Detener las motosierras en Colombia

Representante de Salva la Selva con representante colombiana Entrega de firmas en la embajada colombiana

21 ene. 2013

Saltó la alarma de que la maderera Maderas del Darién – Pizano S.A. estaba preparando el terreno para una extracción forestal irregular de al menos 4000 árboles. Salva la Selva denunció internacionalmente con una protesta online y difundiendo ampliamente el caso.

El ecosistema y el territorio estaban amenazados de destrucción comunitario, y sus habitantes temían por sus derechos colectivos. El pasado jueves 17 de enero obtuvimos una cita en la embajada colombiana en Berlín, donde pudimos entregar las 72.877 firmas recogidas a través de la web de Salva la Selva a la responsable de Medio Ambiente de la embajada, Karol Daza Bula.

Durante la entrevista, exigimos que la embajada interceda para que el gobierno se comprometa a garantizar los derechos de los habitantes de Santa Rosa de Limón. La empresa maderera no cuenta con ningún tipo de base legal ni legitimidad para llevar a cabo sus planes de extracción de al menos 4000 árboles. Desde 2000, los habitantes de Santa Rosa de El Limón poseen un título colectivo sobre el territorio, que además cuenta con el estatus de Zona de Reserva Forestal. Las comunidades querían detener las motosierras de Maderas del Darién.

Con las firmas de apoyo en la mano, Salva la Selva pidió en la embajada que se garanticen los derechos de las comunidades, y que vigilen de cerca la posibles casos de tala y comercio ilegal de madera en el Atrato. Pedimos igualmente que se denuncie judicialmente a cualquier responsable de deforestación e irregularidades en este contexto.

La embajada aseguró que hará llegar la petición ante los diferentes responsables de las instituciones del Estado y de informarnos acerca de las medidas que piensan tomar.

Agradecemos por su apoyo a todos los que participaron de la protesta.