Ecologistas al presidente ecuatoriano Correa: ¡Salve la Selva!

Foto: www.agentur-standart.de

18 abr. 2013

Llega Correa a la Universidad Técnica de Berlín para una conferencia magistral. “Hey, Mr. President of Ecuador” y “las verdaderas riquezas de Intag son más importantes que el cobre. Déjelo bajo la tierra”, se lee en sendas pancartas. No sólo en Ecuador preocupan los planes extractivistas del país. Es un comité de recepción ecologista de organizaciones alemanas solidarias con la defensa de la vida y el bosque de Intag.

El bosque vale mucho más que el cobre

Ríos de tinta han corrido sobre el Yasuni y sobre la inminente destrucción de buena parte de la Amazonía ecuatoriana en pos de la explotación petrolera. Pero la región de Intag, provincia Imbabura, al norte del país es mucho menos conocida fuera del Ecuador. Aunque no tenga nada que envidiar a la región Amazónica en cuanto a riqueza biológica y cultural.

Los planes de los sucesivos gobiernos de extraer el cobre de debajo de la tierra vienen de muy largo -más de 15 años- y la población local nunca ha estado de acuerdo. Dos empresas multinacionales se han visto obligadas a abandonar la zona. La preocupación central la constituye la expectativa de que los bosques únicos en el mundo queden destruidos.
 
Solidaridad con Intag

A iniciativa de Salva la Selva y del grupo de Amigos de Intag en Alemania, en poco más de una semana se recogieron de todo el mundo a través de la web más de 61.000 firmas de solidaridad con los habitantes de Intag. En una carta piden al el presidente de Ecuador no explotar el cobre, respeto a los Derechos de la Naturaleza y al principio del Buen Vivir recogidos en la Constitución ecuatoriana. También piden detener la campaña de desprestigio y la criminalización hacia las personas y organizaciones locales que se oponen a la minería. Y apoyar las alternativas de desarrollo planteadas por las comunidades y organizaciones locales.
 
Esta carta fue entregada el martes 16 de abril junto con las 61.000 firmas al Ministro Coordinador de los Sectores Estratégicos, Sr. Rafael Poveda Bonilla. Más tarde, los activistas presentaron pancartas en la conferencia magistral del Presidente Correa, en las que volvieron alusión a su solidaridad con los habitantes de Intag, despertando la atención del presidente Correa.
 
Turno de réplica

Dada la unilateralidad del discurso del presidente encontramos aquí la posibilidad de contestarle.

Dijo el presidente que 61000 firmas de ciudadanos de todo el mundo no son nada, comparado con los 5 millones de votantes que le eligieron democráticamente. Pero ni uno sólo de esos millones de ciudadanos estará con seguridad de acuerdo con la destrucción de los últimos bosques tropicales primarios aún intactos en el norte de Ecuador.
La provincia vecina de Esmeraldas contempla la selva ya casi sólo como una anécdota y un recuerdo del pasado.

“Y si ustedes hacen una campaña para que nosotros no explotemos el mineral, pueden también hacer una para que Europa no consuma cobre", así Correa. Ya que no se dirigen a su gobierno, sino a las autoridades correspondientes, no sabe el Sr. Correa, que esta campaña para denunciar el uso masivo de -entre otros metales y minerales- el cobre, ya existe en Europa.

Como bien dice Correa, los productos de la minería son imprescindibles, para el transporte “no habrán venido ustedes a pie. Pero Correa no querrá destruir su país abastecer a los países del Norte de productos de la minería.

Correa menciona también que en la Constitución de Ecuador se inscriben los Derechos de la Naturaleza. Los ecologistas le señalan repetidamente que estos de nada vale si tan sólo figuran en el papel, pero no se respetan.

Otro de los argumentos esgrimidos por Correa es que las ONGs que critican a su gobierno le “hacen el juego al neoliberalismo”. Pero el juego al neoliberalismo lo hace su gobierno con su política de crecimiento a toda costa, aunque diga tomar en sus propias manos las riendas de la explotación de los recursos naturales. Aunque la explotación de recursos y seres humanos se transfiriera de las empresas privadas al estado,-la participación de las empresas privadas chinas, norteamericanas, o canadienses sigue siendo enorme en el Ecuador- sigue siendo explotación. No hay tal “inversion extranjera - pero con condiciones justas” como afirma Correa.

Con escepticismo dice también el presidente que “aunque algunas organizaciones de la sociedad civil -en este caso europeas- pueden ser bien intencionadas, lo que piden es infantil.”

Como “infantiles” son para él también a las organizaciones ecologistas ecuatorianas de larga trayectoria cuando se le acaban los argumentos. Sabe que su plan económico encierra severas contradicciones. El mismo lo dice, “a ustedes no les gusta la minería, a mi tampoco me gusta la minería”.
 
Mensaje para el presidente Correa

Los inteños le invitan de todo corazón a Intag. Visite Intag lo antes posible. Conozca un modelo de desarrollo alternativo y local fruto de años de muchos debates, pero sobre todo de esfuerzos. Mientras, los más de 61.000 preocupados por Intag quedamos vigilantes y pendientes de la respuesta prometida. No nos podemos quejar de toda la atención que el Presidente prestó a nuestra protesta. ¡Gracias por su atención presidente Correa!


Fotos

Fotos: Chiussi/Agentur StandArt, Mathias Hohman, Andreas Postrach y Christine Denck

Ver más fotos

http://hey-mr-president-of-ecuador.blogspot.de/