Exigen que se detengan concesiones petroleras en la Amazonía

Protesta en Houston

7 feb. 2013

Indígenas ecuatorianos confrontaron gira de promoción petrolera en la que el estado ecuatoriano licita concesiones petroleras que devastarán el bosque tropical y a las comunidades originarias que lo habitan.

Indígenas de la Amazonía ecuatoriana han acudido a la North American Prospect Expo (NAPE) en Houston, EEUU, para protestar por la participación del gobierno ecuatoriano en esta exposición bi-anual de la industria petrolera.
 
Aunque Jaime Vargas, Presidente de la Nacionalidad Achuar del Ecuador (NAE) y Narcisa Mashienta, líder comunitaria de la Nación Shuar del Ecuador tenían entradas y planes, el acceso les fue denegado.
 
Durante la Expo, oficiales del gobierno ecuatoriano se reunieron con empresas petroleras e inversionistas con el propósito de licitar 13 bloques petroleros en la Amazonía ecuatoriana en el marco de la XI Ronda petrolera Suroriente. Se trata de millones de hectáreas de áreas prístinas de la selva amazónica que cubren bosques primarios y donde viven siete nacionalidades indígenas: Shuar, Achuar, Kichwa, Shiwiar, Andoa, Waorani y Sápara. Ninguno de estos pueblos ha sido consultado de manera previa, libre e informada, un derecho reconocido internacionalmente.
 
Los indígenas se oponen a la XI Ronda petrolera desde su inicio. El 28 de noviembre ya hubo manifestaciones en Quito. Ahora “hemos llegado hasta aquí para decirle al gobierno ecuatoriano y a las empresas multinacionales que estas tierras no se venden,” dijo Jaime Vargas que añadió que “cualquier perforación petrolera en nuestros territorios será contestada con resistencia feroz. Hemos sido testigos al impacto de la explotación petrolera en el Ecuador y en el mundo y sabemos que sólo resulta en contaminación, pobreza y destrucción cultural. Defenderemos nuestras tierras sagradas y culturas como lo hemos hecho durante un milenio.”
 
“El gobierno ecuatoriano está decepcionando a los inversionistas,” afirmó Adam Zuckerman de Amazon Watch. “Estos bloques son los más controvertidos en todo el Ecuador, y ya existe una larga lista de empresas que han intentado buscar petróleo aquí y han fracasado. La evidente indiferencia del gobierno a los derechos de estas comunidades no solamente es ilegal, sino que también resulta un desastre para las empresas que intentan operar en algunas de las regiones más prístinas de la Amazonía.”
 
Organzaciones indígenas como la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) y la Confederación de Nacionalidades Indígenas Amazónicas del Ecuador (CONFENIAE) lideran esta posición de rechazo a la nueva ronda petrolera respaldadas por una red creciente de solidaridad indígena y organizaciones internacionales unidas en defensa de sus territorios, vidas y culturas. Su exigencia al gobierno ecuatoriano es la suspensión inmediata de licitación de estas concesiones petroleras amazónicas. Piden también un compromiso firme del gobierno ecuatoriano en observar la ley ecuatoriana y respetar los derechos territoriales de los pueblos indígenas y los derechos de la naturaleza, contemplados en la constitución ecuatoriana.
 
Más información