¿Incumple el Banco Europeo de Inversiones (BEI) los requisitos de diligencia debida con respecto a los préstamos para centrales eléctricas de biomasa?

Central de biomasa de Greenalia en Curtis, Galicia, España Planta de Biomasa de Greenalia en Curtis (© Salva la Selva)

15 sept. 2020

Un informe de investigación [1] publicado hoy por las ONG medioambientales Biofuelwatch [2] y Salva la Selva [3] plantea serias dudas sobre el proceso de diligencia debida del Banco Europeo de Inversiones (BEI) en relación con un préstamo de 60 millones de euros para una central eléctrica de biomasa en Galicia, España.

Se espera que el BEI aumente sus inversiones en proyectos de biomasa en el marco de su nueva estrategia energética y climática [4]. Su préstamo para la central eléctrica de biomasa, inaugurada en Curtis, Galicia, a principios de este año, representa una de sus mayores inversiones en biomasa hasta la fecha.

Los principales resultados del análisis de las ONG incluyen:

  • Eficiencia por debajo de los estándares mínimos establecidos en la normativa de la UE: el diseño de la central eléctrica ni siquiera cumple con el estándar mínimo de eficiencia neta establecido en la Directiva de Emisiones Industriales de la UE.

  • Suposición infundada de que sólo se quemarían residuos de talas de las cercanías: el BEI justificó el préstamo alegando que supuestamente sólo se quemarían los residuos madereros de la región circundante. Sin embargo, las pruebas fotográficas demuestran que también se queman troncos de grandes árboles.

Una respuesta del BEI al informe, recibida por los autores antes de su publicación, no aporta ninguna prueba o documentación que contradiga ninguna de las conclusiones.[5]

La coautora del informe, Almuth Ernsting, de Biofuelwatch declara: "Nos propusimos investigar este proyecto debido a preocupaciones ambientales más amplias, previamente planteadas por otras ONG. Nos sorprendió descubrir que el BEI parece haber firmado el préstamo basándose en datos dudosos, contradiciendo los documentos autorizados que subidos a su propio sitio web, sin notar que van en contra de las regulaciones de la UE".

Klaus Schenck de Salva la Selva, con sede en Galicia, afirma: "La planta de biomasa de Curtis ha sido muy controvertida entre las ONG ambientales de la región desde el principio, sin embargo, el BEI ignoró cualquier advertencia. Dados los resultados de nuestras investigaciones, creemos que el BEI debe realizar una revisión total de su apoyo al proyecto de biomasa".

NOTAS:

1] El informe está disponible en https://www.salvalaselva.org/files/es/Español-EIB%20Greenalia%20loan%20background-F.pdf

2] Biofuelwatch es una organización sin fines de lucro que investiga, promociona y realiza campañas sobre los impactos de la bioenergía a gran escala desde 2006: biofuelwatch.org.uk

3] Salva la Selva es una organización sin fines de lucro comprometida con la conservación de los bosques naturales y los derechos de sus habitantes: salvalaselva.org/

4] Véase eib.org/en/projects/sectors/energy/index.htm y eib.org/en/press/all/2019-313-eu-bank-launches-ambitious-new-climate-strategy-and-energy-lending-policy

[5] biofuelwatch.org.uk/2020/eib-response/



MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA BIOMASA:

Impactos adversos de la energía de biomasa