otros ecosistemas importantes para la producción de aceite de palma.

Por favor, detengan la publicidad que consideramos engañosa de un “nuevo combustible sostenible Diesel+”. Un combustible que se compone 85% de petróleo y 15% de aceite de palma no puede ser sostenible.

El petróleo que ENI extrae en Nigeria ha tenido consecuencias catastróficas para el medio ambiente y la sociedad. Sólo en 2014 causó ENI 349 derrames petroleros en la cuenca del Níger.

Atentamente,

Esta petición está disponible en los siguientes idiomas:

Firma la petición

Con tu ayuda al­can­za­mos las 200.000:

170.406

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.

Actividad Reciente