Llegamos al parlamento italiano a decir ¿Aceite de palma? ¡Insostenible!

Elisa Norio, Guadalupe Rodríguez, Dario Novellino en el Palazzo Montecitorio, Roma para evento sobre Aceite de Palma Insostenible Dario Novellino de CALG con Elisa Norio y Guadalupe Rodríguez de Salva la Selva ante el parlamento italiano

30 may. 2016

Elisa Norio y Guadalupe Rodríguez de Salva la Selva acudieron a la cita en el parlamento italiano junto a otros expertos y expertas.

El diputado italiano Mirko Busto (M5 Stelle) organizó la pasada semana en Roma un evento para alertar desde el parlamento sobre la insostenibilidad del aceite de palma, materia prima que se viene utilizando en forma masiva en Europa para la alimentación, así como para productos cosméticos y de limpieza. Además, el aceite de palma se usa en grandes cantidades para la producción de bioenergía, o más bien agrocombustibles, como los denominamos las organizaciones ecologistas de todo el mundo.

El objetivo del encuentro, uno de los primeros sobre el tema en Italia, era informar sobre los impactos de la expansión del cultivo de la palma aceitera, de cuyos frutos se obtiene el aceite de palma. Estos impactos se refieren a la deforestación de selvas tropicales principalmente en el sudeste de Asia, así como sus efectos negativos sobre las poblaciones indígenas en términos de derechos humanos. Para ello reunieron un grupo de expertos.

Durante el evento que tuvo lugar en el Palacio Montecitorio, sede del parlamento de Italia, pudieron escucharse en la Sala de la Reina que acogió el evento, declaraciones preocupantes como que “al ritmo de deforestación actual, para 2030 no quedarán selvas en Indonesia”.

Hasta Roma llegó Guadalupe Rodríguez de Salva la Selva quien expuso las políticas europeas que están impulsando el uso masivo del aceite de palma para la producción de bioenergías y cómo Italia no sólo no se queda atrás en este impulso, sino que incluso lo está fomentando por encima de las cuotas establecidas a nivel europeo. Advirtió además sobre la actual expansión de las fronteras del monocultivo de palma en Latinoamérica. Elisa Norio, representante italiana de la misma organización expuso cómo el gobierno italiano ha declarado el uso del aceite de palma como prioritario para el desarrollo del país, impulsando así la destrucción de ecosistemas y vidas humanas en países del sudeste de Asia. Y dejó esbozado el caso particular de la empresa energética semi estatal italiana ENI, la cual está convirtiendo sus refinerías convencionales de petróleo en refinerías de biodiésel, dándoles el nombre de refinerías “verdes”, a pesar de la destrucción ambiental que supone este tipo de energía.

Sergio Baffone explicó cómo el aceite de palma está presente en uno de cada dos productos procesados de venta en los supermercados, aunque hace 20 o 25 años nadie conocía esta materia prima. En Europa se consumen 6 millones de toneladas al año. Y expuso el impacto dramático que causa la expansión incontrolada de los monocultivos en en Sudeste de Asia para este gran consumo.

Dario Novellino de la Coalición contra el Robo de Tierras CALG (por sus siglas en inglés), expuso su experiencia de años de seguimiento y apoyo a los pueblos indígenas en diferentes países como Malasia y las Filipinas. Novellino es testigo directo de la destrucción cada vez más alarmantes de las selvas tropicales en áreas protegidas de gran valor como la isla de Palawan.

Roberto Cazzolla Gatti expuso las mentiras de la certificación del aceite de palma, explicando cómo la destrucción previa a la exportación está excluída del proceso de certificación, lo que convierte a estos sellos en una estafa y no en una garantía. Expuso además la imposibilidad de llevar a cabo controles fiables.

Pero también se habló de la salud humana ya que la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria EFSA (por sus siglas en inglés) confirma lo que algunas personas vienen diciendo, que es que el procesamiento del aceite de palma produce sustancias tóxicas para el genoma y cancerígenas, y que es muy difícil determinar las cantidades que hacen seguro su consumo.

El doctor Pier Luigi Rossi, Especialista en Ciencia de la Alimentación y Especialista en Higiene y Medicina Preventiva expuso el modelo de producción del aceite de palma como el típico de la alimentación que estamos viviendo, altamente tecnologizado y con productos que a menudo pueden no ser del todo adecuados al organismo humano. “La mano que lleva la comida a la boca está guiada por el marketing, más que por criterios de nutrición”, afirmó el doctor. Su postura se vio reforzada por la contribución de la bióloga molecular Candida Nastrucci.

El senador Carlo Martelli ha diseñado una propuesta de ley para prohibir la producción de biocombustible y otros usos del aceite de palma como el cosmético. El mismo aludió a los efectos negativos catastróficos de la expansión del cultivo de palma aceitera sobre el cambio climático. “No es aceptable esta destrucción sólo para la producción de una materia prima barata para la industria”.

Las conclusiones e invitación a formar una red de ciudadanos concienciados sobre el tema quedaron a cargo del diputado Mirko Busto, organizador del evento. Por los motivos descritos, miembros del Movimiento 5 Stelle tienen previstas varias iniciativas relacionadas con la restricción del uso de aceite de palma en Italia.