Colombia: se salva el río Renchería

Cerrejón no desvia el río Renchería Se salva el río Renchería

13 nov. 2012

La minera Cerrejón pretendía desviar 32 km del río para ampliar la explotación minera y extraer 500 millones de toneladas de carbón que se encuentran bajo el río (Proyecto P500). Este plan generó rechazo por una parte de la comunidad indígena wayúu.

La empresa minera El Cerrejón explota el carbón en la mina a cielo abierto más grande del mundo en el municipio de Barrancas, sur del departamento La Guajira.

En 2011, la empresa exportó 32 millones de toneladas de carbon.

Colombia suministra carbón a la Unión Europea, Norteamérica, Sudamérica y Asia para generación de energía eléctrica, industria y calefacción doméstica.

Muchos indígenas wayúu que viven en la región piensan que el Río Ranchería, el único que riega la zona semidesértica de la media y la baja Guajira, les da vida y que desviarlo es acabar con su pueblo. En su gran mayoría, el territorio es resguardo wayúu.

“La población, los gremios y de las comunidades indígenas, estudiantiles, sindicales, políticas y la sociedad civil, siempre se manifestaron en contra del desvío porque la afectación ambiental y cultural al río sería irreversible”, declara Igor Díaz, presidente nacional del Sindicato de Trabajadores de la industria del carbón Sintracarbón. Por su parte, voceros de la comunidad denunciaron que se "estaba comprando el 'sí' de las comunidades con chivos, hilazas y vacas", según le dijo a Semana.com Óscar Guariyu, el representante legal de la Asociación de Autoridades y Cabildos Indígenas Wayuu del sur de La Guajira.

Luego de numerosas denuncias que también cuestionaban las pre consultas, el Ministerio del Interior reconoció que ¨hay zonas grises¨ y se vio obligado a revisar los procedimientos de la empresa El Cerrejón. El propio Ministro del Interior, Fernando Carrillo Flórez, expresó que no es posible aprobar la desviación del río Ranchería sin que se surta un proceso claro y ampliamente participativo de consulta previa al pueblo wayúu.

Aunque la empresa El Cerrejón no quiere reconocerlo, la decisión de aplazar el proyecto del río Ranchería es un triunfo de La Guajira y de Colombia contra el abuso minero, que las organizaciones de afectados reivindican para sí. Una vez más asistimos a la prueba de que la movilización democrática y la unidad del pueblo es capaz de derrotar los proyectos de las trasnacionales.
Salva la Selva se une a la celebración de quienes han protestado incansablemente para conseguir este logro.

Hay que mantener la vigilancia por si la codicia lleva a las mineras Billiton, Xtrata y Anglo American, dueñas de Cerrejón a partes iguales a ir adelante con el proyecto, y también porque continúan con expectativas de elevar su producción y cumplir con "su proyecto actual de crecimiento elevando la producción de 32 a 40 millones de toneladas anuales para el 2015". Entre 2002 y 2011 el crecimiento fue de 53,2%.